Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

Versión estenográfica del informe de la senadora Olga Sánchez Cordero, presidenta de la Mesa Directiva, al cerrar los trabajos del Segundo Periodo Ordinario de Sesiones del Primer Año de Ejercicios de la LXV Legislatura del Senado de la República

Distinguidas senadoras.

Distinguidos senadores:

Este día concluimos el Segundo Periodo Ordinario de Sesiones del Cuarto Año de Ejercicio Legislativo de la Sexagésima Quinta Legislatura, habiendo realizado nuestra función Legislativa y Parlamentaria, con un gran compromiso de todas y de todos. Abordando temas de gran impacto para la República y de interés para mejorar la vida de las personas en el país.

En el marco de la pandemia, provocada por el Covid-19, el Senado de la República ha sabido sobreponerse a las dificultades que enfrentamos como país, transitando hacia una nueva normalidad que permitiera cumplir con nuestras tareas legislativas.

Abriendo nuevamente sus espacios y sus recintos para la concurrencia de los distintos sectores: culturales, deportivos, económicos; adaptando también las formas de interlocución y relación con la sociedad a través del uso de tecnologías de la información y comunicación.

Durante este periodo, esta Asamblea reafirmó su posición como parte fundamental de un poder activo, propositivo y fundamental de la vida pública de nuestro país. En estos meses pudimos trabajar sobre la construcción de acuerdos, que hicieron de la pluralidad, la herramienta de legitimidad con que revestimos nuestras decisiones.

Así, logramos establecer en la Constitución el derecho de las víctimas a la verdad, la justicia, la memoria, la reparación del daño y la garantía de no repetición; procesar las inquietudes de la publicidad durante la revocación de mandato; fortalecer constitucionalmente a la coordinación y profesionalización de las instituciones policiales y de procuración de justicia; nacionalizar el litio, por poner sólo algunos ejemplos.

Asimismo, con respecto a las leyes secundarias, pudimos dar cauce a iniciativas para combatir el reclutamiento forzado de niñas, de niños y adolescentes; revisamos la prisión preventiva; votamos propuestas para mejorar la atención de enfermedades raras; reconocimos los derechos laborales de personas menstruantes; impulsamos los derechos de las personas adultas mayores, en materia de tecnología de la información; enviamos a la colegisladora la reforma para evitar que el clembuterol siga siendo un riesgo para la salud, presente en nuestras mesas.

Aprobamos muchos cambios orientados a la protección y salvaguarda de los derechos de las mujeres, de las niñas, de los niños, de los adolescentes, de las personas adultas mayores, personas con discapacidad, entre otros muchos grupos sociales.

En este ámbito, como parte del intenso trabajo legislativo, aprobamos dos reformas constitucionales; diez leyes de nueva creación; 150 reformas a distintos ordenamientos vigentes; 217 dictámenes con puntos de acuerdo; 377 nombramientos, entre los que destacan el de una ministra de la Suprema Corte, el de un integrante de la Junta de Gobierno de Banco de México, el del titular de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, el de un consejero de Administración de PEMEX, un consejero honorífico del Consejo Nacional Ciudadano del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas; nueve consejeros honoríficos del Consejo Consultivo de la CNDH; 235 ascensos de diversos grados del Ejército y de la Fuerza Aérea mexicanos; 128 ascensos de diversos grados navales.

En ejercicio de la facultad constitucional para revisar la Política Exterior, expresada en el artículo 76 de nuestra Constitución, en este año de ejercicio legislativo en el Senado de la República, hemos ratificado 16 nombramientos de personal diplomático y aprobado 10 instrumentos internacionales en el ámbito bilateral y multilateral; propició al mundo una cara de modernidad y progreso, orientada hacia una dinámica de interacción global que sea beneficiosa para el planeta en su conjunto.

Agradezco el respaldo de todos los grupos parlamentarios y la confianza para cumplir con la responsabilidad de conducir nuestras acciones desde esta Presidencia de la Mesa Directiva.

Y en todo momento he ejercido mis funciones desde una perspectiva democrática y liberal, de manera objetiva, imparcial, con prudencia y tolerancia y privilegiado el pluralismo.

Antes de concluir mi intervención y dar por cerrado este Periodo Ordinario de Sesiones, quiero hacer un amplio reconocimiento a mis compañeras y compañeros de la Mesa Directiva: a las vicepresidentas, senadoras Alejandra Reynoso y Verónica Martínez.

A nuestro vicepresidente José Narro; de las secretarios Verónica Camino, Verónica Delgadillo, Cora Cecilia Pinedo, María Guadalupe Cisneros, Alejandra Lagunes y Katya Ávila, así como del senador Sergio Pérez, quienes me han acompañado en esta importante, yo diría importantísima labor de conducir la Mesa Directiva, haciendo un alto honor y compromiso frente a este Pleno del Senado de la República.

Quiero también hacer un especial reconocimiento a los y a las coordinadoras de los grupos parlamentarios:

Al senador Ricardo Monreal, muchas gracias, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena.

Al senador Julen Rementería del puerto, coordinador del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional.

Al senador Miguel Ángel Osorio Chong, coordinador del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

Al senador Clemente Castañeda, coordinador del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano.

Al senador Manuel Velasco, coordinador del Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista de México.

A la senadora Geovanna Bañuelos, coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo.

A la senadora Sasil de León Villard, coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido Encuentro Social.

Al senador Miguel Ángel Mancera, coordinador del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática.

A la senadora Nancy de la Sierra Arámburo, coordinadora del Grupo Plural.

Mi agradecimiento especial a todo el personal administrativo y de servicios parlamentarios, así como al personal de limpieza, Resguardo Parlamentario y de Protección Civil.

A todas y a todos funcionarios y servidores públicos que cada día demostraron y demuestran su compromiso con nuestra institución.

Muchas, muchísimas gracias a todas y a todos ustedes.

Reconozco también a los medios de comunicación y a los comunicadores su profesionalismo, su transparencia y su compromiso.

Compañeras y compañeros: Estoy muy orgullosa del trabajo realizado y sé que seguiremos generando consensos para un México más próspero con alto contenido social.

Iniciaremos a partir de ahora un periodo de receso en donde actuaré bajo los mismos principios y valores que la Constitución y la ley nos demandan en el seno de la Comisión Permanente.

Muchas, muchas, muchas gracias a todas y a todos ustedes por su atención.

Es cuánto.