Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

Versión estenográfica de la conferencia de prensa de senadoras y senadores integrantes del Grupo Parlamentario de Morena en el Senado de la República

SENADORA LILIA MARGARITA VALDEZ: Estamos aquí reunidos el senador Narro, como ya nos vieron; la senadora Ana Lilia, el senador Cravioto, y lo más importante: compañeros de asociaciones civiles, representantes agropecuarios.

 

También están con nosotros representantes, especialistas de CONACyT y estamos en permanente trabajo con los grupos de productores, campesinos, agricultores, aclarando dudas, aceptando comentarios y sobre todo haciendo esfuerzo conjunto para llevar a buen fin la iniciativa de ley que no nada más es de la senadora Ana Lilia; sino que también son de otros grupos parlamentarios para ir disminuyendo, regulando todas las sustancias que contaminan nuestro suelo, nuestro aire, nuestras aguas.

 

Son años en que se han desparramado, literalmente regado estas sustancias, y que estamos sufriendo las consecuencias.

 

Me preguntan algunas personas, vía correo electrónico, chat, que dónde me documento: pues en la gente, en mi pueblo. No es necesario pasarles la bibliografía. En un pueblo que sufre de cáncer, de Parkinson, de enfermedades renales, de malformaciones congénitas y que nadie, hasta la fecha, se ha preocupado para decir, ¿por qué estamos tan enfermos?

 

Por eso les agradezco a todos y a todas, su participación, su presencia, su acompañamiento, y le cedo la palabra a la senadora Ana Lilia, que estoy segura que va a llevar a buen fin esta iniciativa, que tiene años estancada, senadora.

 

También le agradezco mucho a un compañero de Durango que nos acompaña a Pepe Jacobo Femat, que está aquí con nosotros. Y lo menciono en especial, porque se ha dedicado desde su juventud a la lucha y a la defensa de los problemas…

 

Sigue siendo joven, y aparte nos conocemos porque siempre hemos sido de la misma línea progresista, siempre hemos andado por el mismo lado. Difícilmente nos hacen cambiar de principios y de valores. Gracias, Pepe, por estar aquí.

 

Ana Lilia, por favor.

 

SENADORA ANA LILIA RIVERA RIVERA: Muchas gracias.

 

A los senadores que nos acompañan, senadoras, organizaciones con quienes estamos trabajando; interrumpimos unos minutos nuestra labor para venir a platicar con ustedes, porque hoy nuestros invitados especiales son especialistas del CONACyT; para responder todas las dudas que los medios puedan tener rumbo a la discusión del dictamen que en materia de salud pretende, si así lo deciden los senadores y senadoras, crear un marco jurídico general de prohibición progresiva de plaguicidas altamente tóxicos y la generación de una regulación de bioinsumos.

 

Hay dudas que ahora yo voy a replantear aquí, a partir de donde pido a CONACYT que nos respondan, y después escucharemos la de los periodistas; si ya existen sustitutos del glifosato.

 

O sea, no solamente estamos hablando de una sustancia: hablamos de plaguicidas altamente tóxicos, ¿cuáles son? ¿Cuál va a ser la política del Estado para llenar el espacio en la producción que dejarán estos plaguicidas, a los que tanto temor tienen los productores de dejar de usar?

 

Entonces, yo le pediré a CONACyT que para empezar, se enfoquen en contestar estas dudas, que son las que recurrentemente nos hacen. Y si el senador Cravioto y el senador Narro tienen igual, alguna opinión que dar, yo aquí dejo el micrófono para que CONACyT pueda plantear, hoy como nuestros invitados, respuestas a estas dudas.

 

Adelante.

 

Erica Hagman es directora de Políticas y Normativa de la Secretaría Ejecutiva de CIBIOGEM, de CONACyT.

 

ERICA LISSETTE HAGMAN AGUILAR: Muchísimas gracias.

 

Muchas gracias a todos y todas por estar aquí con nosotros el día de hoy.

 

Primero los saludo, de parte también de mi directora general, la doctora María Elena Álvarez-Buylla Roces; que como ustedes saben, tiene un gran compromiso con este tema: con el cuidado de la salud, con el bienestar de la población, con la salud ambiental también. Y sobre todo con la alimentación sana, suficiente, nutritiva, de calidad, culturalmente adecuada, que es lo que queremos para la soberanía alimentaria de este país.

 

Y, bueno, voy a tratar de responder un poco a las preguntas que nos están planteando y también quisiera hacer otros planteamientos, que me parecen muy relevantes.

 

La respuesta es: Sí hay diferentes alternativas. No solamente es un sustituto de una molécula por otra; incluso si sustituimos una molécula por otra, podemos llegar a tener algunos ciertos problemas que tiene el campo cuando aplicamos una sola molécula, que las arvenses, que son estas plantas que crecen dentro de las milpas o dentro de los agroecosistemas o de los sistemas agronómicos, empiezan a volverse resistentes.

 

Entonces, realmente lo que necesitamos es una serie de alternativas que no solamente son para el glifosato, son también para los diferentes herbicidas, para los diferentes plaguicidas. Incluso no solamente los altamente peligrosos sino otro tipo también de plaguicidas.

 

En particular para el glifosato, el CONACyT ha trabajado con mucho ahínco desde el momento en que se publicó el decreto presidencial, que, valga decir que no solamente se trata de apoyar nuevas investigaciones científicas, desarrollos científicos e innovaciones; no se trata tampoco de inventar el hilo negro. Se trata también de promover las alternativas que en realidad existen en México desde siempre, porque es la propia agricultura la que nos ha dado estas alternativas.

 

Y luego, desde hace más de 30 años, estas alternativas han incrementado y se han ido implementando en el campo poco a poco, pero con mucho más expansión justo a partir de la entrada de este Gobierno de la Cuarta Transformación, en donde desde el primer momento en el Plan Nacional de Desarrollo se plantea este reto de avanzar hacia la autosuficiencia alimentaria, de poner por delante el bienestar de la población, por encima de cualquier tipo de interés económico y también primando la salud.

 

Y, en ese sentido, también no solamente promovemos las alternativas que ya existen y que existen para todas las escalas, para los diferentes tipos de cultivos y para todos los estados que hay en nuestro país.

 

Además de ello, también el CONACyT ha apoyado investigaciones, innovaciones y desarrollos tecnológicos, tanto de bioinsumos como de otras alternativas al glifosato; y éstas, repito, ya existen, hay otras que se están mejorando, hay otras que ya van mucho más avanzadas y todas ellas se pueden aplicar en el periodo de tiempo que marcó nuestro Presidente a través del decreto, en donde nos pide que esas alternativas que promueve, que apoya el CONACyT, sean implementadas por la SADER.

 

Y es la propia SADER, a través de la Subsecretaría de Autosuficiencia Alimentaria, que ha venido aplicando estas alternativas incluso mucho antes del decreto.

 

La transición agroecológica empezó a avanzar a pasos agigantados desde el 2019, a través del programa de Producción para el Bienestar, a través del programa Sembrando Vida. Esto es previo al decreto.

 

Y, por supuesto, avanzó todavía con mucho más ahínco a partir de la publicación del decreto presidencial, en donde estas alternativas que ya se venían aplicando y otras nuevas que se están implementando, están siendo difundidas en el campo mexicano.

 

La respuesta es: Sí hay sustitutos. Las alternativas existen.

 

Ahora, en cuanto a la lista de plaguicidas altamente peligrosos, hay en realidad diferentes listas publicadas en diferentes convenios internacionales, en diferentes incluso acuerdos nacionales, que clasifican a diferentes sustancias químicas y a formulaciones de plaguicidas como plaguicidas altamente peligrosos.

 

Esto no es una ocurrencia, está basado en conceptos que están internacionalmente definidos. Incluso el concepto del nivel de peligrosidad, en este caso alto, se definió desde los años 70’s y de ahí se ha mejorado, y la lista ha incrementado.

 

Y en esta lista de plaguicidas altamente peligrosos, tenemos a varios que fueron prohibidos su importación incluso desde el 2019 a través de un decreto presidencial.

 

SENADORA LILIA MARGARITA VALDEZ MARTÍNEZ: Gracias, Erica.

 

Así como Erica ha dado una explicación breve de todo el contexto que estamos analizando, estamos platicando con los productores de diferentes partes ahorita del país. Y lo hicimos ayer con otros productores, y lo hicimos antier con otros productores y otros campesinos.

 

Han sido mes y medio, casi dos meses en donde diariamente recibimos la opinión de todas y de todas. En ese sentido, no sé si quiera que alguien nos pregunte, los compañeros periodistas o alguien más. De una vez, para hacerlo más dinámico.

 

MODERADORA: Claro que sí, senadora. Les pregunta Andrea Becerril, de “La Jornada”.

 

REPORTERA: Gracias. Buenas tardes. Son varias preguntas. Una es para la investigadora de CONACyT:

 

Quería saber si, de aquí a enero del 2024, en que vence el plazo establecido del Decreto del Presidente, ¿ya estarían listos nuevos insumos que van a sustituir a los altamente peligrosos, para que éstos ya en definitiva dejen de aplicarse?

 

Porque incluso una de las respuestas que envió la Secretaría de Agricultura, la que firma el Abogado General y que parece que representa la opinión del Secretario, pone en duda que eso sea cierto.

 

Dice que no hay ninguna certeza de que realmente los insumos ya estén listos, que ya se pueda contar con esos nuevos plaguicidas que no son tóxicos, y que entonces esto podrían en riesgo la autosuficiencia alimentaria.

 

Además de que señala que el glifosato es muy difícil de que sea sustituido, que porque los demás son muy costos. En fin. Esa sería una pregunta para usted.

 

Y para la senadora Valdez, o la senadora Rivera, o el senador Cravioto, quien quiera:

 

¿Quería saber exactamente cómo están manejando esta posición dual de la Secretaría de Agricultura? Que por un lado dice que no está de acuerdo y que el plazo, y que el plazo incluso que se señala en el Decreto no es suficiente; parece que por ahí alguien estaba pidiendo cinco años. Entonces, ¿cómo lo están manejando?

 

¿Ya hablaron con el Secretario para tratar de que las dos posturas encontradas de alguna manera se concilien?

 

Y si le han hecho nuevos cambios al Dictamen para adecuarlo un poco a todas estas inquietudes que hay, y también pues a las presiones de los grandes productores que obviamente no quieren que entre en vigor la nueva ley.

 

ERICA LISSETTE HAGMAN AGUILAR: Sí, muy brevemente. La respuesta es sí. claro que se puede cumplir con ese plazo. De hecho, las alternativas, incluyendo a los insumos que no son la única alternativa, porque, repito, no se trata de una molécula por otra, o de un frasquito por otro, ya están en el campo y hay otras que se están avanzando en su maduración tecnológica. Pero sí se puede cumplir en definitiva con ese plazo que bien nos marcó nuestro Presidente.

 

SENADORA LILIA MARGARITA VALDEZ MARTÍNEZ: Aparte de que la senadora Rivera dé su opinión.

 

Sí tenemos contacto con los representantes de SADER, con el Secretario y con el Subsecretario. Escuchamos sus puntos de vista, los pusimos al análisis de los y las senadoras.

 

Algunos sí creen que, si llevamos esta Iniciativa más adelante, sí se la creen, pudiéramos correr riesgos en la alimentación de los y las mexicanas.

 

Yo en lo personal, y es una opinión a título personal, pues no creo; no creo que nuestro México, que nos ha sostenido con el maíz, con el frijol, con los plátanos de Tabasco, con los tomates de Sinaloa, lleguemos a la crisis, a la hambruna alimentaria.

 

Estoy convencida que las crisis alimentarias en todo el mundo, en todo el mundo, son por otros factores económicos y políticos, no porque se deje de usar una substancia u otra.

 

Los y las mexicanas han cultivado su campo y no usaban agroquímicos hasta hace 40, 50 años que se inventaron. Es una substancia creada, no existe en la naturaleza y las inventaron precisamente para regar campos y acabar con las plantas, y hasta la fecha para eso se siguen usando.

 

Ojalá que los secretarios, también ellos analicen nuestra postura como legisladores y se convenzan que es en beneficio de la mayoría de los y las mexicanas.

 

REPORTERA: Perdón. ¿Qué podría pasar si el Secretario de Agricultura no la avala?

 

SENADORA ANA LILIA RIVERA RIVERA: Bueno, partimos de que las opiniones de los secretarios de gobierno son opiniones. Quienes legislamos somos senadores, senadoras, diputados, diputadas; somos los constitucionalmente facultados.

 

Nosotros hemos estado en un diálogo permanente con el Ejecutivo, con las instancias a las que el decreto ha encargado la ejecución del mismo.

 

También hemos hablado con la instancia adecuada en SADER. Quiero decirle que dentro del gobierno hay reglas específicas; todas las opiniones que envían al Senado pasan por SEGOB; la opinión de SADER no pasó por SEGOB, entonces, todas las opiniones que nosotros consideramos como válidas son las que la Secretaría de Gobernación ha validado.

 

Sin embargo, quien ha sido encargado desde el 2020, de la ejecución del decreto, es la Subsecretaría especializada, que es la Subsecretaría de Autosuficiencia Alimentaria del Gobierno Federal; que trae una opinión validada porque técnicamente está completa.

 

Sin embargo, tomando en cuenta la opinión del secretario de Agricultura, quien sobre todo tiene una observación en los plazos en los que se habrá de ejecutar la prohibición y su progresividad de los plaguicidas, fue tomada en cuenta ya en el dictamen que se ha modificado; para que no sea una camisa de fuerza.

 

Aun cuando nosotros la hemos emplatado, estas reformas a la Ley en materia de Salud, al decreto, que marca como fecha límite el 24, estamos trabajando para una redacción que permita que no sea una camisa de fuerza y el 2024 sea una referencia de medición de metas cumplidas, de evaluación, donde una autoridad llamará para que se evalúen las políticas, programas, presupuestos que se hayan llevado a cabo para la prohibición progresiva.

 

Y así como lo hicimos con Guardia Nacional, se pueda después de esta evaluación, hacer una prórroga de tiempo. Pero lo importante es, como el presidente lo dijo ayer en la conferencia matutina, que son temas difíciles pero que son necesarios a los que hay que entrarle.

 

Hace un momento decían productores: urge que el cáncer sea erradicado, pero no se puede poner una fecha para erradicarlo con algún medicamento. Sin embargo, si se obliga a que las instituciones investiguen, si se obliga a que los privados que producen medicinas, investiguen; seguramente lo lograríamos.

 

Lo que estamos aquí haciendo es, empujar que todas esas políticas, presupuestos, autoridades, productores, se encaminen a la transición de un sistema de producción de alimentos distinta a la que hoy tenemos en México. No va a ser fácil, pero esta es la manera de obligarnos.

 

Y, lo primero es empatemos con el decreto del presidente y que en la ley quede un plazo para que se pueda ampliar después de una evaluación, y la fecha de evaluación puede ser el 24, pero no va a ser la definitiva.

 

Para quienes hoy tienen tanto temor de que la prohibición sea tajante, si no hoy, el 24.

 

Entonces, no sé si con eso yo concreto la respuesta.

 

REPORTERA: Sí, o sea, va a quedar abierta la fecha.

 

SENADORA ANA LILIA RIVERA RIVERA: En los transitorios, así es.

 

REPORTERA: Solamente va a decir que en el 24 se va a evaluar si ya es posible la prohibición total de los productos plaguicidas, tóxicos.

 

 

SENADORA ANA LILIA RIVERA RIVERA: Así es.

 

Y también, cómo hemos ido transitando a las alternativas, porque hoy mucha gente dice, ¿cuál es el sustituto del glifosato? No se trata de crear sustitutos, se trata de crear alternativas.

 

Y estamos creando, estamos impulsando la creación de un modelo de agricultura que va encaminado a ser sustentable, sostenido con el medio ambiente; pero que en este momento de transición necesita ser mixto. Incluso, la misma ley establece en uno de sus artículos, que se facultará al Ejecutivo para que creen programas nacionales de evaluación de desarrollo de ciencia, tecnología, de estos programas y planes, de alternativas que se vayan construyendo.

 

Donde, para empezar, los plaguicidas que no son altamente peligrosos o que tienen una baja peligrosidad, se sigan incluyendo en el uso de la agricultura.

 

Entonces, creo que hay mucha desinformación, por eso estas reuniones son tan importantes. Vamos a un sistema mixto, a un proceso de evaluación tendiente a la prohibición progresiva, que se tendrá que ir dando poco a poco.

 

REPORTERA: ¿Le puedo hacer una última pregunta?

 

Solamente, si el Consejo Nacional Agropecuario les hizo llegar alguna propuesta específica de cambio o sólo ha presionado por fuera.

 

 

SENADORA ANA LILIA RIVERA RIVERA: No ha enviado ninguna propuesta. En realidad ha sido solamente esta desinformación de que los plaguicidas se van a prohibir de tajo, que no hay mediación alguna, que vamos a llevar al país a una crisis severa de alimentos e inflación, solamente lo han comentado. Ha sido más bien una campaña mediática que una de propuesta.

 

Por eso nosotros ahora estamos en esta encomienda. Dialoguemos. Hay cosas en las que no nos vamos a poner de acuerdo, pero hay cosas en las que sí vamos a coincidir, y en este momento quienes están dispuestos a transitar por el sí, ya están trabajando y colaborando con nosotros.

 

Por eso es que el dictamen se ha modificado tanto. Desaparece este catálogo de plaguicidas, se crea una definición de una ley general que tendrá que aplicar la Secretaría de Salud y COFEPRIS.

 

Vamos a transitar por un transitorio que nos permita mayores plazos de evaluación para ir viendo cómo funciona nuestro sistema de producción de alimentos con plaguicidas que van saliendo y bioinsumos que van entrando, donde todas las dependencias van a estar trabajando y colaborando.

 

REPORTERA: Perdón, ¿lo de los 160 días lo cambiaron?

 

SENADORA ANA LILIA RIVERA RIVERA: Sí se cambió.

 

REPORTERA: ¿Cómo quedó?

 

SENADORA ANA LILIA RIVERA RIVERA: Empatado con el decreto del Presidente.

 

SENADOR CÉSAR CRAVIOTO ROMERO: Bueno, con lo que acaba de expresar la senadora Ana Lilia, primero se demuestra que se está escuchando a todos, a productores, a instituciones públicas y que se le está dando la responsabilidad al Ejecutivo a que ellos sean los que valoren los tiempos y que valoren las sustancias. Eso es muy importante.

 

O sea, el Legislativo está diciendo, como bien lo expresó la senadora Margarita, empujando a que se tomen decisiones, pero el Legislativo no está diciendo qué sustancias ni qué tiempos; está invitando o está forzando a todos los invitados a que caminemos hacia esa ruta.

 

¿Qué era lo que estaba conflictuando más? Y lo tengo que decir abiertamente, ha sido claro en la opinión pública, las propias diferencias en el Grupo Parlamentario de Morena que se tenían al respecto.

 

Con esta decisión y con este avance que la senadora promovente y la Presidenta de la Comisión de Salud están avanzando, creo que ya no va a haber dificultades al interior del Grupo Parlamentario de Morena para que todos acompañen, acompañemos este dictamen.

 

Estamos demostrando, como grupo mayoritario, que podemos escuchar, que podemos mejorar las iniciativas y, que la discusión fuerte que se dio en el grupo y que se escucharon todas las voces, se está resolviendo de manera correcta.

 

Aquí yo también creo que la senadora Margarita tendría que informar la fecha, la nueva fecha de la reunión de las comisiones, porque también es importante que se escuche porque, insisto, a diferencia de otras legislaturas y otras mayorías parlamentarias, en este caso el ejemplo que está dando el Grupo Parlamentario de Morena es muy contundente. Escuchamos a todos, podemos modificar las iniciativas para generar el mayor de los consensos a favor, primero y antes que nada, de la salud de las y los mexicanos y, por supuesto, de la producción de alimentos y del abasto de alimentos para el pueblo de México.

 

SENADORA LILIA MARGARITA VALDEZ MARTÍNEZ: Gracias, senador.

 

Efectivamente, les iba a informar ahora que, tan hemos estado escuchando las opiniones, Andrea, las solicitudes, las expectativas, que somos flexibles, nos estamos adaptando.

 

La reunión para las unidas iba a ser el próximo lunes a las cuatro de la tarde, pero por necesidades de la mayoría de los senadores que están en tránsito de sus estados a la Ciudad de México, la pospusimos para el miércoles 16 a las tres de la tarde, terminando la Sesión.

 

También les quiero decir que estas reuniones han sido enriquecedoras con los productores, con asociaciones. No nada más nos están dando elementos para modificar esta iniciativa, sino nos están dando pruebas muy contundentes de que la agricultura en México necesitamos apoyarla, necesitamos ponerle recursos, necesitamos ponerle voluntad, necesitamos ponerle ciencia, tecnología, para que siga creciendo en ese sentido.

 

Les pongo como ejemplo una Iniciativa que, en lo personal, cuando platiqué con los productores de manzana en Durango tomé, no es posible que estemos recibiendo manzanas de Estados unidos, con las substancias que aquí estamos prohibiendo. Así de simple.

 

Aquí no queremos que se usen, pero sí resulta que estamos recibiendo manzanas que me decían ellos ni en Japón las quieren, porque llevan veneno. ¡Ah! Pero aquí en México, sí. Entonces es una de las iniciativas que estamos trabajando.

 

La otra es seguir subsidiando de una u otra forma con los seguros catastróficos en las cosechas pues que son sujetas a las tormentas, a las granizadas y demás. Una Iniciativa que traemos con otros grupos parlamentarios, darles seguridad social a los productores, a los campesinos.

 

Nada más les pongo como ejemplo: 100 mil aguacateros, 100 mil personas que se dedican a producir el mejor aguacate de México en el mundo, en México y en el mundo, y no tienen seguridad social. Entonces sí tenemos mucha tarea que hacer con relación al campo mexicano.

 

MODERADORA: Tenemos más preguntas, senadora. Algunas preguntas se las envían reporteros vía remota y otras de reporteros que se encuentran aquí de manera presencial. Entonces, si ustedes nos lo permiten, las iremos intercalando.

 

La siguiente pregunta se las hace Verónica Macías, de “El Heraldo Televisión”. Ella les escribe:

 

“El Consejo Nacional Agropecuario afirma que nadie conoce los bioinsumos que podrían sustituir al glifosato, que no se los han mostrado ni hay evidencia científica que asegure su afectividad para que no caiga la producción de alimentos en el país.

 

“También afirman que no hay evidencia científica que respalden los efectos del glifosato en la salud, como cánceres y otros padecimientos.

 

“La pregunta es: ¿Sí existen estudios que confirmen estos graves efectos en las poblaciones que están en contacto directo con los plaguicidas, y para cuándo estarían presentando estas alternativas, ya que en 2024 se estaría eliminando el glifosato en los campos?

 

SENADORA LILIA MARGARITA VALDEZ MARTÍNEZ: Andrea va a contestar lo técnico. Yo les contesto lo relacionado con salud.

 

Jamás, jamás vamos a estar inventando causas etiologías de las enfermedades. Está comprobado que son substancias cancerígenas, y no nada más insisto cancerígenas, sino que son causantes de muchas enfermedades que están al alza aquí en México. Entonces, pues sí, sí la hay la prueba científica de que son venenosas.

 

ERICA LISSETTE HAGMAN AGUILAR: Bueno, pues qué bueno que sale esta pregunta, porque parecía que ya estaba rebasado esto, pero no.

 

Hay quienes todavía aseguran que el glifosato es inocuo. No, no es inocuo. Hay evidencia científica acumulada, contundente, libre de conflicto de interés; libre de conflicto de interés, miles de estudios que demuestran la carcinogenicidad del glifosato, su actuación como un disruptor endocrino, lo que afecta nuestras hormonas y que también afecta el sistema reproductivo, además de manera transgeneracional, o sea, que una persona expuesta puede heredar hasta tres generaciones estos problemas de salud.

 

También afecta diferentes órganos. Incluso hay un estudio muy reciente, porque les quiero decir que cada mes se publican de cuatro a seis nuevas investigaciones científicas libres de conflicto de interés en revistas científicas reconocidas, indexadas les decimos nosotros, que demuestran los daños.

 

Y recientemente salió una en donde justamente se dice que el glifosato incluso penetra la barrera hematoencefálica de nuestro cerebro, que es una barrera que tenemos para que nos proteja, y una vez adentro de nuestro cerebro lo que hace son ciertas transformaciones.

 

No me voy a detener en los detalles científicos, pero esto lo que causa es una mayor propensión al Parkinson. Este es un estudio muy reciente que acaba de ser publicado.

 

Y en cuanto a la situación de los bioinsumos. Es que el CONACyT ya los ha publicado, los ha promovido; hay un ecosistema nacional informático de soberanía alimentaria, con el capítulo de glifosato, en donde ya se han publicado justamente las diferentes alternativas.

 

Pero hay más. El CONACyT está trabajando en más bioinsumos. Y además, esto se le ha dado a conocer a la SADER, que es la instancia encargada de la implementación de esas alternativas.

 

Quisiera, muy brevemente, ceder la palabra a mi compañera, la doctora Edith Calixto, que puede decir un poco más, muy brevemente, acerca de los bioinsumos.

 

Por favor.

 

SENADORA LILIA MARGARITA VALDEZ: Aparte de lo que va a decir, miren, en México pasan muchas cosas y no las sabemos y no nos damos cuenta y no nos dejan que nos demos cuenta.

 

Para el cáncer, y es un ejemplo, para el cáncer ya hay en todo el mundo investigaciones con terapias alternativas personalizadas, ya la hay. Pero son exageradamente costosas, porque los dueños de esa tecnología la tienen acaparada.

 

Y aquí en México todavía andamos peleando un botecito de medicamentos para nuestras criaturas y nuestras señoras. Si estuviese más equitativa la investigación, la ciencia y los recursos, todos tendríamos acceso a la curación.

 

Me voy al problema de los venenos, al suelo. Claro que los hay, los sustitutos, en los países donde se hace mucha investigación, pero las empresas la controlan, pues no nos las dejan llegar a México precisamente porque sale más barato el que se utilicen sustancias que siguen contaminando la tierra.

 

Esa es una cuestión que tenemos los mexicanos que superar. No seguir siendo el pueblo donde lo más barato o lo más caro nos lo venden o nos lo mandan a fuerza.

 

Gracias.

 

DOCTORA EDITH CALIXTO-PÉREZ: Gracias. Buenas tardes.

 

Respondiendo esa pregunta, quisiera mencionar que efectivamente, hay muchísimas alternativas para buscar opciones de bioinsumos en el país; simplemente se tiene una base de datos ya en el país sobre los productores de bioinsumos en México, en donde están registrados más de 600 productores de diferentes tipos de bioinsumos.

 

Estos bioinsumos pueden ser de diferentes tipos: bioherbicidas, biohematicidas de diferentes naturalezas. Entonces, invitaríamos a los que no lo tienen en conocimiento, que visitaran este tipo de bases de datos, en donde se pueden encontrar no nada más los nombres de los productores, sino también su ubicación geográfica, el tipo de productos que se están generando.

 

Al respecto también mencionaría, y complementando la intervención anterior, es que efectivamente hay también algunas alternativas que ya se tienen a nivel mundial; y también incluso ya en circulación en México, ya listas para la venta, digamos, ya productos comercializables que sí son productos bioinsumos.

 

Tenemos un análisis que se realizó de parte de algunos investigadores en México, en la que se hizo un análisis de vigilancia tecnológica, en la que se hace una revisión a nivel mundial, de cuáles son las alternativas que existen.

 

De ese análisis, se arrojaron diferentes compuestos activos. Y no sólo compuestos activos, sino también productos comercializables, en algunos otros países del mundo, incluso tenemos también en México. Estos tienen algunos compuestos activos, como se los puedo mencionar muy rápido: ácido cáprico, ácido caprílico: por ejemplo gordolobo, aceite de coco, resina de pino.

 

Son simplemente algunos de los elementos que constituyen estos bioinsumos que ya están probados en la eficacia, y que no son tóxicos para la salud. Entonces sí, tenemos toda esta información, con todo gusto se les puede hacer llegar a quien la requiera.

 

REPORTERO: Senadora Ana Lilia, entonces sólo para que quede claro: la iniciativa ya no contemplaría el retiro gradual en los 180 días, sino quedaría abierto hasta el 2024.

 

Podría explicarlo, ¿por favor?

 

SENADORA ANA LILIA RIVERA RIVERA: No. La gradualidad queda tal y como está el decreto del presidente, porque nuestra intención es respaldarlo.

 

Lo único que vamos a aumentar, es que en el 2024 se va a hacer una evaluación del impacto que ha tenido la gradualidad en el retiro de estos insumos y cómo han funcionado los nuevos, las alternativas a todos los plaguicidas altamente peligrosos.

 

Dependiendo de esa evaluación, se definirá una prórroga o se definirá si ese tiempo fue suficiente.

 

Lo importante es no dejar en la orfandad este gran mérito del Presidente de atreverse a generar el diseño, el camino de una ruta a transitar a largo plazo de una agricultura sostenible, sana, más amable con el ambiente y culturalmente adecuada.

 

Entonces, nosotros nos vamos a adaptar al decreto, pero damos un espacio para que en el 24 evaluemos si es necesario ampliar el plazo para que se vayan retirando o ya es suficiente.

 

REPORTERO: Okey, gracias.

 

Para el CONACyT, bueno, si bien ustedes llaman a que la población conozca, pues también tendría que ser tarea del CONACyT difundirlo de manera más amplia, porque evidentemente si no se conoce es porque no hay mucha difusión de esto.

 

Y justo el CONACyT tiene una serie de proyectos a nivel nacional y uno de ellos son los, y les voy a citar, los 13 Faros Agroecológicos.

 

Si nos puede explicar en qué consisten esos 13 Faros Agroecológicos.

 

Y también, este trabajo que están haciendo a partir de cinco líneas de investigación, que es el uso de prácticas agroecológicas, el aprovechamiento de residuos, la reivindicación del suelo y agua; estas cinco líneas que, afortunadamente el documento lo pude conocer yo como reportero pero que a la población pues no están. Entonces, si puede explicar brevemente estas cinco líneas de trabajo y los Faros Agroecológicos, por favor.

 

ERICA LISSETTE HAGMAN AGUILAR: Claro que sí, con mucho gusto.

 

Primero respondo a la cuestión de la difusión. Siempre hace falta mucha difusión. O sea, necesitamos aquí una difusión a todas las comunidades; necesitamos la implementación, incluso más que la difusión la implementación de todas estas alternativas a los diferentes plaguicidas.

 

En cuanto a las labores de difusión que se han llevado a cabo actualmente, es la impresión, porque se generaron 21 gacetas justo de manejo ecológico o manejo agroecológico integrado de arvenses; y estas 21 gacetas, contienen experiencias propias de productores de pequeña, mediana y gran escala, además de que contiene la descripción de varias de las alternativas, incluidos algunos de los insumos, incluidas algunos de los proyectos que usted está preguntando en este momento.

 

En cuanto al proyecto de Faros Agroecológicos, es un proyecto en donde están participando sobre todo productores de maíz, pero también hay productores de aguacate, de cítricos y de algunos otros productos.

 

Este proyecto en particular es de pequeña y mediana escala.

 

Tenemos otros proyectos también que están enfocados a la gran escala y los 13 Faros Agroecológicos se distribuyen en 13 diferentes estados de la República. Ese es simplemente un proyecto.

 

Le menciono también otro, que es el caso del cultivo de naranja en el norte de Veracruz, que en este proyecto que es bastante grande, están trabajando tres mil productores en transición agroecológica, en donde lo que ellos utilizan son una combinación de técnicas entre la siembra de leguminosas que impiden justamente que crezcan otras de estas plantas arvenses, y además nutren el suelo y además pueden servir como forrajeras, y están teniendo altos rendimientos, están mejorando sus suelos y además se están reduciendo los costos. Esto está probado justamente a través de este proyecto.

 

Y sobre algunos de los demás proyectos, nuevamente me gustaría cederle la palabra a mi compañera Edith Calixto.

 

EDITH CALIXTO: Gracias.

 

Y sí, pues muy agradecidos de estas preguntas porque justamente nos permite ir difundiendo con mayor precisión la información que poco a poco se va generando y se va liberando.

 

Efectivamente, con lo que menciona la bióloga en relación a los Faros Agroecológicos es, en términos generales, la explicación. Digamos, un elemento que agregaría, muy interesante, de este proyecto, es que se están generando escuelas de campo, en las cuales se está favoreciendo compartir los saberes de la población, los saberes tradicionales; hay procesos de capacitación y entonces hay un proceso de transición en estos Faros, que se está teniendo un efecto multiplicador, eso ya se ha observado, que, a partir de cada uno de los faros se inicia con cierto número de productores y, al ver los productores que están cercanos del éxito que se está teniendo, se empiezan a repicar las expectativas, empiezan a replicar las prácticas y tiene, digamos, este efecto multiplicador.

 

También podría mencionar yo, en relación a estas cinco líneas que mencionas, que estamos apoyando dentro de CONACyT más de 60 proyectos con los cuales se están abordando estas líneas de trabajo.

 

¿Por qué? Porque la intención no es tener lo que ya se había mencionado, una sustitución de un producto por otro. Definitivamente no es la alternativa.

 

¿Y por qué no lo es? Porque los sistemas de producción de alimentos son sistemas donde se manejan por seres vivos y con seres vivos, y entonces los sistemas vivos tienen que tener un manejo integral.

 

Entonces, el manejo integral involucra todo esto que tiene que ver justamente con el monitoreo de los residuos, con alternativas integrales del manejo de las plagas, etcétera. Entonces todas estas líneas, que son cinco líneas de trabajo, las vamos abordando a través de diferentes proyectos de investigación que han estado avanzando.

 

Entonces, también en ese sentido tenemos un avance muy interesante que no sólo es la investigación, digamos, en términos de laboratorio, en términos de un análisis, digamos, allá con los que saben hacer la ciencia, sino es un proceso que está en territorio, y en donde todos los campesinos están participando, y en donde ya se empiezan a ver proceso de transición reales en el territorio y efectos multiplicadores también.

 

REPORTERO: Sólo dos cosas. Para las investigadoras: ¿Hay un mapita de CONACyT; un mapa de CONACyT, en donde están estos proyectos, estos cinco ejes de trabajo, pero me salta, no sé si la información ya esté actualizada, que Baja California y Baja California Sur no tienen ningún tipo de este proyecto.

 

¿Por qué no se han logrado implementar ahí proyectos de los que ustedes hablan?

 

EDITH CALIXTO: En este primer saque definitivamente no hay en ese Estado. Eso no significa que no lo va a haber y que no lo estamos trabajando. Es parte de los procesos que se están implementando.

 

ERICA LISSETTE HAGMAN AGUILAR: Quisiera nada más agregar que el CONACyT no está sólo en esta transición agroecológica, y en la búsqueda de alternativas, y en la implementación de alternativas.

 

Realmente en todo el país están documentados varios casos justamente de éxito de diferentes tecnologías, ya sea orgánicas, ya sea tradicionales, ya sea agroecológicas, y eso sí que abarca todo el país.

 

Entonces esa información, por ejemplo, también se complementa muy bien porque estamos trabajando en el Gobierno Federal de manera interinstitucional, no es solamente el CONACyT.

 

Y en el caso de Baja California, hay, de manera muy reciente se publicó en redes sociales, un video de una empresa justamente de hortalizas y de ‘berries’ que, con toda la tecnología, digamos orgánica pero también agroecológica, tiene altos rendimientos.

 

Entonces hay experiencias en realidad en todo el país, repito, en todas las escalas de producción.

Senado de la República
Senado de la República

Senadores Morena

       
LXV LEGISLATURA