Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

Versión estenográfica de la conferencia de prensa del senador Gilberto Herrera Ruiz, del grupo parlamentario de Morena en el Senado de la República

SENADOR GILBERTO HERRERA RUIZ: …está en la Constitución el que todo mexicano tiene derecho a un agua accesible, potable y de forma inmediata en todos los sentidos.

 

Y vienen aquí a denunciar, compañeros del municipio de Tolimán, la irregularidad de no contar con ese derecho humano que tenemos de acceso al agua. Por lo tanto, le voy a dejar a ellos su espacio, para que puedan comentar de ello.

 

Es una obligación de todo municipio y del gobierno estatal, el que la gente tenga acceso al vital líquido, y que no es un tema de un lujo; sino es un tema de una necesidad que se tiene para poder sobrevivir.

 

Adelante, por favor, compañera.

 

MARÍA OFELIA LUNA DE LEÓN: Muchas gracias. Muy buenas tardes.

 

Mi nombre es María Ofelia Luna de León, vengo del municipio de Tolimán, perteneciente al estado de Querétaro. Es un municipio mayoritariamente indígena, donde hay grandes problemas de la escasez de agua; problemas que las autoridades municipales y del municipio del estado de Querétaro no están atendiendo.

 

Pero en particular, junto con mis compañeros, venimos con la grave problemática de la escasez de agua.

 

Pasando las elecciones del 2021, cuando la alcaldesa Guadalupe Alcántara, del PAN, logró reelegirse, esta escasez se empezó a agravar, empeorando las condiciones de vida para todos los habitantes de este municipio. Particularmente, para la zona donde hay alrededor de 20 comunidades.

 

Es cierto que ha debido esta situación de escasez de agua como medida de represión e intimidación de la población, esto es lo que usan las autoridades para intimidar a la población y no manifestarse en esta cuestión de la escasez de agua.

 

El tandeo de agua de las comunidades, lo están haciendo cada mes y medio a dos meses, y lo hacen en pipas y es muy poco lo que llega de agua y sólo alcanza para unos días. Sin embargo, los recibos de la Comisión Estatal del Agua, CEA, nos llegan puntualmente con montos de alrededor de 500 pesos al mes, cuando en nuestras llaves no cae ni una gota de agua.

 

En el caso de mi comunidad, que es la comunidad de El Madroño, allá ni siquiera llegan pipas porque hicieron una obra estatal, que dejaron en muy malas condiciones. Nosotros en la comunidad tenemos que acudir a un manantial que pertenece a los ejidatarios de Mesa de Ramírez, caminando alrededor de 30 minutos, tomando del manantial de 20 a 40 litros de agua al día, por cada familia, con integrantes de 5 a 7. Y en el manantial se requiere limpieza, cosa que no podemos realizar por reglamento de los ejidatarios; dejando esto como un riesgo de salud para los habitantes.

 

Estamos aquí para manifestarlo y exigir, porque es un derecho que todos tenemos.

 

Muchas gracias.

 

JUAN CARLOS OLVERA SANTOS: Muy buenas tardes tengan todos ustedes.

 

Me presento: soy Juan Carlos Olvera Santos, vengo de la comunidad de San Antonio de la Cal, municipio de Tolimán, Querétaro, comunidad indígena ubicada a un costado de la Peña de Bernal, pueblo mágico.

 

La necesidad nos hace venir hasta aquí, a este Senado de la República, para exponer una de tantas necesidades que estamos padeciendo. Todo mi municipio está realmente preocupado, ya que llevamos algunos meses sin el servicio de agua potable.

 

Para el pueblo tolimanense, existe la extrañeza de que el agua falta para toda la población, pero no para las empresas. Y cuando llega el agua, tenemos la preocupación de que no sabemos si realmente es apta para el consumo humano; ya que en el sexenio estatal pasado instalaron un relleno sanitario que podría estar ocasionando una contaminación de los mantos acuíferos.

 

Esperando que nuestra voz sea escuchada, que no se la lleve el viento. Mucho agradecemos el tiempo brindado.

 

Tengan todos ustedes muy bonita tarde.

 

Gracias.

 

ALEJO SÁNCHEZ DE SANTIAGO: Muy buenas tardes a todos. Agradecemos de antemano al senador Herrera el espacio brindado.

 

Su servidor, Alejo Sánchez de Santiago, de la comunidad de Sabino de San Ambrosio, delegación de Sabino, igual del municipio de Tolimán.

 

Nuestra problemática en el municipio es grave. Se ha tratado de dialogar con la Comisión Estatal de Aguas, se ha tratado de llegar a acuerdos, acuerdos que no han cumplido.

 

La ley privatizadora de nuestro estado, la Ley de Aguas, ha venido a afectar más la vulnerabilidad de nuestras comunidades. Los recibos, como mencionaban mis compañeros, siguen llegando con precios altos; es un problema grave para un municipio donde no hay un desarrollo económico, no hay derrama económica.

 

Todo lo que aporta el municipio es mano de obra, apenas y alcanza para la canasta básica; no alcanza para estar pagando una pipa que cuesta alrededor de mil 700, dos mil 300 pesos, no alcanza.

 

La canasta básica, les reitero, hay familias que no completan. Toda la familia trabaja y, aun así, es muy difícil poder sustentar a una población donde, reitero, no hay un desarrollo que permita generar empleo; los pocos que se generan, únicamente van a pagos por acuerdos políticos, pero no están centrados en poder mejorar la economía de nuestras familias.

 

Los recibos que están llegando a las comunidades, van de 200, 300, 400, 500, 700 pesos, sin recibir una gota de agua. Dicen ellos, es que están los registros trabajando por la presión de aire, pero la necesidad es bastante para nuestra población.

 

Todo lo que hacen las comunidades es bajar a buscar a los arroyos, pero ignoran nuestras autoridades que hay personas de la tercera edad que no pueden bajar a buscar o que tienden a correr riesgos en su integridad física.

 

Es necesario que nuestro gobernador Mauricio Kuri González fije su atención en esta problemática.

 

Sabemos que hay un informe donde indican que no hay necesidad de ello en municipios.

 

Es inaceptable que para las granjas sí estén llevando todo el tema del acarreo de agua a través de las pipas, pero para nuestras comunidades no alcanzan las pipas a poder llenar los pozos donde se están llevando a cabo el tandeo.

 

La problemática y el reclamo de nuestras comunidades es: ¿A dónde se va el pago entonces, que está haciéndose a cada mes?

 

Ese cobro, ese dinero, estamos hablando de únicamente la corrupción, que es bandera de nuestro municipio.

 

No hay un proyecto que realmente conlleve a que vayan a solucionar esta problemática, solamente vemos que se va agravando, se va agravando y es un problema que las generaciones actuales no quieren dejar a las nuevas generaciones.

 

Sabemos que así va a ser, porque es un problema global, pero en esta temática, reitero, no hay un solo proyecto de municipio, no hay el mínimo interés de atender y, sobre todo, de poder ayudar a la población indígena, que son las dos delegaciones Higueras y Sabino.

 

Son las comunidades más alejadas las que están padeciendo, no sólo estas dos delegaciones, incluso también zonas como El Terrero; hay comunidades cercanas a cabecera municipal, como es El Tequesquite, parte de Casas Viejas, Zona de Horno de Cal, incluso en cabecera carece a veces, pero ¿por qué? Reitero, no hay un compromiso a atender esa necesidad de la población.

 

El compromiso está en atender la necesidad de las granjas. Mejor hay agua para los pollos, pero no hay agua para la gente; no hay agua para las comunidades.

 

Es necesario que el Gobernador intervenga en esta situación, dejen de vulnerar, pero sí que enfoquen esfuerzos y recursos a subsanar. Ya no estamos para pedir, estamos para exigir porque, reitero, no podemos permitir que nuestras comunidades estén padeciendo.

 

Estamos en un problema grave con el tema en cuanto a higiene. Se generan problemas de salud a través de esta problemática que parte del agua, y estamos con un sistema deficiente porque ni siquiera se atienden estas problemáticas de municipio.

 

Entonces, de un solo problema grave, que es el agua, está atentando contra nuestra salud, e inclusive contra la integridad de quienes nos atrevemos a levantar la voz.

 

¿Por qué el municipio intimida y amedrente a quienes nos atrevemos a buscar soluciones a esta problemática? No debe de usarse para ello la seguridad pública, sin embargo, así funciona en nuestro municipio, en Tolimán.

 

No deben de usar las instituciones a modo para usar el miedo y así no permitir que la población haga uso de su derecho a reclamar esta situación, que es un derecho humano, que es el acceso al agua.

 

Tenemos el derecho de manifestarnos, de exigir, pero, reitero, se usan las instituciones para amedrentar. Prueba de ello fue el 19 de mayo, que nuestro afán de solicitar que se atienda este tema, nos incriminan con la policía estatal, acusándonos de que se trasladaban inmigrantes o indocumentados. Esto, con el fin de detenernos.

 

No pueden reprimir el derecho a manifestarnos por esta necesidad.

 

No podemos ver que nuestras familias estén muriendo por falta de agua.

 

Es necesario atender, es necesario que intervengan las instituciones, pero para mejorar estas condiciones y subsanar la necesidad, más no para hacer uso faccioso de ello y usar el miedo como un arma donde las poblaciones estén calladas y esperando la muerte.

 

¿Qué esperamos si no hay agua? ¿Morir nada más? No podemos.

 

No podemos esperar ver a los niños morir, ver a los adultos mayores padecer de ello. Ya hay un gran padecimiento a nivel estatal, ya hay un gran padecimiento a nivel municipio, hay un gran padecimiento en cada región.

 

Es necesaria la intervención directa del estado para poder subsanar, como es su compromiso, velar por sus ciudadanos.

 

Muchas gracias.

 

SENADOR GILBERTO HERRERA RUIZ: Bueno, es un tema importante. Hay que recordar que el agua es un derecho y desde el Senado y desde la Comisión de Recursos Hidráulicos del Senado, estaremos muy atentos al tema de ustedes del agua, porque es una obligación del estado ya el proveer el recurso en un mínimo a cada uno de los habitantes.

 

Y, como lo dijo nuestro compañero Alejo, tenemos una ley local que contraviene la Constitución en el sentido de hacer del agua un negocio, y se debe entender que el agua pertenece a todo el pueblo mexicano y que la primera obligación del estado no es hacer negocio con ello, es proveer un mínimo de recurso hídrico para cada uno de los habitantes queretanos y más para los pueblos originarios.

 

De tal manera que Tolimán y Amealco son municipios prioritarios para nosotros en el sentido de acceso al agua y sobre todo por ser los pueblos originarios del estado de Querétaro.

 

Igualmente, tenemos otro tema qué tratar con ustedes, que es el derecho a la salud.

 

Tenemos la denuncia de una compañera, también de Tolimán. El gobernador se ha negado a firmar el INSABI a nivel estatal, asumiendo que ellos tenían toda la capacidad de poder manejar el sistema de salud.

 

Y tenemos un sistema de salud que no llega a todos los queretanos, tenemos un sistema de salud en donde faltan medicinas, y un sistema de salud donde se cometen negligencias y el Estado no asume su responsabilidad con esas negligencias.

 

Por lo tanto, quisiera la compañera, que pudiera hacer uso de la palabra para poder mencionar el abuso que fue el tema de su hijo. Adelante.

 

MARÍA MORALES TREJO: Muy buenas tardes a todos. Mi nombre es María Morales Trejo, del municipio de Tolimán, Querétaro. Estoy aquí para exponer mi caso:

 

Para mí como madre, es muy doloroso recordar nuevamente y exponer la negligencia que tuve en el centro de salud de Tolimán.

 

En enero de este año nació mi hija, fue un parto fortuito, el cual en un principio pedí ambulancia en el centro de salud, el cual me negaron, dijeron que no había ambulancias disponibles, que todas estaban ocupadas.

 

Hice todo lo posible para trasladarme al centro de salud. Al llegar, estaba una ambulancia disponible, no estaba ocupada. Al llegar, ahí estaba el doctor Raúl García Galicia, que estaba a cargo del turno. A mi hija la pusieron en una cuna, le pusieron una lámpara, la cual, la lámpara, le provocó quemaduras de segundo y tercer grado.

 

En su momento, a mí no me dijeron que mi hija tenía quemaduras. Entró el turno, el siguiente turno. Una doctora se percató de la quemadura, la cual me pregunta que qué era, lo cual yo respondí que yo no sabía, que mi niña había nacido perfectamente bien.

 

Ella en su momento me dijo: “te la voy a quitar un momento para revisarla”. Ella la revisa, regresa y me dice: “ya supe qué tiene la niña. Se quemó con la lámpara que le prendieron”. Lo cual yo le pregunté si era de gravedad. Me dijeron que no, que no era de gravedad, que con una pomada se podía solucionar.

 

Pasaron los minutos, lo cual me dijeron que iba a ser trasladada mi niña a Cadereyta, sin decirme la gravedad de la quemadura. Me dijeron: “vas a ir y allá te van a atender”.

 

Llegando a Cadereyta, en el hospital general de Cadereyta, ahí me informaron que la quemadura era de tercer grado, la más grave, el cual ellos tampoco no podían hacer nada, que no tenían el equipo ni los especialistas, lo cual me tenían que trasladar a la capital del estado de Querétaro.

 

Por este motivo vengo aquí, a exigir justicia para mi hija, ya que yo hice la demanda. Hasta el momento no ha habido respuesta. Los doctores siguen dando su servicio como si nada hubiera pasado. No hay respuesta de ninguna autoridad, ni municipal, ni estatal.

 

Y no es el único caso que es el mío; hay muchos casos de abuso, de que no nos atienden bien en el centro de salud por ser indígenas; nos discriminan, no nos atienden bien, no hay medicamentos para nosotros, pero para otras personas sí los hay.

 

Por eso vengo aquí a exigir justicia para mi hija, ya que también Derechos Humanos hizo una recomendación, lo cual tampoco no ha habido respuesta por parte de Fiscalía.

 

Muchas gracias.

 

Esta es la foto de mi hija con la quemadura.

 

SENADOR GILBERTO HERRERA RUIZ: Pues muchas gracias a todos.

 

En ese sentido, y, bueno, la exigencia que del Senado seguiremos haciendo del derecho de todo queretano, no sólo el acceso al agua sino también en el sistema de salud.

 

Y si el gobernador asumió la responsabilidad y así lo mencionó públicamente, de que tenía toda la capacidad de manejar el sistema de salud sin la intervención del Gobierno Federal, que asuma precisamente esa responsabilidad y que se castigue a la gente que tuvo esta negligencia, así como la reparación del daño, es lo mínimo que se puede hacer. Pero igual, cómo evitar que siga sucediendo esto y cómo evitar que falten medicinas, que falten médicos y que falten espacios.

 

Estamos construyendo e invirtiendo una gran cantidad de dinero en una avenida, de “5 de febrero”, la cual no es prioritaria para el Estado y se está abandonando el sistema de salud, y se está abandonando el sistema de proveer el vital líquido, que es el agua, a todos los queretanos, y por lo tanto este seguirá siendo el espacio de todos ustedes para poder denunciar los atropellos a los que ustedes sientan que están siendo injustamente sometidos.

 

Muchísimas gracias por el espacio y muy amables por todo.