Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

Dialoga Juan Ramón de la Fuente con senadoras y senadores sobre el conflicto Rusia-Ucrania

  • El embajador ha representado con dignidad las convicciones del Estado mexicano, aseguró Sánchez Cordero

Las comisiones unidas de Relaciones Exteriores y de Organismos Internacionales, que presiden el senador Héctor Vasconcelos y la senadora Nancy de la Sierra Arámburo, se reunieron con el embajador Juan Ramón de la Fuente, representante permanente de México ante la ONU.

Durante la reunión, las y los senadores abordaron el papel que México ha desempeñado como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas, así como las principales aportaciones que en este tiempo ha hecho y su postura frente al conflicto entre Ucrania y Rusia.

La presidenta de la Mesa Directiva del Senado, Olga Sánchez Cordero, expresó que el embajador Juan Ramón de la Fuente, ha representado con dignidad las convicciones del Estado mexicano.

Señaló que, ante la gravedad de la situación que prevalece en el mundo, “sus intervenciones nuevamente han plantado a nuestra nación como una promotora de la paz y el diálogo, como la única vía para buscar y dirimir las diferencias.

La senadora destacó que, en la quinta participación de México como miembro no permanente del Consejo de Seguridad, la postura del embajador ha sido congruente con el historial pacifista y en perfecta alineación con los principios de relaciones exteriores de nuestro país.

También precisó que las y los representantes de México, ante los organismos internacionales han participado sin duda en hitos históricos en el seno del multilateralismo, y en esas participaciones se ha refrendado nuestro papel como una nación libre, soberana y promotora del diálogo, la paz y la justicia a nivel internacional.

En este sentido, subrayó, Juan Ramón de la Fuente es un mexicano comprometido con la paz entre las naciones y con la doctrina de relaciones exteriores del país.

Al respecto, el presidente de Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal Ávila, destacó también en sus redes sociales la visita del embajador De la Fuente quien, dijo, asistió para conversar sobre el mencionado conflicto, además del panorama internacional y el papel de México en el concierto de las naciones.

El senador Héctor Vasconcelos, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, destacó que al embajador le corresponde estar presente y ser participe en el mayor problema internacional de los últimos 77 años; “qué bueno que en esta época tan decisiva estemos representados por un hombre que todos sus cargos los ha desempeñado con brillantez”.

Dijo que se trata de un periodo histórico insólito, importantísimo y extraordinario que va a implicar un reordenamiento del orden internacional y de la geopolítica en Europa, por lo que “nos enorgullece que México esté representado en la ONU por un mexicano de la estatura intelectual y moral del embajador De la Fuente”.

La presidenta de la Comisión de Organismos Internacionales, Nancy de la Sierra Arámburo dijo que las prioridades y compromisos asumidos por México, en el Consejo de Seguridad, deben alinearse en todo momento con los principios constitucionales de política exterior.

Por eso, agregó, la postura de nuestro país ante el conflicto de Ucrania y Rusia, “ha sido acertada, con su enérgica condena al uso de la fuerza y las agresiones contra la población civil”.

Es positivo que su programa de trabajo, indicó, se centre en el fortalecimiento de la diplomacia preventiva y en colocar el bienestar de las personas en el centro de la acción del Consejo de Seguridad.

En su primera intervención, Juan Ramón de la Fuente destacó que, ante los problemas generados por la guerra entre Rusia y Ucrania, México ha implementado “una política muy responsable, que no nos deja ni con mucho, tan vulnerable como otros países”.

Lo cual, agregó, “no quiere decir que no nos pegue”, pues no hay la menor duda de que se enfrentará una situación de alimentos básico muy difícil en el mundo, sobre todo, en una docena de países que están en condiciones de insuficiencia alimentaria.

Destacó que la crisis generada por la Covid-19, no afectó tanto a la producción de alimentos, combustibles y la economía internacional, como los primeros dos meses de guerra entre Rusia y Ucrania.

La guerra, subrayó, provocó un encarecimiento de los productos básicos, lo que provocará el incremento de precios y la volatilidad en los precios del trigo y del maíz, así como en los precios de los energéticos y los fertilizantes.

Asimismo, indicó que los países que tienen un amplio servicio de deuda externa van a tener muchos problemas para cubrirla, e informó que otro factor inflacionario que impactará el mundo, es el de los costos que ya están al alza de buques portacontenedores.

“La guerra está espantosa y no se le ve una salida fácil y nos está empezando a afectar a todos, en mayor o menor grado; y México debe seguir en la línea que ha venido trabajando”, manifestó.

Refirió que desde que se llevó a cabo una agresión de un país soberano sobre otro, inmediatamente se condenó por parte de México, porque violaba la carta de las Naciones Unidas, el derecho internacional y porque era contraria a los principios de política exterior de nuestra Constitución.

Por ello, indicó, se pidió que se abriera una investigación por los organismos competentes y entonces los responsables rindan cuentas ante las instancias internacionales correspondientes.

Enfatizó que, México y Francia han jugado un papel importante para asegurar el acceso a la ayuda humanitaria y la protección de civiles en el conflicto bélico.

Respecto a los de los planteamientos que hizo el presidente López Obrador ante el Consejo de Seguridad, informó que algunos han avanzado mejor de lo programado o previsto, particularmente la resolución que tiene que ver con el control del tráfico de armas pequeñas y ligeras.

Esta es de la mayor importancia, dijo, sobre todo porque los principales productores de esas armas están sentados en ese Consejo “y logramos sacarla adelante sin que tuviéramos que enfrentar un veto, que estuvo cerca de ocurrir, pero que no ocurrió, también creo que corrimos con algo de suerte”.

El embajador hizo entrega a la presidenta de la Mesa Directiva, Olga Sánchez Cordero, de todos los posicionamientos de México frente al Consejo de Seguridad respecto del conflicto de Ucrania; así como de un informe mensual, detallado de todos los meses en los que nuestro país ha participado, pues “el Senado debe tener el registro de todo ello”.

Las y los senadores reconocieron la firmeza con la que el diplomático ha hecho frente a la coyuntura internacional y la posición que ha adoptado México ante el Consejo de Seguridad, al condenar cualquier intervención militar, y destacaron que nuestro país ha privilegiado el diálogo y la paz.

Asimismo, manifestaron su preocupación por la cercanía que existe entre México y Rusia, y si esta no es contradictoria al discurso pacifista que se ha externado ante el Consejo. De igual forma solicitaron información sobre cómo nuestro país participará en el grupo de contacto humanitario para ayudar a los civiles que se encuentran en la zona de conflicto.

El representante de México ante el Consejo de Seguridad de la ONU reiteró que la diplomacia es el arte de la mediación y pensamos que habrá una solución diplomática, por ello es que estamos en contra de romper relaciones, de quitar de la mesa con quienes se debe negociar para ponerse de acuerdo.

Si esta salida es diplomática, como tiene que hacerse en el Consejo de Seguridad, hay que tener a todos en la mesa discutiendo, encarando, confrontando, con respeto, que es bastante bueno a pesar de la tensión.

“Nuestra posición, que ha sido muy clara, hoy tiene el respeto de todos los integrantes del Consejo y de la Asamblea de la ONU. Hoy México está en una posición de autoridad, de respeto y de participación. Prueba de ello, es el número de copatrocinios que tienen nuestras iniciativas. En estos tres años se han ganado las dos iniciativas de México con mayor copatrocinio, en 76 años de la ONU”, destacó.

Incluso, dijo que 175 países han copatrocinado dichas iniciativas. “México puede seguir jugando un papel con prudencia, sin protagonismo”, enfatizó.