Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

Versión estenográfica de la reunión del senador José Narro Céspedes, vicepresidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, con parlamentarios de Estados Unidos de América

PRESENTADOR: Señoras y señores, muy buenos días tengan todas y todos ustedes.

La LXV Legislatura del Senado de la República les da la más cordial bienvenida a esta visita del Parlamento Norteamericano al Senado de la República, que preside el senador por el estado de Zacatecas, doctor José Narro Céspedes, vicepresidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, en este recinto que es Salón de la Comisión Permanente del Senado Mexicano.

Para este acto contamos con la presencia en el presídium de nuestro anfitrión, el senador por el estado de Zacatecas, doctor José Narro Céspedes, vicepresidente de la Mesa Directiva del Senado de la República.

Senador Benjamin Hueso, del Senado Estatal de California del Distrito 40.

Contamos con la presencia de la senadora por el estado de Baja California, Gina Andrea Cruz Blackledge.

Senador Benjamin Allen, también integrante del Senado Estatal de California del Distrito 26.

Del mismo modo, contamos con la presencia de Antonio Vázquez, enlace de la Junta de Ecualización del Estado de California.

Nos acompaña Brian Churchill, Sargento del Departamento de Policía de Los Ángeles, California.

Finalmente, para conformar a este honorable presídium, contamos con la presencia de Mark Vlasic del Programa de Liderazgo Ejecutivo diplomático.

Nos acompaña también el diputado Mario Alberto Torres escudero.

Desde luego, queremos agradecer la presencia del señor Gerardo Ramos, coordinador de Asuntos con California.

Del mismo modo, queremos agradecer la presencia de Tairín Riojas, coordinadora de Asuntos con México del Senado de California.

Agradecemos al cuerpo diplomático acreditado en nuestro país, que esta mañana nos acompaña.

Desde luego, queremos agradecer la presencia de todas y todos ustedes dentro de este importante evento para el Senado de la República, así como a quienes nos siguen a través de la señal del Canal del Congreso de la Unión y de los diferentes medios de comunicación aquí presentes.

Sin más preámbulo, señoras y señores, para dar inicio, escucharemos el mensaje de bienvenida a cargo de nuestro anfitrión, el senador por el estado de Zacatecas, José Narro Céspedes, Vicepresidente de la Mesa Directiva del Senado de la República.

SENADOR JOSÉ NARRO CÉSPEDES: Queremos agradecerle a la Delegación del Estado de California, de Estados Unidos, hoy su presencia en este recinto parlamentario del Senado de la República de México; que estén aquí acompañándonos, que estén aquí presentes, que hayan hecho esta visita de amistad y de fortalecimiento de las relaciones mutuas entre este importante Estado de la Unión Americana a nuestro país.

Están en su casa. Sean muy bienvenidos y con todo nuestro corazón aquí los recibimos, y estamos para atenderlos, para servirles y para apoyar los trabajos, que estamos seguros que se necesitan para fortalecer la relación bilateral entre el Estado de California, que es el sexto estado, la sexta potencia mundial en la economía con nuestro país, con México.

Es una relación fundamental, es una relación de hermanos, es una relación bilateral en donde México tiene especial interés de fortalecer esta relación.

Quiero agradecer también la presencia de nuestra compañera senadora, que aparte de ser senadora de la facción parlamentaria del PAN, ella es presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores con América del Norte del Senado de la República, y es un honor para nosotros que la senadora Gina Andrea Cruz esté hoy aquí acompañándonos en esta importante reunión.

Aparte ella es de California, de Baja California, México, un estado vecino; es vecino. Ella fue cónsul en los Estados Unidos. Es una persona muy importante que conoce de la materia y sabe de la importante relación entre California y México, nuestro país.

Agradecer también la representación de la Cancillería mexicana, que hoy también aquí está acompañándonos a nosotros.

La simbiosis entre Estados Unidos y México, es tan evidente que podría parecer una obviedad. Debería de serlo.

La lista de símbolos que refleja la estrecha naturaleza entre los dos vecinos es larga. Sólo en términos demográficos están los 11 millones mexicanos que viven en Estados Unidos y los 36 millones de México-americano; el millón y medio de estadounidenses que viven en México.

La comunidad más grande fuera de Estados Unidos, Los Ángeles, como la ciudad con más mexicanos del mundo, sólo detrás de la capital mexicana. En Los Ángeles hay más mexicanos prácticamente que en todas las ciudades de este país, solo rebasado por la Ciudad de México.

La más grande red consular que un país ha montado en otro estado, en otro país, es la Red Consular de México, que está en Estados Unidos.

Con todo, la relación entre Estados Unidos y México es una relación agridulce; territorios perdidos, tratados comerciales e inmigración ilegal han marcado la historia entre ambos países; el tráfico de armas, el tráfico de drogas es parte de esta relación.

Nuestra relación está llena de turbulencias superficiales, pues contiene los elementos de permanencia de la relación, derivado de la continuidad geográfica, la cambiante complementariedad económica y las similitudes institucionales.

Prácticamente ningún tema de la agenda nacional escapa de la influencia que ejerce nuestro vecino.

Los 3 mil kilómetros de frontera que unen a ambos países, se han convertido en algo más que un espacio de contacto entre dos naciones. En realidad, los acontecimientos políticos, económicos, sociales y culturales en Estados Unidos afectan transversalmente la vida de todos los mexicanos, sus organizaciones e instituciones.

Es más, la gran mayoría de los asuntos de política exterior de México están ligados directa o indirectamente a su relación con Estados Unidos.

Siendo así, para entender política exterior mexicana, en su conjunto, es fundamental entender la relación bilateral entre nuestros dos países.

Es curioso que con una relación que inicia en 1819, cuando las fronteras en el tratado Adams-Onís, Estados Unidos dio Texas, California, Nuevo México, Nevada, Utah y Arizona a España, que aceptó pagar hasta 5 millones de dólares por las tierras.

Es hasta 1947, con Harry Truman, que es el primer presidente norteamericano que viaja a la Ciudad de México.

La realidad subyacente, aunque innegablemente compleja, revela una verdad sencilla: Estados Unidos y México están irremediablemente atados el uno al otro.

Dados los importantes beneficios que ha dejado la integración norteamericana, no es de sorprender que surjan alianzas en su defensa. Es el crecimiento futuro de la economía de Estados Unidos, los latinos, especialmente los mexicanos, tendrán un papel protagónico.

E una población de casi 57 millones de latinos en Estados Unidos, más del 63 por ciento es de origen mexicano; es decir, más de 36 millones de personas. Esto incluye a los inmigrantes mexicanos que residen en Estados Unidos y que los estadounidenses en el censo se identifican como de origen mexicano.

Si bien la migración de mexicanos a Estados Unidos ha estado por años impulsado por trabajadores sin estudios superiores que se desempeñan mayormente en el sector agrícola y de la construcción, el panorama ha cambiado en años recientes, explican los expertos.

Los hijos de esta generación que migró a la primera potencia económica del mundo, tiene más probabilidades de obtener educación en niveles superiores y, por tanto, de ganar, gastar e invertir más dinero.

Los latinos nacidos en Estados Unidos además son notablemente más jóvenes que el promedio de la población general, lo que los proyecta como una fuerza laboral y de consumo clave para el crecimiento económico del país.

Sin embargo, pese a que las personas de origen mexicano ocupan el primer puesto entre la población hispana migrante en Estados Unidos, sus condiciones sociales, educativas y económicas son peores, en comparación con otros grupos migratorios, pese a que los mexicanos ocupan el primer puesto en población y el cuarto en migrantes o ciudadanía estadounidense, sus condiciones sociales, educativas y económicas son peores en comparación con migrantes provenientes de otros países como Argentina, Panamá, Cuba y Venezuela.

Es un hecho innegable; México y Estados Unidos se necesitan mutuamente. Tenemos una relación sumida entre el amor y el odio, entre la política y las ideologías, entre la influencia de ambos en cada aspecto de ambas culturas que se cruzan y entrecruzan para construir un mundo que no es (inaudible)… corresponde a ambos mundos y al mismo tiempo se rechaza.

En este marco, necesitamos construir puentes que garanticen la convivencia y el intercambio cultural, económico y social, y de cooperación en materia de seguridad, cuestiones hídricas, migración y comercio.

Queremos comentar que la relación entre California y México es muy importante. Hemos estado, nosotros en lo personal, en Sacramente, en reuniones con la Cámara de Comercio de California y con grupos empresariales de California, que tienen interés, también, en impulsar esta relación comercial, financiera y de inversión entre Estados Unidos y México.

Nosotros queremos reconocer que California es un Estado hermano con México; es un Estado que siempre ha sido solidario con nuestro país, y es un Estado en donde se ha dado siempre los primeros pasos para el reconocimiento de los derechos de los migrantes mexicanos que están en Estados Unidos.

California, a diferencia un poco de Texas o de otros estados de la Unión Americana, siempre ha recibido a los migrantes poque California es un Estado fundamentalmente o muy importante también en materia agrícola.

Entonces, la población mexicana en California también ha sido un factor importante en el tema del trabajo para el desarrollo económico de este Estado, es una potencia económica en el mundo.

Tenemos interés de fortalecer esta relación, de estrechar esta comunicación y de dar pasos firmes para que la relación entre California y México se fortaleza, para que hermanemos el estado de California con México, para que sepa California que aquí, México, somos sus hermanos, somos un país vecino, soberano, pero que siempre con California nos unen estrechos lazos de amistad y de relaciones, y queremos seguir manteniéndolas y fortaleciéndolas.

Entonces, sean muy bienvenidos, esta importante Delegación.

Nos habían informado, también, que el gobernador de California, a fines de mayo era posible que viniera. Entendamos que el tema electoral en Estados Unidos ha atravesado un poco las agendas.

Pero que esperamos que venga el gobernador de California en las próximas semanas a México, para que logremos acuerdos bilaterales entre México y California, muy importantes para el tema del comercio, para el tema financiero, para el tema de la inversión y para el tema del respeto de los derechos humanos.

Para el tema de migración, que también es muy importante, para el tema de los empleos temporales que Estados Unidos les ofrece a muchos mexicanos. Ahora, de estudios superiores como son enfermeras, médicos, operadores de maquinaria pesada, que se ofrecen plazas y espacios en la economía norteamericana para que haya mexicanos que vayan a trabajar a la economía de Estados Unidos.

Queremos, en este sentido, sentimos que también California es la puerta de entrada de Asia hacia América. Y, en este sentido, necesita también California ampliar sus puertos.

Y una parte importante que se ha pensado es que se construya un nuevo puerto, abajo del puerto de Ensenada, porque ya los puertos de California están ocupados prácticamente por los siguientes dos años de comercio.

Y entonces creo que la relación entre Baja California y California, Estados Unidos, es muy importante. Y entre la relación entre México y Estados Unidos, es fundamental para el tema de la energía, para el tema del agua, para el tema también de la seguridad entre las dos fronteras, entre las dos naciones.

Tengan presente nuestra disposición plena a trabajar conjuntamente para que los retos y las dificultades que se tienen puedan ser superadas.

Pero para que también las oportunidades que tenemos para que la economía de California y de Estados Unidos salga adelante ante un proceso que se empieza a vivir de recesión económica, México está dispuesto a fortalecer, como lo dijimos, en el T-MEC, este bloque con América del Norte, en donde California juega un papel esencial, como un motor de la economía mundial y como un motor de la economía norteamericana, y ahora queremos que sea parte de este motor, también de la economía mexicana.

Que conjuntamente hagamos que la economía de América del Norte pueda empezar a crecer, y pueda empezar a fortalecerse, y pueda mantenerse como el principal bloque económico del mundo, que es muy importante.

Entonces, nuestro beneplácito en recibirlos aquí en el Congreso, en el Senado mexicano. Entendemos que el Senado mexicano es la Cámara del Congreso mexicano que está encargado de la política exterior mexicana.

Por eso, es muy importante, el Congreso mexicano es complementario al Ejecutivo en el tema de política exterior, y el Congreso mexicano está abierto a fortalecer las relaciones bilaterales con Estados Unidos, pero también las relaciones con California, Estados Unidos, que es de los estados de la Unión Americana con la que México mantiene una mayor fortaleza y un mayor proceso de integración.

Muchas gracias.

PRESENTADOR: Desde luego que agradecemos el mensaje de bienvenida, a cargo del vicepresidente de la Mesa Directiva de este Senado de la República, el senador José Narro Céspedes.

Señoras y señores:

Queremos agradecer la presencia del señor Neptali García, vicepresidente de Asuntos Gubernamentales de ‘Mackley’.

Muchísimas, muchísimas gracias por acompañarnos.

A continuación, es momento de escuchar el mensaje del senador Héctor Vasconcelos, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de la República.

Ha preparado para todas y todos ustedes esto, a través de su secretario particular, el señor Jatnael Quinto.

JATNAEL QUINTO: Buenos días.

Me voy a permitir transmitir el mensaje que preparó el senador Héctor Vasconcelos, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de México.

Señoras y señores:

Lamento sinceramente no poder asistir presencialmente a este relevante encuentro por motivos de salud.

Para el Senado mexicano, la presencia en nuestro seno de una delegación proveniente de los Estados Unidos de Norteamérica, es siempre del mayor rango de importancia.

Para el gobierno del presidente López Obrador, no hay tema binacional más significativo que la atención a los cerca de 40 millones de personas nacidas en México o de ascendencia mexicana que viven en nuestro vecino del norte.

Así me lo hizo saber durante los 12 viajes en que tuve el honor de acompañarlo a ciudades norteamericanas entre 2010 y 2017.

Desde luego, los temas migratorios son los más complejos y perennes de nuestra relación, y en esto no somos sino parte de una de las mayores preocupaciones de nuestro tiempo en diversas regiones del mundo.

Cómo absorber a los millones de hombres y mujeres que por las más diversas razones emigran a los países más desarrollados económicamente. En otras palabras, las grandes migraciones de sur a norte que se previeron desde mediados del siglo XX y son ahora, un reto cotidiano.

Dentro de los múltiples ángulos y vertientes que nuestra relación bilateral comprende, hoy destaca el tema de la reciente Cumbre de las Américas, en Los Ángeles, California. Me parece que la postura de México consistente en insistir en que una reunión continental debe incluir a todos los países del Hemisferio, sin excepción alguna, ha renovado el papel de México en organismos multilaterales y ha liderado a otros países de Iberoamérica en cuanto a demandar un nuevo enfoque de nuestras relaciones continentales.

En una reunión de pares, no puede haber país alguno que decida unilateralmente, quién se sienta a la mesa y quién no. Es ese el principio central del multilateralismo, principio por cierto, que es observado por la Organización de las Naciones Unidas.

Celebro en particular, el interés de nuestros invitados norteamericanos en el tema ambiental, y hago votos porque fructifiquen los proyectos de inversión en nuevas tecnologías que protejan al planeta en la desenfrenada carrera contra el tiempo, que ya estamos experimentando con el cambio climático.

Muchas gracias a todos y a todas.

MODERADOR: Agradecemos este importante mensaje a cargo del presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de la República, el senador Héctor Vasconcelos, a través de su Secretario Particular, el señor Jatnael Quinto.

A continuación, señoras y señores, escuchamos el mensaje del senador Benjamín Hueso, del Senado estatal de California, del Distrito XL.

BENJAMÍN HUESO, SENADOR ESTATAL DE CALIFORNIA: Muchas gracias.

Quisiera agradecer a todos ustedes y también al senador Narro y senadora Cruz Blackledge por este recibimiento tan amable. Y también quisiera expresarles que estoy muy emocionado de volver aquí, a México lindo y querido, y a ver a todos ustedes, que nos han recibido de esta forma tan amable, les quisiera agradecer.

Y también agradecerles a los senadores por ofrecer su tiempo para tener esta discusión sobre este tema binacional, que yo creo que es muy importante para tanto Estados Unidos y California y México, en cuanto a resolver retos y desafíos sociales, que tanto quedan dentro de nuestra Administración, para corregir.

También quisiera agradecer a unos amigos que han venido a recibirnos, desde muy lejos. Tengo aquí un amigo que vino desde Jalisco, Raymundo Romo, que es el presidente del Corredor Chapala, en Jalisco, que ha creado un mejor ambiente empresarial en Jalisco, para los empresarios en el área y ha tratado asuntos de seguridad de una manera muy, muy eficiente y muy efectiva.

Y ha creado otro medioambiente también, un amigo, Rodolfo Curiel, está aquí, que vino desde Querétaro también, que ha sido muy esencial en nuestros trabajos para restaurar un lago en mi distrito (inaudible), que colinda con Baja California, donde estamos trabajando una política para restaurar ese recurso medioambiental tan importante.

Y, generalmente todo el grupo que tenemos, venimos para hablar sobre asuntos de seguridad que nos corresponden, cosas que serán muy importantes en el futuro, pues muchos saben que en México y Estados Unidos vamos a tener la Copa Mundial y las Olimpiadas también van a venir, y tenemos un grupo aquí de seguridad que viene para aprender y también a capacitar, para asegurar que esos eventos sean exitosos en todos sentidos, y especialmente en el sentido de seguridad social.

Y también a tratar asuntos fronterizos, asuntos de agua. Existe una situación en California donde hay escases de agua muy grave, y está afectando a los estados fronterizos, incluyendo Baja California, de una manera muy grave. Y es muy importante que tratemos esos asuntos, para asegurar que la gente de esa región continúe teniendo agua potable, de una manera que no cause daño al medioambiente.

Pero en general, a través de los años que yo he trabajado este tema, ha sido muy importante tener un diálogo, no hay prosperidad y paz, sin entendernos, sin conocernos, sin tener un diálogo, sin platicar cuáles son los asuntos que más nos unen y a ves más separan; para crear soluciones que se puedan poner en rigor para el beneficio del pueblo.

Y hemos trabajado muchos asuntos a través de los años, y gracias a México y sus líderes, que han sido tan amables y han abierto la puerta a ese diálogo; hemos podido crear un ambiente de intercambio de comercio, de políticas de medioambiente, hemos tratado asuntos de agua transfronterizo, hay muchos casos que han causado muchos problemas medioambientales en las áreas de las fronteras.

Y mayormente, agradezco mucho que han abierto la puerta a ese diálogo porque, sin eso, realmente no se solucionan los problemas.

Y no hay una hermandad más fuerte, especialmente entre California y México, porque sentimos que California realmente es, nos sentimos muy, muy amigos de México; apoyamos mucho a México en nuestras políticas, en nuestro intercambio, a los inmigrantes. California invita a los inmigrantes, abogamos por ellos, los protegemos, hemos tenido varias políticas en California que abogan por los inmigrantes, que reciban servicios médicos, que reciban preparamiento educacional, que reciban apoyo de empleos y de servicios sociales.

Y, eso no es muy común, ustedes saben, Estados Unidos no es realmente la postura de todos los estados de Estados Unidos, pero en California vemos a los mexicanos como nuestros hermanos y como humanos que somos nosotros, pero con un deber a ellos y a su bienestar. Entonces, quisiéramos seguir fomentando esos ideales, esas políticas que nos unan, donde podamos seguir trabajando juntos.

Es mi esperanza que California tenga un mejor porvenir en el futuro, pero también que México tenga mejor porvenir. Y lo podemos lograr trabajando juntos, no es necesariamente una situación donde un lado se aproveche del otro; claro que no: tenemos que trabajar juntos y levantar políticas que nos levantan de la misma manera, de una manera positiva donde todos puedan mejorarse y tener un mejor porvenir juntos de la misma manera.

Estamos hablando de políticas que no son muy equitativas, en cuestión de que hay unas que favorecen más a un país o al otro y esos también tenemos que crear políticas que sean justas para ambos lados, que den la misma oportunidad que las empresas se desarrollen en Estados Unidos y en México de la misma manera, y que donde haya en ambos lados el mismo acceso a recursos educativos y que haya el mismo recurso y acceso a servicios médicos, que haya seguridad comunitaria.

Hemos aprendido mucho de cómo se trabajan ciertos temas en México, que nos han favorecido aprender y también emplear esos mismos sistemas, y viceversa. De esa manera podemos aprender unos de los otros, buscando las mejores prácticas que brinden el mejor beneficio social al pueblo.

Esas experiencia que he tenido a través de, esta es mi año 17 en la política como regidor, como presidente del cabildo y ahora como senador, trabajando con México, solucionando problemas no sólo fronterizos, a un nivel binacional, que realmente afectan a todas las partes de California y de México, donde hemos podido ofrecer alguna mejora o algún beneficio a personas de todas partes del estado y de la República, trabajando políticas que son justas y que son con el fin de crear una mejor sociedad para todos.

Les agradezco otra vez esta muy cordial bienvenida que nos dan y nos sentimos realmente como en nuestra casa cuando nos invitan a México y no cabe duda que los mexicanos son los más hospitalarios del mundo.

Muchas gracias.

PRESENTADOR: Agradecemos la participación activa dentro de esta visita del senador Benjamin Hueso, del Senado Estatal de California del Distrito 40.

A continuación, señoras y señores, escuchamos a la senadora por el estado de Baja California, Gina Andrea Cruz Blackledge, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional y presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores América del Norte del Senado de al República.

SENADORA GINA ANDREA CRUZ BLACKLEDGE: Muchas gracias.

Muy buenas tardes tengan todas y todos ustedes. Muchísimas gracias, senador Narro, por esta convocatoria, por esta invitación.

Gracias por siempre ser incluyente en la agenda, y sobre todo en un tema tan importante que nos ocupa.

Distinguidos senadores Ben Hueso y Benjamin Allen, bienvenidos.

Por supuesto, le doy la bienvenida a quienes nos acompañan, a Antonio Vázquez, Brian Churchill, Mark Vlasic, Neftalí García, Gerardo Ramos y, por supuesto, Tairín Riojas. Gracias por estar aquí y por hacer esto posible, sobre todo.

Sean bienvenidos a este Senado Mexicano, que es una institución que, como el Senado de los Estados Unidos expresa la unidad de la nación y la fortaleza de nuestro Pacto Federal.

Como representante del estado de Baja California, me siento muy honrada de participar con ustedes y poder compartir algunas de las preocupaciones y temas que forman parte de nuestra agenda común.

Calibaja, es una comunidad binacional de gran importancia para nuestros países. Es un claro ejemplo de que podemos lograr muchas cosas cuando trabajamos coordinadamente.

Nuestra región se caracteriza por una forma de vida común que tiene sus raíces en fuertes intercambios familiares, laborales, comerciales que generan una de las economías más prósperas del planeta y una de las zonas más dinámicas con decenas de miles de cruces fronterizos diarios.

Como ustedes saben, la región tiene una fuerte integración económica y está habitada por unas siete millones de personas.

Los grupos principales de la industria manufacturera nacional, representaban en el 2018 cerca de 52 mil puestos de trabajo en San Diego y en el Valle (inaudible) y 177 mil 500 empleos en Baja California; generando con esto el 7 por ciento del Producto Interno Bruto de la Región.

Calibaja tiene un Producto Interno Bruto regional de 250 mil millones de dólares y flujos comerciales transfronterizos estimados en 70 mil millones de dólares.

Ahora bien, nuestra región comparte los retos globales que hoy nos plantea la recuperación pos pandemia. La creciente desigualdad a nivel mundial, el desplazamiento de poblaciones por causas del cambio climático, la polarización de nuestras sociedades y la consolidación de cadenas de valor resilientes; la transición hacia una economía verde y la revolución de las redes y la tecnología que ha potenciado el COVID-19.

Tenemos una gran ventana de oportunidad que debemos aprovechar, abriendo oportunidades en ambos lados de la frontera, para integrar mejor las cadenas de suministro.

Parte fundamental de nuestro futuro común es la creación de un (inaudible) que posicione a nuestra frontera como una de las más dinámicas y competitivas del mundo. La apuesta por inversión en infraestructura fronteriza, tendrá impactos indudables en el mediano y corto plazo en materia de generación de empleos y promoción de la competitividad y las inversiones.

La infraestructura en materia ferroviaria, portuaria, aeroportuaria y el fortalecimiento de las plantas desaladoras y la mejora de la infraestructura fronteriza son las claves para la promoción de una región dinámica, económicamente fuerte y de vanguardia.

El Corss Border Xpress, mejor conocido como CBX, es un puente peatonal único y de vanguardia que comunica al Aeropuerto Internacional de Tijuana con Estados Unidos de América, el cual optimiza el paso de los turistas, permitiendo agilizar el paso y ahorrar tiempo.

Pero quedan retos por resolver para dinamizar la región aún más.

Es de vital urgencia agilizar el cruce fronterizo de peatones, de autos y camiones en los cuatro pasos fronterizos, como son San Isidro-Tijuana o Taimesa-Tijuana; Tecate-Tecate y Calexico-Mexicalli.

En otro tema importante, existen además grandes oportunidades para la región Calibaja en la industria aeroespacial, electrónica, nanotecnología de televisores, herramientas, semiconductores y de instrumentos y recursos médicos.

Sin embargo, es de gran importancia dar certidumbre a las inversiones y garantizar el fiel cumplimiento de contratos y compromisos y acuerdos.

Casos como la cancelación de la planta de Constellations Brands, con una inversión comprometida de mil 400 millones de dólares no puede repetirse, porque afecta el clima de negocios y ahuyenta las inversiones y posibilidades de empleo.

Por otro lado, la consolidación de cadenas de valor resilientes demanda que estrechemos los lazos de colaboración para definir las industrias cruciales y las áreas de oportunidad para nuestra región.

En cuanto a la migración, los efectos de la pandemia se han hecho visibles en el desplazamiento de poblaciones por causa de la falta de oportunidades.

Son las personas más vulnerables quienes han padecido las consecuencias adversas del COVID-19.

A estas afectaciones económicas hay que sumar la inestabilidad política de varios gobiernos de América y la presencia del conjunto de caravanas que viajan en grupo y tienen como destino final la solicitud de asilo en los Estados Unidos de América, conformadas por Haitianos y personas provenientes de los distintos países de Centroamérica.

Una importante preocupación compartida se refiere precisamente al trato humanitario que hay que darles a las personas que emigran. Las leyes migratorias y en materia de refugio en México, tienen un importante componente humanitario que debemos observar en todo momento.

El respeto a la dignidad humana y a los derechos de las personas migrantes deben permanecer por encima de cualquier otra política o principio.

Otro problema que hoy es urgente atender, es precisamente el estrés hídrico, del que hablaba el senador Ben Hueso, que se han causado sequías que están afectando precisamente al norte de México.

La contaminación del Río Tijuana perjudica también las playas de San Diego y nos obliga a trabajar juntos de manera coordnada para mejorar la infraestructura hídrica, la cual será crucial al corto, mediano y largo plazo.

Otro reto que nos permite ver con optimismo el futuro, es darle continuidad al Consorcio de Educación Superior de Calibaja para lograr que seamos líderes en educación superior transfronteriza, con programas que en corto plazo, mediano y largo, nos permita promover la competitividad regional.

Una parte fundamental del esfuerzo educativo, debe ser la formación de capital humano capaz de innovar en energías renovables.

Un tema de mayor trascendencia en el que todas y todos estamos de acuerdo, es que el futuro del mundo es verde. Los retos que nos impone el cambio climático, nos obliga a tomar decisiones contundentes aquí y ahora, para garantizar que las generaciones futuras tengan un mundo sustentable y viable.

Por último, no puedo dejar de mencionar el reto de la inseguridad.

Como ustedes saben, los cárteles mexicano se han fortalecido durante los últimos años y hoy dominan amplios territorios.

Los esfuerzos para hacer frente a los grupos delictivos trasnacionales deben ser regionales, pero deben comenzar desde el ámbito local, garantizando el imperio de la ley, la vigencia del Estado de derecho y el dominio por parte de las autoridades de territorios que hoy lamentablemente son dominados por el crimen.

Muy distinguidos legisladores y autoridades que nos acompañan: tenemos ante nosotros la gran oportunidad de reactivar la diplomacia parlamentaria después de la pandemia.

Las reuniones interparlamentarias entre México y los Estados Unidos de América son cruciales para suplir ausencias en foros internacionales, compartir agendas comunes, buscar enfrentar en unidad los retos globales, regionales y locales, y promover las acciones que sean necesarias para que Calibaja, además de una potencia económica sea una región próspera y pacífica.

Cuentan con aliadas y aliados en este Senado de la República.

Gracias a la reelección legislativa, ustedes tendrán actores con los que podrán colaborar al largo plazo.

Y quiero resaltar la importancia de este año, en este año 2022 precisamente se cumple el Bicentenario de la relación entre México y Estados Unidos. Creo que eso nos debe de mover para de alguna manera fortalecer nuestras relaciones y que podamos estar hablando de que estamos trabajando por el próximo bicentenario de la relación México y Estados Unidos.

Los invitamos a trabajar de forma conjunta para impulsar el futuro común que nos hermana como región. Deseo que esta reunión sea la primera de muchos encuentros fructíferos y productivos.

Obviamente estamos en la mejor disposición, interesados para que nuestros estados, en el caso de Baja California, que también aquí también mi amiga Samsara es del estado de Baja California, podamos seguir trabajando de la mano.

Creo que independientemente del trabajo que se haga y de los esfuerzos que se hagan como países, creo que nuestros estados deben de seguir colaborando para que siga siendo la región más fuerte y fructífera del planeta.

Gracias.

MODERADOR: Agradecemos el mensaje de la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores América del Norte del Senado de la República, la senadora Gina Andrea Cruz Blackledge.

A continuación, señoras y señores, escuchamos el mensaje del senador Benjamín Allen, también integrante del Senado estatal de California, del Distrito XXVI.

BENJAMÍN ALLEN, SENADOR ESTATAL DE CALIFORNIA: Muchísimas gracias por la invitación y esta oportunidad de hablar con todas y todos ustedes.

Soy de Los Ángeles, soy el primer gringo güerito hablando con ustedes, discúlpenme por cualquier error que haga en español.

Esta es una relación que nos importa mucho, la relación entre California y México. Por eso, yo soy el presidente de la Comisión de Medioambiente, de todos los asuntos ambientales, y he estado en negociaciones muy difíciles sobre el tema del plástico; ayer y el día después, y por eso yo tenía que estar volando toda la noche para llegar aquí.

Pero realmente es parte de mi compromiso, porque esta relación es muy importante, entre mi estado y su país. Una cosa que necesitamos para confirmar nuestra hermandad, son más vuelos directos entre Sacramento y el DF; porque yo estaba en Guadalajara unas horas, entre 4 de la mañana. Ha sido una aventura, una aventura con muy poco sueño.

Pero, esta hermandad que tenemos es real. Los Ángeles tiene más mexicanos que cualquier otra ciudad en el mundo, que la Ciudad de México, más mexicanos que Guadalajara, más mexicanos que en Monterrey o Tijuana viven en Los Ángeles, mi ciudad.

Mucha gente no sabe que los colores de nuestra bandera, en California, vienen de los colores de la bandera mexicana; porque tenemos verde y rojo, porque nuestro estado salió de México.

Por fin tenemos una nueva relación en Washington, un nuevo mensaje con el nuevo Presidente en Washington, una nueva relación basada en el respeto y en la conversación, cooperación en temas como los que hemos estado discutiendo: educación, energía, asuntos ambientales.

Pero tengo que decir que para California eso no es algo nuevo. Hemos estado trabajando muy estrecho con ustedes por mucho tiempo; de hecho, por muchos años de Trump la relación entre Sacramento y el DF era una de las más importantes, porque teníamos una conversación muy especial entre nuestras jurisdicciones; por la orientación tan diferente que hemos tenido en California, y nadie refleja esa orientación, este compromiso en las relaciones entre California y México, que mi amigo y tocayo, Benjamín Hueso. Merece un aplauso.

Muchos de ustedes no saben que este es su último año en el Senado, desafortunadamente como ustedes, tenemos límites de tiempo en el Senado y entonces, Ben va a estar haciendo otras cosas, va a seguir como un líder muy importante en esta ecuación; pero él ha trabajado toda su carrera en cuestiones de cómo podemos fortalecer nuestra relación, y cuestiones de comercio, de diálogo, de respeto mutuo, cuestiones de la frontera, cómo podemos mejorar el flujo de comercio y gente en la frontera.

De hecho, él representa toda la frontera entre el estado de California y México, y una de las cosas que hace es promover los asuntos muy difíciles que existen en esta zona. Para la gran mayoría de sus colegas somos de Los Ángeles, de San Francisco, del Valle Central. Sabemos la importancia de México, claro; pero no vivimos esa importancia tanto como ellos, que viven en la frontera.

Y hay unos retos, es difícil la situación con el Gobierno Federal. Hay muchos problemas ambientales; por ejemplo el Río Tijuana, y cómo podemos trabajar juntos para limpiar este río, que realmente tiene un montón de contaminación y cómo podemos trabajar juntos para mejorar la situación allá.

Y él educa a sus colegas, vamos cada año a Baja California para saber más de la situación, exploramos las situaciones en la frontera, reunimos con gente en el Gobierno en Baja California y también venimos por aquí para conocer más gente, y Ben ha sido en el centro de este esfuerzo y realmente ha sido un placer trabajar contigo, Ben. Eres un gran amigo, yo sé que vas a estar haciendo tu liderazgo en esta área, pero realmente tú has ayudado en el fortalecimiento de la relación entre California y México, por todo tu tiempo en la legislatura y te debemos una deuda de gratitud.

Entonces, para mí es muy importante que sigamos en este esfuerzo. Vamos a seguir con la comisión que Ben ha liderado por todo este tiempo y para mí esta es la oportunidad de abrir más puertas, fortalecer más las relaciones con ustedes y expresar nuestro interés, yo sé que hablo desde la Presidenta del Senado, nuestro vocero de la Asamblea y claro, nuestro Gobernador y su Vicegobernadora, Gavin Newsom y Eleni Kounalakis, la importancia de esta relación.

Creemos en México, creemos en nuestra amistad, en nuestra hermandad y muchas gracias por habernos recibido de una manera tan amable.

Muchas gracias y espero que sigamos en ese esfuerzo.

MODERADOR: Agradecemos el mensaje del senador Benjamín Allen, también integrante del Senado estatal de California del Distrito XXVI.

A continuación, señoras y señores, escuchamos el mensaje Brian Churchill, sargento del Departamento de Policía de Los Ángeles, California.

SARGENTO BRIAN CHURCHILL, POLICÍA DE LOS ÁNGELES: Gracias a todos por su hospitalidad de los senadores y todos ustedes.

El liderazgo puede determinar nuestro futuro, y aquí tenemos un grupo que está trabajando juntos para determinar el futuro.

Queremos las mismas cosas: queremos seguridad, queremos derechos humanos, queremos buenas inversiones, queremos prosperidad para nuestros hijos. Y aquí, con este grupo es posible, así que gracias a todos y en el futuro, trabajemos juntos.

Disculpen mi español.

MODERADOR: Muchas gracias.

A continuación escuchamos el mensaje del diputado federal migrante, Mario Alberto Torres Escudero.

MARIO ALBERTO TORRES ESCUDERO, DIPUTADO FEDERAL MIGRANTE: Muy buenos días.

Quiero agradecer principalmente a nuestro senador José Narro Céspedes, por la organización de este evento. Hay 11 diputados migrantes en la Cámara de Diputados, que estamos buscando esto, que estamos buscando escuchar y crear una agenda legislativa con nuestros coterráneos en Estados Unidos, tanto a nivel federal como a nivel estatal.

Son ustedes los que nos pueden ayudar a modificar leyes en Estados Unidos, para ayudar, ayudar a la comunidad mexicana migrante, que vive en Estados Unidos, a que encuentren su felicidad, a que encuentren su bienestar, a que encuentren su sueño americano.

Y también, muy posiblemente ustedes nos puedan ayudar a que las condiciones de vida de muchos mexicanos aquí en México, mejoren. Hay muchos mexicanos que en este momento siguen pensando en irse a trabajar a Estados Unidos, o en irse a vivir a Estados Unidos, y nosotros como mexicanos que estamos ayudando a nuestro pueblo, a nuestra comunidad aquí en México, queremos darles la oportunidad de que se queden aquí en México; que encuentren su sueño mexicano aquí en México; y, bueno, esta es una gran oportunidad, este diálogo que estamos creando, que estamos comenzando y, bueno, gracias a todos los presentes también.

Este es el principio, es el génesis de esta relación.

Muchas gracias.

PRESENTADOR: Agradecemos la activa participación dentro de esta visita del diputado federal migrante Mario Alberto Torres Escudero.

Señores, finalmente escuchamos a nuestro anfitrión, el senador doctor José Narro Céspedes, vicepresidente de la Mesa Directiva del Senado de la República.

SENADOR JOSÉ NARRO CÉSPEDES: Nos da mucho gusto esta reunión y quiero decirles que México no ha pasado por tiempos fáciles. Hemos tenido muchas dificultades también.

Los últimos años del gobierno anterior en México, vivimos una caída de la economía. El primer año de este gobierno la caída económica siguió dándose.

Empezamos a fines del 19, principios del 20 a crecer, a que la economía mexicana empezara a crecer. Pero en marzo del 20 llegó la pandemia y tenemos dos años, el 20 y el 21, con un problema de parálisis de nuestra economía.

En el 20 tuvimos la peor caída económica de los últimos años; crecimos menos el 8.5 por ciento. El año pasado empezamos a crecer, pero el crecimiento fue menor que la inflación y este año apenas empezamos a que la economía empiece a caminar.

Al mismo tiempo, se están sentando las bases de una nueva etapa del desarrollo del país. En México, teníamos dos Méxicos. El México del sur en la pobreza, en el olvido y en el abandono, y el México del norte, más industrial, con más desarrollo, carreteras, aeropuertos.

Hoy estamos tratando de integrar un solo México, de impulsar el desarrollo de la zona sur-sureste del país. Y estamos sentando las bases para una nueva etapa con todo lo que tiene que ver por el canal interoceánico, que va a ser muy importante para el desarrollo con todo lo que tiene que ver con el nuevo aeropuerto, con el tren maya y con grandes obras también que se están haciendo, como es la planta de energía solar en Puerto Peñasco, Sonora, y que aparte significa la conexión de la red nacional de energía con la energía en las dos Baja California de México.

Entonces, se están sentando las condiciones de austeridad, de honestidad, de combate a la corrupción, que había sido y ha sido todavía un gran problema nacional, de impunidad, de inseguridad en que se encuentra México.

Esperamos nosotros entrar a una nueva etapa de desarrollo como México, pero también como este polo, como parte de este polo con América del Norte.