Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

Versión estenográfica de la intervención del senador Alejandro Armenta Mier, del Grupo Parlamentario Morena, durante la comparecencia del secretario de Hacienda y Crédito Público, en el marco del análisis del II Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador

Muchas gracias.

Muy buenas tardes, senadoras, senadores.

Señor secretario.

Senador presidente.

Mexicanos, mexicanas que nos siguen a través del Canal del Congreso.

Ha habido un cambio trascendental en la óptica de la política hacendaria en nuestro país. Hoy las finanzas públicas se atienden con un criterio de racionalidad. Finalmente la racionalidad administrativa se antepuso a la decisión política, y lo digo porque este año que estamos concluyendo no hubo una variación entre lo presupuestado y lo ejercido. La diferencia entre la ley de ingresos y el ejercicio del gasto nos refleja la precisión, la claridad y la transparencia con la que este gobierno trabaja.

En los últimos 30 años, la ley de ingresos era construida con criterios políticos, con intereses electoreros y hubo más de 3.8 billones de pesos que no quedaron registrados en la Ley de Ingresos cada año pero que sí fueron ejercidos en la parte final del ejercicio del gasto. ¿Adónde fueron a parar esos 3.8 billones de pesos? El 80 por ciento a fideicomisos públicos, el 30 por ciento; de ese 30 por ciento, el 15 por ciento a programas sociales y el otro 15 por ciento a gasto corriente de la Presidencia de la República. Estamos hablando de 18 años, del 2000 al 2018. Hubo años donde la variación fue de 300, 400 mil millones de pesos; un año de 583 mil millones de pesos. Ningún secretario de Hacienda puede tener tanta diferenciación con respecto a la estimación de ingresos. ¡Claro que era otra forma en la que se concebía el presupuesto! Es una explicación de entonces cómo los fideicomisos públicos, muchos, algunas excepciones se pueden salvar, pero los fideicomisos públicos se convirtieron en el centro de saqueo fiscal, a través de los fideicomisos públicos se construyó la industria de las factureras, toda una industria: ocho millones de empresas fantasmas se crearon en torno a los fideicomisos. Nueve millones de facturas que ampararon actos inexistentes para justificar estos 3.8 billones de pesos de saqueo, que no tenía ninguna regla de fiscalización. Por eso está en lo correcto el Presidente de la República y el secretario de Hacienda en la eliminación de los fideicomisos.

¿Qué vamos a hacer? Secretario, le quiero informar que hemos dialogado con el coordinador del grupo parlamentario de Morena, el senador Ricardo Monreal, y le estaremos presentando un punto de acuerdo para que, obviamente en coordinación con la Cámara de Diputados, para que en el fondo de estabilización se agregue un capítulo para incluir recursos para seguridad, al haber desaparecido Fortaseg. Vamos a presentar una propuesta conjunta con los diputados de Morena, para que exista un fondo para atender a los deportistas de alto rendimiento, a la cultura, el arte, el cine; para atender a las mujeres afectadas, para atender a las víctimas del delito, y desde luego para atender en casos de contingencia a comunidades, municipios y estados en condiciones de desastre humano. Eso lo vamos a hacer con nuevas reglas, con reglas con plena transparencia, que las despensas del fondo de contingencia no terminen en las campañas políticas, y que el cemento y la varilla para la reconstrucción de las casas no terminen en las casas de los promotores del voto de los partidos políticos, de ninguno, ni de morena ni de ningún otro. Por eso vamos a hacer este planteamiento.

Hoy tenemos un país con estabilidad, a pesar de la crisis económica del covid-19. Hoy tenemos un tipo de cambio que nos llena de orgullo. Solamente Japón y el Euro tienen la fortaleza que tiene nuestro país. Hoy tenemos una estricta consolidación en el ejercicio del gasto y las deudas.

Concluyó con este comentario, señor secretario. Pedirle, a nombre de la Comisión y también del Grupo Parlamentario de Morena, que haga una revisión precisa, una revisión puntual de cómo se están manejando las concesiones mineras y sus ingresos al país, de cómo se están manejando las concesiones de agua que hoy le da a los privados extranjeros el 70 por ciento de la explotación y cómo se otorgaron las concesiones de litio que hace que este recurso que es el más importante para cualquier parte del mundo en los próximos 100 años se esté entregando como si fuera arena de río a chinos, a ingleses y a canadienses. Necesitamos terminar con el saqueo de nuestro país y aprovechar los recursos naturales. Le pido, le exhorto públicamente señor secretario; le exhorto a que haga una revisión de cómo se dieron esas concesiones, por el bien de nuestra patria.

Muchas gracias.