Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

Versión estenográfica de la intervención en el Pleno, del senador Ricardo Monreal Ávila, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena en el Senado de la República, sobre la aprobación de la Ley de Protección del Patrimonio Cultural de los Pueblos y Comunidades Indígenas y Afromexicanas, en Sesión Ordinaria

Muchas gracias, Presidenta.

Estimados legisladores, legisladoras:

Quise hacer uso de esta Tribuna senatorial, porque estamos a punto de aprobar una ley, una nueva ley, que es una ley encaminada a la protección del patrimonio cultural de los pueblos y comunidades indígenas y también afromexicanas.

El 20 de noviembre del 2018, hace dos años, Susana Harp y yo presentamos esta iniciativa de ley, provocada por el sentimiento de ver indefensas las comunidades indígenas y afromexicanas, por la actitud poco profesional y hasta deleznable, del plagio de las artesanías, de los textiles, de la cultura y del arte de las comunidades indígenas, sin que hubiese ningún respeto, autorización, menos indemnización o pago por el uso de su cultura, de sus símbolos o de sus creaciones.

Este es el fondo de esta nueva ley. Es una ley que deberíamos todos leer, revisar, cerciorarnos del contenido; no sólo los legisladores, sino todos aquellos que tienen por propósito defender nuestra cultura.

Esta ley contiene 75 artículos, 5 transitorios, y es obviamente el propósito fundamental, que el Estado mexicano proteja la cultura de nuestras comunidades y también de las comunidades afromexicanas.

Fue difícil que entendieran todos, que era urgente el aprobar esta nueva ley, dos años, y veíamos y vemos con toda impunidad, que marcas internacionales e incluso nacionales, plagian la cultura, plagian los estilos, la creatividad, las artesanías, los textiles de nuestras comunidades de manera impune.

Con esta ley pretendemos frenar y terminar con esta actitud irregular, inmoral de siglos, de siglos que han estado desprovistas de derechos para el reclamo de las comunidades.

Por eso me alegra que todos hayan votado en la Cámara de Diputados por unanimidad, sólo un voto no lo hizo, que me imagino estuvo despistado o equivocó en el momento de oprimir su dedo en el botón; no sé qué fue lo que motivó a que ese voto fuera en contra.

Ahora tenemos esta gran oportunidad que el Senado de la República, como Cámara de origen, pueda concluir su trabajo en beneficio de nuestras comunidades indígenas y afromexicanas.

Esta ley es muy importante, de avanzada, justa, correcta y oportuna, aunque la oportunidad no esté en el momento oportuno, valga la redundancia, pasó mucho tiempo para hacer justicia a las comunidades indígenas.

Ahora depende de la aplicación de esta ley, darla a conocer, capacitar a las comunidades, a los dirigentes de las mismas, socializarla y darla a conocer para que todos los núcleos agrarios puedan saber lo que ahora estamos aprobando en su beneficio.

Quisiera, Presidenta, solicitarle pasme íntegro un documento que había preparado como autor o como coautor de la iniciativa, se inscriba en el Diario de Debates.

A veces pasan desapercibidos estos ordenamientos jurídicos fundamentales, éste no debe pasar a la historia como uno más. Es un reclamo justo, es una actitud correcta, es la esperanza de, por vez primera, atender los reclamos de las comunidades indígenas y afromexicanas.

Por la atención de todos, muchas gracias.

SENADORA OLGA SÁNCHEZ CORDERO: Gracias, senador Monreal y felicidades.

SENADOR RICARDO MONREAL: Por cierto, Presidenta, aprovecho para ya no…

SENADORA OLGA SÁNCHEZ CORDERO: Se inscribe.

SENADOR RICARDO MONREAL: Hace 150 años; 154 que se emitió un Decreto por el que se creó la primera Escuela Nacional de Sordomudos en México.

En el marco de la conmemoración del Día de las Personas con discapacidad Auditiva, hoy es tiempo de reflexionar en torno a la visibilidad, o invisibilidad a la que se enfrentan más de 7 millones de personas en nuestro país, que representan o que presentan esta condición.

Me uno a la propuesta del uso de cubrebocas con ventanas, para solventar, desde ya, esta situación y seguir combatiendo las dificultades a las que se presentan los sordos en esta pandemia, a fin de que todos podamos entenderlos, o entendernos mejor.

Debemos implementar un enfoque que responda positivamente a las necesidades de esta comunidad, haciendo de nuestra sociedad una más inclusiva.

Es imperativo que la lengua de señas mexicanas sea incluida en los planes de estudio y también que en el sector público existan personas que la conozcan. El promover la interpretación en todos los ámbitos, así como implementar programas para la oralización.

Hay mucho por hacer. Cada uno de nosotros, cada una de nosotros, podemos aportar nuestro granito de arena para el enriquecimiento de nuestra sociedad, entendiéndonos y comunicándonos mejor.

Esta es una muestra de la propuesta de los sordos, para usarlo como alternativa. Un artículo con ventana, cubre boca con ventana.

¡Ánimo!