Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

Llaman a fortalecer y a construir más bibliotecas comunitarias

  • Estos espacios juegan un papel fundamental en la cohesión y desarrollo de las localidades en las que se establecen: Piña Gudiño

La senadora Blanca Estela Piña Gudiño impulsa un proyecto para que los gobiernos de las entidades federativas tengan la obligación de fomentar la creación de bibliotecas comunitarias, pues son fundamentales no sólo para la consulta de libros, sino para promover la cultura y valores de la comunidad en niñas, niños, jóvenes y adultos.

La propuesta define con claridad a estos espacios como bibliotecas públicas administradas por un grupo de personas que viven en un barrio, colonia, comunidad rural o indígena, cuyo propósito es acercar servicios bibliotecarios y culturales a zonas marginadas, alejadas de los centros urbanos o de difícil acceso.

Además, sugiere que su funcionamiento se base en los principios de inclusión, gratuidad, libre acceso a la información, creatividad y participación ciudadana activa.

Piña Gudiño destacó que las bibliotecas comunitarias tienen un fuerte vínculo comunitario y sus servicios responden específicamente a las características de la población destinataria, a sus necesidades, dudas, esperanzas y sueños.

En ellas, expresó la legisladora del Grupo Parlamentario de Morena, también se busca una salida para muchos problemas y carencias que la propia comunidad reconoce e identifica como propios.

En el proyecto, que fue turnado a las comisiones unidas de Cultura y de Estudios Legislativos, Segunda, la senadora subrayó que estos espacios juegan un papel fundamental en la cohesión y en el desarrollo de las localidades en las que se establecen.

En este sentido, precisó, es necesario que se fortalezcan a las bibliotecas comunitarias de nuestro país, integrándolas a la Red Nacional de Bibliotecas Públicas y al Sistema Nacional de Bibliotecas.

Blanca Estela Piña Gudiño propuso que le corresponda a la Secretaría de Cultura proporcionar a las nuevas bibliotecas públicas o comunitarias, en formato impreso y digital, un acervo de publicaciones informativas, recreativas y formativas.

Así como obras de consulta y publicaciones periódicas, a efecto de que respondan a las necesidades culturales, educativas y de desarrollo de los habitantes de la localidad en la que se ubiquen.