Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

Versión estenográfica de la conferencia de prensa de senadoras y senadores de diversos partidos políticos, encabezados por la senadora Martha Lucía Mícher, del Grupo Parlamentario de Morena, para hablar de la iniciativa de reforma a la Ley del Servicio Exterior Mexicano

SENADORA MARTHA LUCÍA MÍCHER CAMARENA: Buenos días a todas y a todos.

Queremos presentar a ustedes, la iniciativa de reforma a la Ley del Servicio Exterior Mexicano, en materia de igualdad, no discriminación y acceso a una vida libre de violencias; que hemos presentado la senadora Verónica Camino, la senadora Eunice Romo, el senador Héctor Vasconcelos, la senadora Nancy de la Sierra, la senadora Beatriz Paredes, la senadora Claudia Ruiz Massieu, la senadora Imelda Castro y la senadora Lupita Murguía.

De todos los partidos, hemos presentado esta iniciativa, y queremos presentar ante ustedes, a reserva de darles un informe, un pequeño boletín, decirles que el 6 de junio de 2019 se publicó en el Diario Oficial de la Federación una reforma constitucional en materia de paridad. Y, este fue un gran paso para lograr una de las grandes vindicaciones del movimiento feminista: lograr la paridad en todo.

Pero en el espíritu de esta ley el objetivo, que era lograr la paridad como un eje transversal en todas las dependencias de Gobierno, era muy importante considerar a toda la Función Pública.

En enero de este año, en la reunión 31 de Embajadores y Cónsules, se anunció la política exterior feminista, y en línea con esta ambiciosa política multilateral, estamos apoyando este compromiso del Gobierno Mexicano con la Agenda de Igualdad de Género.

La política exterior feminista de México, está fundada en un conjunto de principios que buscan, desde la política exterior, impulsar las acciones gubernamentales para reducir y eliminar las diferencias estructurales y las brechas y desigualdades de género, con el fin de construir una sociedad más justa y más próspera.

Por ello, estamos haciendo que estas reformas tengan un enfoque de derechos humanos, de perspectiva de género, de interseccionalidad en todas las áreas de la política exterior mexicana. Y por ello, hemos presentado esta iniciativa.

Los principales ejes de esta iniciativa, son: un lenguaje incluyente, igualdad sustantiva y paridad, no discriminación por orientación o preferencia sexual e identidad de género y reconocimiento de derechos a parejas del mismo sexo.

Atender las brechas de género en el desarrollo profesional al incluir acciones afirmativas en materia de ingresos, asensos y promociones, como a remuneraciones, como a nombramientos, como a nombramientos especiales y condecoraciones.

Erradicación de todo tipo de violencia contra las mujeres y derecho al cuidado, al pleno desarrollo social, físico, educativo y a la salud de las familias.

Por eso, nuestra reforma es una reforma progresista, es una reforma que nos sentimos muy orgullosas y orgullosos de haberla presentado, y que por supuesto está basada en un diagnóstico. Un diagnóstico donde nos dicen que en la actualidad, sólo hay 32 mujeres con el rango de Embajadoras, lo que equivale al 31 por ciento del total de personas con este rango; frente a 71 Embajadores, que representan el 69 por ciento.

Las mujeres, sobre todo en el Servicio Exterior, se ven expuestas a una serie de limitantes como es la maternidad, y como son una serie de situaciones que enfrentamos por nuestra condición de mujer; pero que también limita el acceso al ejercicio pleno de su función pública.

Por ello estamos reformando diferentes artículos, para reconocer la facultad de las jefas de oficinas consulares, para que en su calidad de juezas y jueces también expidan actas de matrimonio de personas del mismo sexo. Y, también estamos trabajando para que se den permisos, lo que se llaman los permisos parentales.

En materia de ingresos, de asensos y de promociones, es muy importante que se establezca el principio de paridad y no discriminación, y de igualdad.

En materia de nombramientos también se considera que los nombramientos deben cumplir el principio de paridad. En materia de remuneraciones se establece también el principio de igual valor a igual salario; y nombramientos especiales y condecoraciones. Estamos hablando de la creación de un reconocimiento público, bianual, para las mujeres del Servicio Exterior Mexicano.

También estamos hablando de las violencias que viven las mujeres al interior del Servicio Exterior Mexicano y vamos a dar cumplimiento a obligaciones internacionales para erradicar todo tipo de violencias contra las mujeres en el Servicio Exterior Mexicano.

Y también el derecho al cuidado; el derecho al pleno desarrollo físico, educativo y a la salud de sus familias.

Estamos hablando que se establecen apoyos para que gocen de un subsidio especial para educación especial y asistencia técnica, en caso de tener una dependiente económica con algún tipo de discapacidad.

Y bueno, también estamos hablando de acciones en el marco del proceso de dictaminación.

Les queremos decir, compañeras de los medios, compañeros, a reserva de cederle también la palabra a mi compañero el senador Vasconcelos y a quien desee utilizar la palabra de mis senadoras, que esto es un gran avance para que no quede nadie atrás en la paridad.

El Servicio Exterior Mexicano también es funcionariado público y también debe gozar de estos criterios de igualdad, de no discriminación y de paridad.

Vamos a abrir, eso es una iniciativa, nada se acaba hasta que se acaba; se van a abrir reuniones de trabajo para trabajar, para recibir todas, absolutamente todas las observaciones que seguramente, y aportaciones y negociaciones que tenemos que hacer para tener un dictamen el año que entra.

Cedo la palabra al senador Vasconcelos para que termine de completar nuestra propuesta.

Gracias.

SENADOR HÉCTOR VASCONCELOS Y CRUZ: Gracias.

Muy buenos días a todas y a todos, y le damos la bienvenida especialmente al senador Salomón Jara, quien se ha unido a nuestro grupo para hacer este anuncio tan importante, creo yo, no solamente para el Servicio Exterior Mexicano, sino para el país en general; porque nos faltaba este eslabón.

Ya se ha legislado mucho en búsqueda de la igualdad de oportunidades para las mujeres, en muchos ámbitos de la vida pública nacional, pero faltaba todo lo referido a la Secretaría de Relaciones Exteriores y, como digo, al Servicio Exterior.

Para mí, es una enorme satisfacción y estoy sumamente contento por la forma en que creció esta idea.

El año pasado, como ya lo mencionó la señora Mícher, yo justamente señalé en el Pleno del Senado que nos faltaba ocuparnos específicamente del Servicio Exterior Mexicano; pero lo que en aquel momento a mí se me ocurría era simplemente la igualdad de condiciones en el ingreso al Servicio Exterior.

Después, este proyecto de reforma que hoy presentamos a ustedes, ha crecido enormemente para abarcar todo lo que la senadora Mícher acaba de mencionar.

Yo quiero darles un poco la perspectiva histórica de por qué esto es tan importante.

Durante todo el siglo XIX, aunque nos parezca increíble, aunque por otro lado es entendible si observamos las características de la sociedad mexicana en general en el siglo XIX, no hubo mujeres que representaran a nuestro país en el extranjero en el siglo XIX y prácticamente estaban ausentes incluso de las áreas que se ocupaban de política exterior dentro del país.

No fue sino hasta mediados del siglo XX, cuando algunas destacadísimas pioneras en este terreno lograron las primeras presencias de la mujer, digamos, en la política exterior mexicana.

Quiero recordar a Paula Alegría que, hasta donde yo sé, fue la primera mujer que ingresó al Servicio Exterior Mexicano en los años 40.

Imagínense ustedes ya en plenos mediados del siglo XX, y luego no podemos dejar de recordar a quien fue nuestra primera embajadora en el exterior, doña Amalia de Castillo Ledón, Amalia González Caballero de Castillo Ledón.

En fin, María Lavalle Urbina, una de las más eminentes, muchas cosas, funcionaria pública, embajadora y representante de México ante organismos internacionales, las de las más destacadas políticas y feministas de su época.

En fin, la situación que hoy tenemos, el haber llegado a esta posibilidad de esta reforma, no ha sido sino crecer sobre los pasos que dieron aquellas ilustres mujeres de mediados del siglo XX.

Fue sólo, si mal no recuerdo, en 1953, cuando el Presidente Ruiz Cortines nombra a doña Amalia embajadora en Suecia.

Imagínense ustedes, tuvo que transcurrir más de un siglo de la vida independiente del país para que hubiese una mujer que representara a México en el exterior.

Hemos avanzado mucho, creo yo, a lo largo de estos últimos, digamos, tres cuartas partes de siglo, 75 años aproximadamente, pero quedaba muchísimo por hacer. De ahí la idea de esta Reforma.

Quiero mencionar que de ninguna manera lo que presentamos hoy tiene un carácter necesariamente definitivo. Queremos abrirnos al intercambio de opiniones, desde luego con la Secretaría d Relaciones Exteriores, pero específicamente con aquellas mujeres que hoy en día forman parte de nuestro servicio exterior.

Ya en enero, en los primeros días de enero, les informaremos de una serie de encuentros, conversaciones, diálogos, con las mujeres del servicio exterior mexicano, para hacernos cargo de sus preocupaciones, de alguna cosa que se quiera añadir o, en fin, plantearles sus planteamientos para lograr la mejor Reforma posible, en beneficio de la mujer mexicana en nuestra política exterior.

De manera que con eso quiero ceder la palabra a la senadora o al senador que quiera tomar la palabra.

SENADORA EUNICE RENATA ROMO: Nada más tomo la palabra para destacar que ha sido una Iniciativa arropada por todos los grupos parlamentarios que ya la senadora Malú Micher anunciaba.

Y justo una de las necesidades que se está cubriendo también es abrir estos espacios de diálogo, mesas de trabajo para poder reforzar esta Iniciativa, pues sabemos que habrá opiniones que se deberán verter en esta Iniciativa.

Pero bueno, el día de hoy no nos acompañan en esta conferencia de prensa algunos grupos parlamentarios, pero sí quiero destacarlo porque me parece importante que se destaque, ya que es una de las formas que tenemos de dialogar entre los y las legisladoras. Y, bueno, me parece que eso tendría que ser parte también destacable de esta Iniciativa.

SENADORA NANCY DE LA SIERRA ARÁMBURO: Muy buenos días a todas y a todos.

Yo nada más, porque ya fue muy amplia la explicación, reiterar y visibilizar el avance que esta Iniciativa logrará en la Agenda 20-30.

Tenemos 10 años y el objetivo número cinco que tiene relación con el tema de género es fundamental para poder cumplir en el 2030 con las metas que se ha trazado el Estado Mexicano.

Por eso, el Partido del Trabajo, acompañado de todos los demás, estaremos siempre receptivos a las coincidencias, a donde sí podemos avanzar porque eso es lo que necesita México: unidad y avance substancial.

Muchas gracias.

REPORTERO: Buenos días. Feliz Navidad, por si no nos vemos. En esto de la paridad de género, está bien; pero entonces ya también tendría que haber paridad en las candidaturas a la presidencia de la República.

¿Y qué papel tuvo la mujer en esta Iniciativa? Si consultaron a mujeres o de dónde viene el proyecto. Porque normalmente las embajadas siempre se ocuparon como refugios o destierros de gente que estaba afectando o que ya se había convertido en enemigo del sistema y lo mandaban a una Embajada. ¿Ahora no se va a tratar de eso? Gracias.

SENADORA MARTHA LUCÍA MICHER CAMARENA: No, por supuesto que no. Se trata de avanzar en el acceso al ejercicio de los derechos humanos. El derecho a la igualdad está plasmado en la Constitución y la no discriminación y la igualdad de oportunidades también y esto debe de ampliarse a todo el servicio público.

Y por ello estamos abriendo esto, a recibir todas las opiniones que se escuchen, todas las voces y por supuesto del servicio exterior mexicano, de las mujeres, porque queremos escuchar no solamente propuestas sino en muchos casos seguramente ratificaremos parte de lo que en la exposición de motivo hablamos, que es la barrera de obstáculos de las mujeres para ocupar embajadas, para ser consulesas.

Por eso creemos que esta es una oportunidad muy importante para cerrar la brecha entre hombres y mujeres, en el acceso al ejercicio de una aspiración legítima, como es el querer ser una cónsul o una embajadora.

Y por eso creemos que, es importante decirlo, inicia un proceso hasta que terminen todas las voces que tengan que expresarse, toda la elaboración del Dictamen y por supuesto su aprobación.

REPORTERO: ¿Entonces todavía no está acabada esta Iniciativa?

SENADORA MARTHA LUCÍA MICHER CAMARENA: No, esta es una Iniciativa. Esta Iniciativa fue presentada la semana pasada. Y, la Iniciativa, para poder dictaminar, antes de dictaminar, estaremos abriendo reuniones de trabajo para escuchar opiniones y propuestas para elaborar el Dictamen final.

REPORTERO: Me gustaría preguntarles de otro tema, pero no sé si pueden.

SENADORA MARTHA LUCÍA MICHER CAMARENA: No, sobre éste nada más.

Muchas gracias.