Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

Versión estenográfica de la participación en Tribuna del senador Ricardo Monreal Ávila, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena en el Senado de la República, en Sesión Ordinaria

Gracias, ciudadano Presidente.

Me había abstraído del debate, pero no admito ningún adjetivo ni ninguna de las expresiones que aquí se han hecho. No lo admito.

Nosotros padecimos durante muchas décadas la dictadura de la mayoría, sufrimos en carne propia la exclusión, el desprecio del Gobierno y de las mayorías.

Rechazo cualquier expresión de corruptos. No, los corruptos son ya saben ustedes quien, que ahora están en proceso y van a seguir en proceso. No admito ninguna de las expresiones peyorativas en contra del grupo.

He sido muchos años parlamentario, el PRI y el PAN, juntos, desde hace décadas, sometieron al Poder Judicial de la Federación. El PRI y el PAN, durante décadas se repartían los ministros, los magistrados, los jueces de distrito. El PRI y el PAN, durante décadas se repartieron los espacios en el Tribunal Federal Electoral.

El PRI y el PAN, durante décadas se repartían los espacios en el Tribunal Federal Administrativo. El PRI y el PAN, durante décadas se repartieron los órganos jurisdiccionales en los estados. El PRI y el PAN, durante décadas se repartieron como cuotas de poder grosero, una y otra posición.

A mí no me lo pueden contar, lo viví. Había personalidades, candidatos a jueces, a ministros, a magistrados o magistradas de alto nivel académico, y fueron las cuotas las que se impusieron. El PRI y el PAN decidieron desde la época post-revolucionaria, asaltar al Poder Judicial Federal.

No nos vengan ahora con estas poses de actitudes que no les resultan correctas. Todo está inscrito en lo electoral, hay campaña y esto representa votos, esa es la verdad.

Cómo pueden decirse sorprendidos quienes votaron a favor, 85 votos; ¿a los 85 los engañaron? ¿A las 85 las engañaron? ¿Pues qué están haciendo? Somos senadores y senadoras que, por cierto, yo por estar ausente no voté, yo por estar ausente; estaba en una reunión y tuve que cancelarla, aquí enfrente, para venir a participar del debate.

Yo respeto el derecho de los legisladores que presentan reservas. Lamento mucho algunos discursos que por honor a la palabra, no voy a decir de quiénes, porque estaban enterados de esta propuesta. No se llamen a sorprendidos, no se llamen asaltados.

Por eso, me parece indignante que con un lenguaje soez, vulgar, se nos insulte a los legisladores de la mayoría.

Yo voto en conciencia, bajo mi estricta responsabilidad.

Los llamo a la cordura. Los llamo a la calma. Los llamo a la prudencia.

No todo es tiempo electorero, no todo es etapa de campaña política.

Fueron 85 votos contra 25 y cuatro abstenciones; no puede ser que los hayan engañado, torcido el brazo o simulado, a los que les -dice el senador Dante que así fue- pues a los que les torcieron el brazo deben de tener el valor civil para denunciarlo, para denunciarlos a quienes lo hicieron.

Ahora bien, todos los partidos que ahora se llaman a sorpresa de un procedimiento legislativo que cotidianamente realizamos en el Pleno, tienen caminos jurisdiccionales, pero también tienen caminos legislativos, porque somos Cámara de origen.

En la Cámara de Diputados, que es la Cámara de revisión, que actúa como Cámara revisora, pueden enmendar, pueden corregir, si ellos lo estiman pertinente y por mayoría eliminar esta reserva que se ha aprobado y que lo propuso el Partido Verde Ecologista de México.

Yo les diría, ese enojo y ese coraje, esa indignación que sienten, trasládenla a la Cámara de Diputados a partir de ahora y convenzan a los legisladores de sus grupos parlamentarios y a la mayoría para que nos corrijan la plana. No sería la primera vez que esto sucede; no sería la última vez que esto sucede.

Lo que no me parece correcto y propio, es esta actitud vociferante, esta actitud poco propia de camaradas del Senado.

Pueden estar enojados, pero no puedo admitir insultos.

Yo nunca he tenido un insulto para ningún compañero, a pesar de que puedo estar… si hay preguntas las contesto, Presidente.

SENADOR EDUARDO RAMÍREZ: Sonido en el escaño del senador Damián Zepeda.

SENADOR DAMIÁN ZEPEDA VIDALES: Le agradezco, Presidente.

Vamos a mantener el debate, como dice, en el ámbito del respeto y del diálogo.

Yo debo decir que sí hay una sorpresa, Presidente, al menos un servidor no la conocía. Pero aunque la hubiera conocido, porque mi pregunta es, digamos las cosas con verdad, ¿amplía o no amplía ilegalmente dos años este cambio a la Presidencia de la Corte?

El artículo 97, y por favor si lo pueden leer, dice que el Presidente de la Corte dure en su cargo cuatro años y que no se puede reelegir; así, es tajante.

Y esta reforma, en un transitorio de una ley, dice que le amplía dos años más. No puede ser, es ilegal.

Dos. Pido que lean el artículo 100 del Consejo de la Judicatura, en el tema específico, y dice que duran cinco años los consejeros, Presidente, cinco años. Y esta reforma, ¿sí o no?, los hace durar siete; o sea, les regala dos años más.

Es abiertamente ilegal, por eso es con distintos modos, pero por eso es la molestia, pues, porque es un tema ilegal.

Y el problema, en efecto, lo podemos impugnar, tiene usted toda la razón; nada más que, ¿por qué vía y ante quién?

La única manera de impugnarlo, ¿sí o no?, es la acción de inconstitucionalidad, ¿y ante quién es eso? ¿Sí o no ante la Corte, pues?

Por eso afirmamos que es un abuso.

SENADOR RICARDO MONREAL: Senador, a mí me gusta su tono. Me parece que el debate es pertinente y usted se caracteriza siempre por ser estudioso en sus temas.

Es discutible, pero le voy a decir cómo pienso yo que es:

Ahora que venía de aquí del restaurante de enfrente, que votaba encarrerado, pensé por qué, porque yo tenía unos minutos de haber platicado con el senador Dante, no de esto, no de esto, nunca platicamos de esto, en honor a la verdad.

Es más, él me sostuvo que él, por congruencia, iba a votar con su Grupo Parlamentario en contra de todo, y no platicamos más. Y me explicó sus razones y yo se las respeté. Así fue.

Pero déjeme decirle, senador Damián, que la naturaleza jurídica de los transitorios y su temporalidad, sí pueden aplicar aún en contrario sensu, de normas jurídicas aplicables.

Al menos tenemos precedente; le voy a decir un precedente, cuál fue: El del Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal.

Este Senado, es el precedente, que recuerdo debe haber más, extendió el plazo de los actuales magistrados del Tribunal Federal Electoral.

El senador Dante, quiere hacer una pregunta.

SENADOR EDUARDO RAMÍREZ: Les recuerdo que no estamos en una etapa de discusión.

Se ha dado la oportunidad de expresarse a cada uno de los senadores por esta ocasión, y debido a que el senador que está haciendo uso de la palabra acepta la pregunta, senador Dante Delgado, tiene usted uso de la palabra y sonido en su escaño.

SENADOR DANTE DELGADO RANNAURO: Siempre he mantenido una relación de respeto con el Presidente de la Junta de Coordinación Política, ahora en el Congreso y antes.

Dos precisiones: No es lo mismo ser grosero que ser claro y contundente, preciso, que es el caso de mi intervención anterior.

No ofendimos a nadie, incluso le pedimos al Presidente de la Corte que, por dignidad, no acepte una Reforma contraria al espíritu mismo de la Constitución.

Pero en el caso específico, y solamente para recordarle al senador Monreal, cuando se amplió el periodo de los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, se dio ex ante de que rindieran protesta. Ese fue el argumento de legalidad.

En este caso, se está prorrogando periodos, solamente porque es una gran diferencia.

En caso de que el -nada más como, lo subrayo-; porque el problema de las personas que abdican a lo que pronuncian y a lo que dicen, y me estoy refiriendo a los senadores que sí sabían lo que iba a ser este artículo transitorio treceavo, que no fue el caso nuestro, porque por eso interrumpí y pregunté el motivo por el que, que qué se estaba votando, porque no estaba en nuestro órgano interno.

De tal suerte que si de la misma manera que permitieron la Reforma al 19 constitucional y han permitido la reforma al Poder Judicial, grupos políticos parlamentarios, si no se acepta en la Cámara de Diputados porque la terquedad en este ejercicio legislativo ha sido consistente, nosotros vamos a recurrir a los organismos internacionales en términos de lo que establece, y aquí está alguien que fue Secretario General de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Y lo digo como es el caso de su servidor, cuando acreditamos ante los organismos internacionales las violaciones a mis derechos políticos y humanos, como una ilegal detención, nos dijeron que solamente procedía recurrir a esos organismos una vez que se agotaran las instancias jurisdiccionales internas.

Como los mecanismos aplicados, al menos en esta Cámara, impiden la hipótesis de conformar el 33 por ciento de la representación del Senado, por el contubernio en el que han entrado algunos compañeros legisladores; evidentemente iríamos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para denunciar la captura del Poder Judicial.

Lo digo con absoluto respeto y que quede claro: nosotros no le hemos faltado al respeto a ninguna persona. Sí hemos sido enérgicos con un órgano colegiado que acepta, sin discusión, sin información, sin publicación en la Gaceta, hacer una reforma de esta envergadura; simplemente aumentarle dos años al Presidente de la Corte, en un transitorio, que no haya sido debatido a profundidad y con tiempo.

Esa es la indignación que causa en el senador Dante Delgado y en el Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, que para mí es muy honroso representar.

Pero para usted y para todos los compañeros senadores individualmente, mi respeto. Para este cuerpo colegiado, que asume reformas que van en contra de la Constitución, mi más enérgica protesta.

Muchas gracias.

SENADOR EDUARDO RAMÍREZ: Sonido en el escaño del senador Emilio Álvarez Icaza.

SENADOR RICARDO MONREAL: ¿Me permite darle respuesta primero al senador Dante?

SENADOR EDUARDO RAMÍREZ: Sí.

SENADOR RICARDO MONREAL: Senador Dante:

En efecto, creo que es atendible su indignación y su preocupación. En muchas ocasiones, la mayoría de las ocasiones que yo he sido legislador, he sido de oposición, y le podría decir que en el tema de la interpretación sobre los artículos transitorios y su naturaleza jurídica, para mí no es la interpretación correcta la que usted me está diciendo.

El caso del Tribunal Federal Electoral es similar. Este Senado extendió el plazo de algunos de los actuales magistrados, es más, hay votos particulares de algunos ministros de la Corte… sí, claro, se los voy a mostrar. Pero hay votos particulares de algunos ministros, por eso nos motivó en algún momento a presentar una iniciativa para eliminar ese transitorio.

Pero no se podía hacer nada, senador. Tan no se podía hacer nada, tan se hizo caso de ese transitorio, que algunos de ellos ya concluyeron y siguen en funciones, por ese transitorio que extendía su función.

Ahora bien, creo que hace lo correcto, senador Dante. Yo le diría que no me extrañaría nada que usted acudiera a organismos internacionales, es más, es su derecho; si yo estuviera en su lugar, yo lo haría. Si yo fuera un opositor, yo lo haría, intentando dirimir esta controversia en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y le deseo suerte.

Pero antes de eso, en efecto como usted mismo ha dicho, tiene que agotar las instancias jurídicas nacionales, tiene que terminar el proceso en la Cámara de Diputados y luego la acción de inconstitucionalidad resuelta por la Corte. Y cuando se concluya en el más alto Tribunal de Justicia, puede usted acudir al organismo internacional descrito.

Pero yo le diría, quizá lo logren antes, senador Dante, usted tiene una capacidad sorprendente de constructor de instituciones, ¿por qué no acudir a la Cámara revisora? Si este debate… yo le repito, tampoco me llamo a sorpresa, ¿eh? Porque sería faltar a la palabra.

Por supuesto que ayer lo conocí, la redacción la vi ahora; yo mentiría si le dijera, no, yo también estoy sorprendido. No, no fue así.

Y por esa razón yo le diría que, si se empeñan y logran que la Cámara revisora enmiende, porque además los van a acompañar analistas, académicos, periodistas, reporteros, mañana las ocho columnas es un asalto, es un golpe de Estado lo que hizo la mayoría del Senado, se los aseguro, y van a tener muchos aliados en eso, porque estamos en campaña y porque los medios de comunicación no están en los mejores términos con nosotros, por cualquier razón, por cualquier circunstancia, o porque son objetivos o porque simplemente es nota.

Yo le sugeriría, porque también yo he acudido a estos organismos internacionales en su momento, que pudieran ustedes intentar agotar las instancias y a lo mejor evitan ir hasta la Organización Internacional de Derechos Humanos.

Ahora bien, la precisión en el debate no tiene ningún problema. Los debates pueden ser duros, ríspidos, pero si son respetuosos se valen. Cuando se llega a la ofensa, a la descalificación o al vituperio, no se vale, porque somos pares, somos camaradas, somos compañeros aunque estemos en desacuerdo.

Por eso yo creo que sí hubo algunos insultos y podríamos recurrir al Diario de Debates, y yo escuché algunos de ellos muy fuertes.

Presidente, sí acepto todas las preguntas. Estaban en turno…

SENADOR EDUARDO RAMÍREZ: Bien.

Sonido en el escaño del senador Emilio Álvarez Icaza.

Adelante, senador.

SENADOR EMILIO ÁLVAREZ ICAZA: Gracias, Presidente.

Gracias, senador Presidente de la JUCOPO, le agradezco mucho.

Yo entiendo que esta votación pasó, y además yo reconozco en usted la virtud de la escucha. Lo he dicho, recientemente incluso, la larga trayectoria le hace siempre el tono, la atingencia y es muy usual escuchar de sus intervenciones siempre, una presentación incluso de contextualización histórica, cosa que se agradece; la larga trayectoria de legislador se ve, dicen, el oficio.

Incluso déjeme decirle que yo acompaño en sus términos la afirmación de lo que antes se hizo por el PRI y el PAN, porque también fui incluso personalmente víctima, podría decirlo, de esa división de poder y ese apropiarse de las instituciones como cuotas de poder.

Pero lo que esperábamos de ustedes era distinto, senador Monreal.

Lo que ustedes nos prometieron, era un cambio verdadero.

Lo que ustedes nos dijeron es que era un momento democrático, y lo que acabamos de vivir, que si bien puede haber causado Estado jurídico, es de alarma ética; porque es revivir los albazos, es revivir los regalazos.

Ese que usted me menciona del Tribunal Electoral, que causó tanta indignación, no puede ser este Senado que repita esa mala práctica, absolutamente cuestionable e indebida.

Fue absolutamente cuestionado, porque incluso se argumentó y muchas veces algunos de mis muy apreciados y respetados colegas de Morena a los que yo increpo de cómo en oposición habían hecho y ahora en Gobierno hacen, ¿en qué distingue este albazo de los que hacían el PRI y el PAN?

Y usted me podrá decir: Bueno, es que 85 votaron.

Sí, pero mire, yo que no tengo grupo parlamentario, hasta me costó trabajo bajar el documento, porque no lo teníamos previamente.

Yo escuché con atención lo que leyó la Secretaria, sí lo escuché y por eso voté en contra.

Y además yo venía argumentando que esta reforma era absolutamente copular, una reforma excluyente, que no escuchó, ni siquiera a los propios colegas de la Suprema Corte se consultó para presentar la reforma. Y ahora nos extienden el mandato del Presidente por la puerta de atrás.

¿En qué se distingue entonces la apuesta de una construcción democrática?

Entiendo, por supuesto, senador Monreal, y acompaño en sus términos eso de cómo se; y no sólo el Poder Judicial, ¿eh? Eventualmente parte de las críticas que se hace a los autónomos tiene una similitud en esa práctica política.

Pero lo que menos yo esperaba de Morena, es que repitiera esas prácticas. Aquí hemos nombrado senadores suplentes para órganos autónomos, senadores suplentes de Morena.

Y digo hemos nombrado porque me asumo en la consecuencia de la votación de un órgano de Estado, aunque yo haya votado en contra. Hemos nombrado gente incluso que no cumpliera la ley, y lo que se esperaba era distinto, lo que nos ofrecieron era distinto; y más, sobre todo porque usted y otros lo vivieron, como nos narra y acompaño en sus términos, senador.

Y, sí, efectivamente, en caso de Estado, sí, efectivamente, sorprendió, al menos en mi juicio, que no hubiera un segundo llamado, al menos me pareció no encontrarlo, de la votación cómo se ha venido haciendo. Si es, me gustaría que me lo precisaran.

Si fue así, retiro mi comentario, pero me pareció no encontrar una segunda ronda y llamado a votación, como se ha venido haciendo en todas las votaciones a distancia. Lo pongo como tela de duda, no como juicio, para que se entienda.

Lo dejo así, senador Monreal.

SENADOR RICARDO MONREAL: Sí. Senador Emilio Álvarez Icaza: Le aseguro que no es una decisión fácil la que se asumió.

Tiene usted razón en dos términos, que usted fue víctima, me acuerdo de una ocasión que participó y que las cuotas lo eliminaron, porque usted no simpatizaba con ninguno de los partidos que tenía la cuota; creo que eran dos ocasiones.

Y le diría a usted que son tres años. De manera muy coloquial le digo denos oportunidad para el cambio verdadero.

El proceso de transición, usted lo sabe, se lleva muchos años. En muchos países del mundo el proceso de transición dura décadas, incluso cuesta vidas.

En nuestro país no hay un proceso violento de transición, en nuestro país no ha costado la vida de nadie este proceso pacífico de transición y apenas tenemos tres años.

Pero le aseguro, le doy mi palabra que va a llegar, que se va a consolidar el cambio verdadero y el movimiento democrático, se lo aseguro.

México ya cambió a partir del 18. No me adelanto a lo que va a suceder, no sabemos qué va a suceder, por vez primera es impredecible.

Yo veo todos los días encuestas; yo tengo mis dudas, y yo diría que la oposición está trabajando, está trabajando como debe de ser, para la búsqueda y la conquista del poder público.

Pero su reflexión, me quedo con ella. Y le diría que, en Morena, todos, debatimos, discutimos y estamos preocupados.

Yo creo, sinceramente, que el proceso que se agotó y que el Presidente, por su tolerancia ha dado paso a este debate, que me parece correcto, no podía actuar él unilateralmente o autoritariamente y decir “se cerró, se terminó y se levanta la sesión”.

Lo felicito al Presidente porque da paso a este debate, de todos modos, lo vamos a dar en los medios, lo vamos a dar en la televisión, en la radio, ustedes van a acudir porque los van a invitar, es un tema que no va a bajar de tono de aquí hasta que en la Cámara de Diputados se resuelva, estoy seguro de ello. Y yo no puedo adelantar vísperas qué vaya a pasar en la Cámara de Diputados.

Acepto la pregunta.

SENADOR EDUARDO RAMÍREZ: Sí. vamos a darle cauce. Sonido en el dispositivo de la senadora Beatriz Paredes.

SENADORA BEATRIZ PAREDES RANGEL: Gracias Presidente.

Yo había solicitado el uso de la palabra, pero entendiendo la práctica parlamentaria de que generalmente quien coordina la mayoría cierra los debates. Y apreciando la mesura y el tono del presidente de la JUCOPO, quisiera señalar el sentido de mis preocupaciones, para concluir con una interrogante al coordinador de la JUCOPO, valorando –como digo– su tono y el sentido de sus expresiones.

Primero, me parece fundamental que cuidemos el esfuerzo que han venido realizando los grupos parlamentarios y quien coordina la mayoría, para hacer del Senado un genuino espacio de deliberación democrática y de negociación en las cuestiones en donde se pueden encontrar afinidades.

En ese sentido, por eso resultó preocupante que una reforma, una adición de tal envergadura no se hubiese podido sopesar con mayor serenidad y con mayor tiempo entre los grupos parlamentarios. Y, eso nos lleva a expresar nuestra preocupación, por algunas cuestiones que han venido sucediendo en el procesamiento de iniciativas y de construcción de dictámenes.

Quisiera exhortar a que procuremos que este ambiente de negociación entre los grupos, de búsqueda de acuerdos para construcciones con el más alto grado de consenso, se mantenga.

Desde luego, no desconocemos el poder que tiene la mayoría y el derecho que tiene la mayoría, de ejercer sus atributos; siempre y cuando sea respetando el Estado de Derecho.

Por eso, recogiendo la estafeta que plantea el señor coordinador, de que estamos a la mitad del proceso legislativo y de que todos ejerzamos nuestros buenos oficios en la Colegisladora, yo invitaría también a quien coordina la mayoría, a que se abra esta reflexión con la Colegisladora.

Como usted bien ha señalado, esta es una modificación que no sólo va a recibir la acogida de analistas y de medios, por el ambiente en el que está inmerso el debate mexicano; sino por algo mucho más trascendente: porque existe la suspicacia de que paulatinamente vamos avanzando a procesos que delinean un régimen que en lugar de avanzar a la profundización democrática, tiene ciertos visos de autoritarismo.

Y, para que esa suspicacia que algunos sostienen, no tenga mayores elementos, es crucial que no parezca que se trastoca la voluntad del Poder Legislativo en su potestad de respetar la autonomía del Poder Judicial; y que en el Poder Judicial los funcionarios y los ministros y los funcionarios de la Judicatura, ejerzan el mandato para el que fueron nombrados.

Como se dice, no hay que hacer cosas buenas que parezcan malas. Si nosotros admitimos que cuando esté en marcha la construcción de una reforma, ese hecho acredita el que quienes las estén poniendo en marcha puedan permanecer en sus puestos, estamos corriendo un enorme riesgo de que haya una interpretación interesada para que también se dé eso en otros ámbitos del poder.

Señor senador Monreal:

Le aprecio la atención a este debate, su tono, su mesura. Insisto en exhortar a que no parezca que se dan albazos, cuando ha habido un proceso de construcción de acuerdos. Y le pregunto si usted estima pertinente que se prolonguen en su responsabilidad los cargos, en un poder que por su naturaleza, debe ser absolutamente fiel al mandato constitucional.

Ojalá podamos lograr que se reflexione en la Cámara de Diputados para que esta adición que, por cierto, no viene de ningún integrante del partido mayoritario, pueda ser revisada y rechazada.

Muchas gracias.

SENADOR RICARDO MONREAL: Sí, la reflexión, senadora Beatriz Paredes, como siempre es inteligente.

Yo le diría que sí, todos tenemos que cuidar este espacio del Senado para que, sin límite y sin ninguna restricción, pueda ser el espacio plural y democrático que el país tenga. En eso coincido totalmente.

Y su preocupación es legítima.

Le diría que el régimen actual, desde mi punto de vista, del Presidente López Obrador, no tiene visos de autoritarismo.

Es un acto del Poder Legislativo.

Es más, les voy a recordar que, en efecto, muchos luchamos desde hace décadas por procesos democráticos y por un país mejor.

Sé que todos estamos luchando auténticamente desde cualquier trinchera.

Acepto el exhorto, ciudadana senadora, de que veamos… De hecho, hoy platiqué con varios senadores sobre ciertas iniciativas o dictámenes que están por discutirse en el Pleno, y coincidí y coincido con usted en que lo logremos con el mayor consenso.

Le ofrezco y acepto su exhorto para hacer nuestro mejor esfuerzo.

Pero yo creo que la interpretación de esta norma incompleta, de esta modificación inconclusa que tiene que pasar por la Cámara de Diputados, seguramente nuestros diputados la revisarán, no nos adelantemos.

Aquí el senador, ¿quién la presentó? Del Verde la presentó el senador Raúl Bolaños, seguramente tendrá elementos para defenderla.

Pero le acepto el exhorto e intentaré, como coordinador de la mayoría, tener mayor vinculación con ustedes y con los coordinadores; que de hecho la tengo. Nunca dejo de contestar una llamada de nadie, un mensaje de nadie; estoy dedicado de tiempo completo a mi actividad.

Estoy muy reconocido por su tono y su mesura también.

En estos momentos de algidez en los que México está viviendo, la pradera está muy frágil y muy endeble para nosotros alimentar mayor rencor, encono o desencuentro.

No creo que sea ese el camino que nos conduzca a un final feliz o a un mejor país.

Reconozco y le aseguro que hoy voy a hablar con el diputado Mier, que es mi homólogo, y le transmitiré la discusión de este debate, y la preocupación de todos; porque el hecho que aquí ha concluido en el proceso formal, se enviará a la colegisladora y me parece pertinente que allá puedan rediscutir, que lo harán, este tema tan fundamental.

Para mí es clave, es fundamental y creo que podemos buscar caminos de entendimiento racional.

Yo no veo perdido todo, nunca lo veo así, siempre veo que hay caminos de entendimiento, soy un hombre que dialoga mucho, mucho, mucho, mucho, no me canso.

Hoy me tenía que ir a Guadalajara, a las cinco de la tarde, ya no voy a ir, o me tengo que ir por tierra. Y además les voy a platicar una anécdota de mi tierra, del Santo Niño de Atocha:

No llovía, en 1998, era el primer año que yo era Gobernador, hicimos una peregrinación a Plateros, yo soy católico, y otro día llovió, cayó una tromba. Y entonces sacaron al Santo Niño un día antes, pero querían sacarlo, a la Virgen, porque el desastre que se causó.

Yo no causé este desastre parlamentario. Aquí Raúl lo presentó, y Raúl Bolaños tiene que asumirlo, pero ya lo asumimos nosotros como mayoría.

Yo lo que les puedo decir a ustedes es que nunca hay que cerrar los caminos de entendimiento, hay que buscar. Lo que dice Beatriz, estoy de acuerdo.

Y en lugar de confrontarnos aquí, buscamos nuestros pares allá y veamos qué podemos hacer para que tengamos plenitud, consenso o satisfacción en el propósito fundamental. No está consumado, ni concluido el proceso legislativo.

SENADOR EDUARDO RAMÍREZ: El senador Damián Zepeda estaba pidiendo antes el uso de la palabra, y, posterior, se la doy al senador Juan Zepeda.

SENADOR DAMIÁN ZEPEDA VIDALES: Un último comentario nada más.

Que pueda abonar, espero, en el debate de la Cámara y que pueda hacer reflexionar a la mayoría que hoy tomó esta decisión.

Si tomamos por válido el argumento de que un transitorio, en una ley secundaria, con mayoría simple, puede cambiar el tiempo máximo que la Constitución dice que una persona puede durar en el cargo, mañana entonces un transitorio le puede ampliar el tiempo que dure el Presidente de la República actual.

De ese tamaño es la gravedad, lo quiero decir, es lo mismo, aceptar que con un transitorio en una ley secundaria se puede romper el tiempo máximo de cuatro años de la presidencia de la Corte, que dice textualmente, es igual, es también un artículo constitucional el que dice que sólo dura seis años el Presidente, o un Gobernador.

Lo quiero y lo digo no para alarmar, yo no estoy haciendo un alegato electoral, estoy haciendo un alegato legal, de Estado de Derecho, y lo quiero poner en la Mesa para que sea valorada la dimensión que implica aceptar que esto se pueda hacer, o que igual, se está haciendo para el Consejo.

Es todo mi comentario. Y ojalá pues este debate lo hubiéramos tenido previamente, creo que hubiera sido mucho más rico.

SENADOR RICARDO MONREAL: Usted, senador Damián, es un polemista extraordinario y ya nos llevó a un plano que seguramente va a ser la nota, porque dirán “ah, es el inicio o es el ensayo para la ampliación del periodo del Presidente de la República”.

No, no es así; no, no es así. Son casos totalmente distintos. Le voy a decir por qué:

Primero. Porque el Presidente fue electo por seis años, y fue electo universalmente. No ha lugar, no procede, yo entiendo su actitud, es inteligente, y es un polemista controvertido. O sea, acepto que frente a otro compañero pudiera caer en la trampa, pero no, son totalmente distintos los escenarios.

El Presidente de la República es electo por seis años, con un plazo contundente, fatal, y de ninguna manera, aunque modifique la Constitución, podrá ampliarse su periodo.

Es un debate, acepto, y tiene distintas aristas, distintas interpretaciones, distintos puntos de vista. Es más, va a ser muy rico el debate en medios, con constitucionalistas, con académicos, en escuelas de derecho. No es fácil.

Lo que le puedo decir, que todo lo que hacemos en el Grupo Parlamentario de Morena y de algunos aliados, siempre lo comentamos, lo discutimos, lo deliberamos, no es fácil. Es un grupo que reflexiona, que también duro al interior, con sus puntos de vista, a veces nos desencuentran.

Pero su posición simplemente da elementos del debate, yo lo respeto por eso. Pero es totalmente ajeno uno de otro ejemplo que usted ha planteado.

SENADOR EDUARDO RAMÍREZ: Senador Juan Zepeda.

SENADOR JUAN ZEPEDA HERNÁNDEZ: Gracias, Presidente.

Agradecerle la generosidad al coordinador del grupo mayoritario y Presidente de la Junta de Coordinación Política.

Claro que hemos escuchado con mucho detenimiento su intervención, ya prolongada, lo cual también se agradece, el poder intercambiar con serenidad, con argumentos, pero también con razonamientos.

El que nosotros hayamos asumido una posición enérgica, pero también digna, tiene un fundamento, un fundamento supremo, como lo dice ahí nuestro muro: La Patria es primero.

Usted es especialista en derecho constitucional, como lo soy yo. Sé el proceso legislativo también y conozco el Reglamento del Senado, entendemos que una vez que se inicia una votación no se puede cancelar; pero si este Senado se caracterizara por el respeto escrupuloso de su Ley Orgánica y de su Reglamento, seguramente no hubiésemos nosotros propuesto lo que aquí le proponíamos a la Mesa Directiva.

Porque es cierto, lo que ahí se nos pone en la pantalla, es el encabezado general. En efecto, también escuchamos que la Secretaria leía este artículo, esta reserva al XIII.

Aquí se han repetido votaciones, Presidente, en una clara y flagrante violación al Reglamento.

Este documento no estaba en nuestros dispositivos electrónicos, por eso y para quienes nos siguen en la transmisión remota, se perdieron el contexto de lo que ocurría aquí en el Pleno, porque las pantallas no nos estaban tomando y porque el sonido está cancelado; pero llevábamos minutos suplicándole al Presidente que pudieran leer lo que se estaba votando, porque en cuanto tuvimos nosotros el documento, advertimos la gravedad de lo que establece este transitorio.

Usted como yo sabemos, Coordinador, que ningún transitorio en una ley secundaria puede ir más allá de los alcances constitucionales, como lo hace este transitorio.

Es tan grave lo que plantea, que por eso adoptamos esa conducta y que nadie se llame a sorpresa, ¿eh? De la mayoría, usted mismo, Coordinador, en el pasado cuando hemos estado en la misma trinchera, por mucho menos que esto, han tomado tribunas y se han golpeado (falla de audio de origen)…

Mi propio hermano, diputado federal, es de los que estuvo defendiendo lo que a nuestro juicio en ese momento, era un grave golpe al orden constitucional. Nadie me lo va a poder decir a mí.

Por eso nosotros tomamos esta actitud ahorita. Y qué bueno, porque ya está el debate; si no lo hubiésemos hecho, esto hubiese pasado inadvertido.

Es tan grave, que nada más quiero poner dos antecedentes:

El gobernador de Baja California que ya había jurado el cargo, aprovechando su mayoría quiso prorrogar su mandato constitucional; y fallaron en contra de eso en la Corte, y dijeron de manera unánime que eso contraviene el orden constitucional.

Nuestros anteriores colegisladores de la legislatura pasada en el Senado, quisieron que la reelección les aplicara, usted lo sabe; y la Corte dijo que eso es totalmente inconstitucional.

Y esto que se aprobó es inconstitucional.

Lo más grave es que, aún y que se recurriera y que tuviésemos los números, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, con su presidente ministro, es juez y parte.

Por eso, bien lo ha dicho usted, ojalá entremos en razón. Ojalá no quede este precedente, porque se puede extender a otros ámbitos y a otros periodos constitucionales.

Y no genero polémica, no sesgo de manera tramposa a señalar a uno o a otro, pero el antecedente puede quedar.

Y sí, ojalá nuestra Cámara revisora, con estos elementos que se han vertido aquí con la grave preocupación que expresamos, puedan rechazar esto.

Y si no fuese así, los directamente interesados y beneficiados con esta propuesta, tengan la decencia y la dignidad de no aceptarlo.

Gracias por su paciencia, coordinador.

SENADOR RICARDO MONREAL: No, muchas gracias a usted, senador Zepeda.

Yo sí reconozco que usted es buen abogado, lo he visto debatir en las comisiones a las que pertenece y sus razonamientos siempre son juiciosos.

Déjeme decirle que el ejemplo de Baja California Norte no es similar, en el contexto en el que estamos analizando es totalmente diferente.

Y, en efecto, este razonamiento que usted esgrime sobre el que la Corte no le concedió al Congreso del Estado la ampliación vía decreto del plazo constitucional para el cual fue electo el gobernador de Baja California, eso nos debería tener tranquilos en la Corte.

Yo creo en la Corte.

Hay personalidades que puedo no coincidir con ellas, pero sé que son autónomos, independientes y profesionales.

Conozco a casi todos, más bien a todos, aunque no he conversado con todos, pero quizá con nueve o diez en alguna ocasión hemos conversado sobre libros, sobre derechos, sobre interpretación constitucional y le puedo decir que debe de confiar en ellos.

Podrá recusarse quien tenga interés en él, pero la acción de inconstitucional que se plantee en el caso de que no se modificara la minuta-proyecto, decreto que se envía a la Cámara de Diputados, yo creo que van a ser muy juiciosos los ministros de la Corte y las ministras de la Corte.

Este debate mismo, senador Zepeda, ya está viéndose. Se lo aseguro que los ministros de la Corte, que el Poder Judicial, que algunos diputados, los medios de comunicación están registrando el debate y están registrando la inconformidad de todos ustedes y la posición nuestra.

Entonces yo digo, atendamos y acudamos a la posibilidad del acuerdo y de la negociación, aún en las condiciones en las que estamos.

De verdad, se los digo con toda sinceridad, no estoy haciendo actitud ni retórica ni utilizando una estrategia mañosa, no lo hago y ustedes lo saben, nunca lo hago. Cuando se puede les he dicho a todos puedo; cuando no puedo, no puedo.

Pero es mejor que te conozcan por tu palabra y por tu razonamiento y no por actitudes falsas y mañosas que luego tarde que temprano se caen por su peso propio.

Entonces, vamos viendo. Yo creo que esta es la primera etapa, yo los entiendo, los respeto. Son posiciones políticas, e incluso parlamentarias, y se vale, para eso es este Parlamento; si no, dónde se va a discutir todo este tipo de asuntos públicos que al país le generen alguna circunstancia.

Entonces, yo estoy plenamente intentando mejorar la interlocución con ustedes y siempre lamentaré que nos rebase la algidez y el insulto, nunca lo aceptaré.

Creo que todos podemos, todos y todas, tenemos capacidad para dirimir nuestras diferencias en un ambiente respetuoso, aún cuando sea duro el debate.

Presidente: si no hay más.

SENADOR EDUARDO RAMÍREZ: Sí, hay una pregunta del senador Julen Rementería.

SENADOR RICARDO MONREAL: Sí. adelante. Sí, acepto las dos.

SENADOR EDUARDO RAMÍREZ: Sí, aceptamos la de Xóchitl.

SENADOR RICARDO MONREAL: Y me pasan unas tarjetas.

SENADOR EDUARDO RAMÍREZ: Sonido en el escaño del senador Julen Rementería.

SENADOR JULEN REMENTERÍA DEL PUERTO: Muchas gracias Presidente.

Agradezco el tiempo para responder del Presidente de la Junta de Coordinación Política.

Yo quisiera hacer una intervención muy concreta, senador, porque evidentemente este asunto en el que llevamos ya mucho tiempo, podría haberse discutido en el momento adecuado, con un tiempo como este o incluso mayor.

Que creo que, sin pretender hablar por todos, pero que creo que puede estar sintiéndose como agravio de los compañeros senadores y senadoras.

Pues que pareciera, si no fue así, por lo menos pareciera y resulta como obvio pues, que fue una propuesta que entró así “fum”, como una bola baja. Y entonces esto pues le agrega un ingrediente adicional al propio alcance de la propuesta.

Entonces, tenemos claro quién tiene la mayoría, cuáles son los derechos de la mayoría y cómo se tendría que conducir la mayoría; podrían hacerse, como se ha hecho muchísimas veces y al final ha habido debates, acalorados o no, unos más, otros menos, y al final se expresan votos, y lo que pasa es la propuesta que tiene más votos.

Y, evidentemente, en una propuesta como esta, pues con los votos que se tienen en la mayoría pues hubiera prosperado, a lo mejor la discusión hubiera durado minutos más de lo que estamos durando en este momento, pero hubieran pasado.

Entonces, ¿por qué no se tomó el tiempo para hacerse de manera adecuada? Yo valoro mucho la disposición que usted menciona respecto a la propuesta de la senadora Beatriz Paredes, pero sabemos que, bueno, cómo están conformadas las mayorías, cómo están conformadas las cámaras y muy probablemente sabemos cómo se puede desarrollar el debate y posterior votación en la Cámara de Diputados.

Entonces, pues sí, habrá que hacer para que todo mundo pueda tener la dimensión, incluso me atrevo a pensar que a lo mejor personas que hoy apoyan esta propuesta, pues no tenían muy claro el alcance y hoy ya lo están teniendo más gracias a este debate.

Entonces, mi pregunta concreta es: Por qué si se tiene la mayoría, por qué si al final se da a conocer, como se está conociendo, porque era impensable pensar que nadie se pudiera dar cuenta que no se generara este rudo y esta parte mediática que vendrá, como usted mismo lo ha dicho, pues por qué no se hizo de la manera adecuada y al final hacemos todo el trámite, o hubiéramos fijado posturas, claro, unos en contra o a favor y hubiéramos resuelto, y entonces quitamos el ingrediente, es el que algunos acusan pues de sorpresa, ¿no?

Y me parece que hubiera sido por lo menos algo más decoroso para toda la Cámara el no tener ese viso de una posible pues sorpresa para muchos legisladores, ¿no?

Entonces, me parece que eso es algo que debía haberse hecho, ¿por qué no se hizo así? Esa sería mi pregunta, hubiéramos ahorrado muchos desgaste, incluso para usted, que no tiene por qué estar, como dice “no es mi propuesta, la asumí y la defendí y voté a favor”; pero al final de cuentas podríamos haberlo conducido sí, con mucha rispidez tal vez en algunos momentos, pero con absoluta claridad de lo que estábamos discutiendo.

Creo que habría sido un proceso más claro para todos. Y al final, el objetivo también lo hubieran conseguido, porque los votos los tienen, no era una cuestión de dudar si iban a ganar o no la votación.

SENADOR RICARDO MONREAL: Sí, coincido en parte con usted. Y, yo le diría que usted y su grupo lo sintieron como agravio, les expreso una disculpa; quizá nos faltó conocer del senador Bolaños antes la propuesta y discutirla.

Yo no estaba en ese momento, había salido, pero lo hemos hecho otras ocasiones. Cuando hay alguna propuesta que no gusta o que quieren que se discuta otro día, siempre lo podemos hacer; hoy no fue así, pero no es un intento de agravio ni mucho menos.

Como usted dice, si nosotros, si es Ley Reglamentaria, si nosotros habíamos decidido apoyarla, no tendríamos dificultad, aun cuando se prolongara el debate, finalmente tendría que terminarse en algún momento.

Entonces no es así, le ruego pues, que no tome eso en ese sentido y obviamente, siempre hay forma de corregir en todos los trámites. Yo siempre he sido muy abierto en todos los trámites y no es la excepción, entonces intentaré mejorar la forma de trabajo para que pueda discutirse, deliberarse y aprobarse con los mecanismos convenientes del Congreso, que han sido siempre nuestra regla general de aprobación.

Y, también le diría que sí, esta expresión de bola rápida, bola baja pudo haberse interpretado. No era así, le pido yo a Raúl que pudiera aclarar… no ya no, ¿para qué? Pero el proceso ya se generó, pero acepto su reflexión y su crítica. Intentaremos comportar y corregir los trámites procesales y hablaré con los compañeros presidentes de todos los grupos parlamentarios, para cuidar mucho eso.

SENADOR EDUARDO RAMÍREZ: Sonido en el escaño de la senadora Xóchitl Gálvez.

SENADORA XÓCHITL GÁLVEZ: Gracias, Coordinador.

Bueno, yo reconozco que bajé de mi oficina en el sexto piso, bastante alterada por lo que se estaba discutiendo. No es una cosa menor, senador Monreal.

Realmente sí escuché a la Secretaria Eunice, justamente como la escuché, me di cuenta de la magnitud de la decisión que íbamos a tomar; no es algo que sea muy simple.

Usé la palabra “gandalla”, quiere decir que se es abusivo o mal intencionado. Si a alguien lo ofendí con esa palabra, bueno, se disculpa.

Y mi acusación de corrupción es muy concretar con el exgobernador de Chiapas, no quisiera yo meter a los demás del Verde, porque hay gente muy decente y aquí presenté un punto de acuerdo por lo que pasó en el Gobierno con el Programa de Corazón a Corazón: 700 millones de pesos mal empleados.

Y, también cuando hay un abuso del poder para una intención rara, como esta, pónganse en nuestros zapatos, senador Monreal; pónganse por un momento en nuestros zapatos. No estaba publicado este documento.

Yo me encontré al senador Bolaños en el sótano, nos saludamos, me pudo haber dicho: “oiga, senadora, traigo esta propuesta, ¿la apoya?”; pues la discutimos en el grupo y decimos “sí o no”. Es que sí fue muy raro y sí es de una magnitud tremenda lo que está pasando.

Entonces, ojalá que conduzcamos el debate. Me disculpo de la manera que subí a Tribuna, a lo mejor, pero pónganse en mis zapatos, estaba yo en el sexto piso viendo que se estaban agandallando a la patria: ese es mi sentir, como fue el de ustedes en otro momento cuando fueron oposición.

Le reitero mis disculpas.

Gracias.

SENADOR RICARDO MONREAL: Le agradezco y acepto su disculpa, a nombre del grupo.

Pero déjeme decirle, senadora Xóchitl, usted es una mujer también de una gran movilidad, también tiene usted una capacidad de comunicación impresionante, sorprendente, y está en todo. Yo creo que es de las legisladoras, como muchas mujeres, como todas las mujeres, que se informa, que estudia. La he visto, estudia, como las mujeres de Morena, del PES, del Verde, del PT.

Pero déjeme nada más decirle, porque no quiero que quede entre nubarrones o entre indefiniciones si se cometió alguna situación indebida en el procedimiento.

El procedimiento aplicado a la propuesta, el trámite asignado a la propuesta de adición, que es esa la figura jurídica de un artículo transitorio, fue desahogado en forma apegada al reglamento.

Primero, se informó que el régimen transitorio se votaría de manera separada, como se realizó con cada uno de los artículos del proyecto del decreto contenido en el dictamen.

Es más, ahora se iba a votar todo en un solo paquete y el senador, ¿para qué digo nombres? Pero un compañero de ustedes del PAN, me pidió, Erandi amablemente me pidió que se votara por separado, si no, no nos acompañaría. Yo le dije que sí y le pedí al Presidente que separara, aunque nos tardáramos más, y así se hizo.

Pero luego oportunamente se informó que estaba a discusión el contenido del régimen transitorio; a lo mejor por lo de la bola rápida que dice Julen, todo mundo se sorprendió y nadie pudo preparar un documento de discusión y de debate, que es el reclamo y yo acepto que es parte de lo que tenemos que intentar no suceda.

Luego de la misma forma, se informó que el senador Bolaños, está todo en el Diario de Debates seguramente, la reserva de adición la suscribe el Grupo Parlamentario del Verde y la firman ellos, encabezados por el senador Bolaños.

La propuesta fue leída, según sé, íntegra completa por la secretaria. La secretaria consulta a la Asamblea si se admite a discusión.

La Asamblea acepta admitir la discusión.

Se abre espacio para recibir registros de oradores, nadie se registró para hablar sobre la propuesta, ni en pro ni en contra.

Se consultó a la Asamblea si se aprobaba a la adición del transitorio y la Asamblea aceptó aprobar la propuesta.

Cumplido todo lo anterior, se ordenó realizar la votación nominal, con la indicación de que se agregaría un nuevo artículo transitorio décimo tercero.

En conclusión, no se omitió ni se alteró ninguna de las disposiciones para tramitar la propuesta.

Ahora, el tema de fondo no sólo es el proceso formal, se llevó a cabo, pero con las reflexiones que hoy hemos hecho, hemos dicho, escuchado de todos los grupos parlamentarios, yo los conmino, los llamo, intentemos; yo mismo hablaré con el Presidente de la Junta de Coordinación Política…

SENADOR: Pero no se publicó en los medios electrónicos, señor senador.

No se publicó.

SENADOR RICARDO MONREAL: Pues se llevó, desde nuestro punto de vista, acepto todas las propias disgregaciones o inconformidades de todos y todas; pero veamos cómo podemos zanjar esto, y creo que la Cámara de Diputados deberá, y seguramente lo hará porque es su trabajo, discutir con profundidad la adición de este proyecto de decreto, este artículo décimo tercero transitorio.

Presidente, si no hay más oradores que quieran hacer preguntas.

SENADOR JOSÉ ERANDI BERMUDEZ MÉNDEZ: Presidente, por alusiones personales.

SENADOR EDUARDO RAMÍREZ: Senador Erandi.

SENADOR JOSÉ ERANDI BERMUDEZ MÉNDEZ: Gracia, senador Presidente. Gracias, senador Monreal.

Efectivamente, en la mañana tuvimos una llamada telefónica el senador Monreal y un servidor, la senadora Josefina Vázquez Mota también, pidiéndole que se votaran estas iniciativas, las siete, por ser siete leyes distintas en un dictamen en general, pero eran siete cuerpos normativos totalmente distintos.

Y yo incluso le comenté al senador Monreal la importancia de poderlo hacer así.

Primero, para dejar constancia; y segundo, por una situación que en mi grupo parlamentario estaba privando de poder acompañar en muchas de estas propuestas.

Sí quiero dejar muy claro, senador Monreal, que este tema, así lo reconoció usted también hace un rato, no conocía de esta propuesta el senador Bolaños.

Tan es así que jamás comentamos usted y yo este tema en particular. Lo quiero dejar muy en claro y dejarlo en público, porque este tema jamás lo sabía yo, usted jamás me lo comentó.

Hace un rato dice que usted también se enteró de este tema hace un rato, de esta propuesta del senador Bolaños-Cacho. Y sí quiero dejarlo muy claro, senador Monreal, esta situación porque quiero dejar claro que es un tema que, a todas luces, me parece y así lo calificó también, como un tema de una chicanada que presentan.

Y lo digo con esos términos y sostengo también esos términos con lo que lo digo, porque tal parece que quieren, la propuesta que presentó el senador Bolaños y que usted hace un rato lo decía, está acompañando junto con el Grupo mayoritario, no fue incluso; no fue incluso en el momento procesal oportuno publicada en los medios electrónicos, de los cuales podemos hacer cuenta las senadoras y senadores para saber qué estamos votando.

Se ha ampliado mucho la discusión de este tema, usted ha dicho y ha invitado a la oposición a que hagamos los caminos correspondientes como ir a la Colegisladora y después ir a algunos otros temas.

Pero también, senador Monreal, ha dicho que, efectivamente, el PRI y el PAN durante muchos se hicieron cargo y pusieron palabras de usted, a jueces, a magistrados, a ministros y me preocupa mucho esta expresión, senador Monreal, y se lo digo con todo respeto, porque lo único que me dice es “ustedes lo hicieron, nosotros ahora lo queremos hacer”. En ese sentido es como va su comentario.

Yo con esto concluyo, senador Monreal, para dejar en claro que este tema jamás fue mencionado entre un servidor y usted, y que sí, efectivamente, a nombre de mi Grupo Parlamentario, le pedí que las siete leyes las pudiéramos votar por separado, así también lo hicimos con el senador Lalo Ramírez, que amablemente aceptó y que nosotros expusimos claramente el por qué debían ser votados por separado, porque son siete instrumentos jurídicos distintos. Sí, una sola Reforma, o un solo Dictamen, pero son siete leyes distintas; no son siete artículos de una misma Ley.

Es cuánto, senador Presidente.

Agradezco mucho al senador Monreal, la oportunidad que me das también de poderte hacer esta aclaración.

Muchas gracias.

SENADOR RICARDO MONREAL: Sí, senador Erandi, tiene razón. En efecto, conversamos, como converso con todos, con amabilidad, y usted me hizo referencia de que no se podían votar las siete leyes en un solo paquete, que me solicitaban fuera por separado.

Eso fue lo que dije, no hay datos de más. Usted y yo no hablamos de nada más, más que de ese tema, y obviamente lo aclaro y lo confirmo porque esa es la verdad.

Y le puedo decir, por su expresión final, que a usted le preocupa cuando yo describo históricamente cómo es que se han integrado los órganos jurisdiccionales y cómo es que se han integrado los órganos u organismos autónomos por cuotas de los principales partidos.

La intención de mencionarlos y describirlos, senador, no es para repetir ese error. Usted lo sabe, que nosotros no tenemos esa intención de apoderarnos del Poder Judicial, ni de que a través de cuotas designemos; no.

Precisamente lo refiero para dejar en claro que Morena no tiene esa vocación de apoderarse indebidamente de los órganos jurisdiccionales. De lo que tenemos vocación es de otorgarles autonomía plena y que tengamos un auténtico equilibrio de poderes, una auténtica división de poderes, que es ahora cuando se puede presentar en estos procesos de transición, en estos cambios de régimen que estamos intentando llevar a cabo.

Pero reitero: Usted no me dijo ni yo le comenté nada de la propuesta, ni de la adición ni nada. Simplemente hablamos del paquete legislativo, que se votara por separado, porque estaba en contra de que se votara en un solo momento todas las leyes en un solo paquete.

Así fue y fue lo único de lo que hablamos usted y yo, así fue como usted lo describe.

Ciudadano Presidente, si hay alguna otra…

SENADOR EDUARDO RAMÍREZ: Sonido en el escaño del senador Raúl Bolaños Cacho.

SENADOR RAÚL BOLAÑOS CACHO: Gracias, ciudadano Presidente.

Comparezco por las multialusiones personales que se han realizado en este Pleno del Senado de la República, y en condiciones que nadie quien respeta a las instituciones de este país desearía.

Pero, como decía aquella biógrafa inglesa que describía a Voltaire: “podré no estar de acuerdo con lo que dicen, pero defenderé hasta la muerte su derecho de decirlo”.

Y, por eso quiero comenzar por reconocer la intervención del senador Dante Delgado, quien da muestra en este Senado de la República de respeto a la investidura institucional que es este Pleno, y que no hace diferencia entre distinguir u ofender o lastimar a las personas, sino simplemente hacer una gran labor legislativa desde su postura de la oposición.

Comparezco también para dar la cara, porque hace unos momentos, una senadora a quien yo considero mi amiga decía que no estaba aquí para dar la cara. Y doy la cara, porque represento a una generación de políticos que cree en hacer las cosas distintas, que cree en mirar de frente y que cree en que la defensa de sus argumentos está la congruencia de sus ideas y de sus acciones.

Más allá de la forma y del procedimiento, que ya atinadamente explicó en su momento el Presidente de la Mesa Directiva, hoy lo hace también dando la cara el líder de la mayoría; quiero de manera muy sintética aludir el fondo, porque yo como muchos de mis compañeros legisladores, soy un apasionado del derecho.

Comprendo el derecho, me gusta el derecho e interpreto el derecho. Y esta es la palabra más importante que un abogado debe de tener en su carrera: la interpretación jurídica.

Para mi interpretación, el precepto transitorio que hoy inscribí en esta reserva con la reforma constitucional, conforma un mismo bloque; ya que sin él la implementación de los cambios constitucionales no sería posible.

La finalidad de todo régimen transitorio es darle efectividad y permitir la transición a un nuevo sistema normativo. La única manera de alcanzar el objetivo de la reforma constitucional histórica que hemos aprobado en este Senado de la República, es darle continuidad al órgano que incluso participó en su diseño porque, que no se nos olvide el nombre con el que iniciamos este proceso: una reforma con y para el Poder Judicial.

Con el Poder Judicial, con sus 11 ministros, con los consejeros de la Judicatura y con la actual Administración; construimos esta reforma.

Y para la interpretación de un servidor, y aquí es donde debemos exigir respeto a nuestras ideas, es esta Administración de la Suprema Corte, la que debe de dar la correcta implementación de la reforma que ellos mismos construyeron desde las entrañas de la Suprema Corte de Justicia.

Yo celebro infinitamente que en este Senado haya tan buenos abogados. Los conmino a que presenten las acciones de constitucionalidad necesarias, ahí estará la verdadera prueba de la congruencia con la que se conducen los 11 ministros de la Corte; que presenten cualquier procedimiento internacional, como bien mencionó el senador Dante Delgado hace unos momentos.

El derecho es para interpretarse, y en el derecho, en la pluralidad y en la República, las diferentes ideas son dignas de respeto, no de ofensa, no de lastimar.

Así que, desde este Senado de la República, yo hago un llamado al respeto mutuo, a no hacer personal las batallas de idea y de grupos parlamentarios. Cada uno de los 128 senadores que integramos esta pluralidad, tenemos derecho a pensar, a discernir, a presentar las reservas que a nuestro leal entender, sean conducentes.

Estoy listo para dar el debate, estoy listo para defender mi punto de vista, nunca con el cerrazón de condenar lo que, quienes no están de acuerdo con mi punto de vista, afirmen.

Por su atención, muchas gracias.

SENADOR RICARDO MONREAL: Presidente, muchas gracias. No hubo ninguna pregunta.

Muchas gracias a todos por su atención y su respeto.