Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

Ricardo Monreal rechaza expresiones de gobernador de Veracruz

  • El coordinador de Morena en el Senado responde que defiende el Estado de Derecho y los principios constitucionales de presunción de inocencia

El senador Ricardo Monreal Ávila rechazó las expresiones del gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, “porque su investidura no le permite convertirse en juzgador y condenar a ciudadanos que han sido exonerados por un juez federal”.

Ricardo Monreal asistió al centro de reclusión de Pacho Viejo, Veracruz, de donde ayer, por orden del juez segundo de distrito, Alejandro Quijano, fueron liberados seis jóvenes acusados “del ominoso delito de ultrajes a la autoridad”, después de cuatro meses de haber sido privados de su libertad de manera injusta.

Desde ahí, a través de un mensaje que publicó en redes sociales, el coordinador parlamentario de Morena advirtió al gobernador que “cuando una persona concentra poderes se acerca a la tiranía”.

“¡No, señor gobernador, yo no defiendo delincuentes! Defiendo el Estado de Derecho; defiendo los principios constitucionales de presunción de inocencia y debido proceso; defiendo a la gente del autoritarismo y de las vendettas políticas, que siempre son injustas”.

“Usted debe ser cuidadoso con lo que hace y lo que pronuncia, porque su investidura no le permite convertirse en juzgador y condenar a ciudadanos que han sido exonerados por un juez federal. Cuando una persona, recuérdelo, concentra poderes se acerca a la tiranía”, expresó.

El senador rechazó las expresiones del mandatario veracruzano, quien lo acusó de defender a delincuentes, por pedir la libertad de los seis jóvenes, que fueron detenidos en un centro comercial sin oponer resistencia y privados de su libertad, sin pruebas y con violaciones flagrantes a sus derechos humanos.

“Soy un hombre recto y un servidor público consciente. No formo parte de su coro de aplaudidores”.

“Le hago una sugerencia respetuosa: que quienes lo rodean y asesoran no actúen sin freno, y que se haga aconsejar de buenas abogadas y abogados, que aquí en Veracruz sobran, o por hombres y mujeres honorables, de los que esta tierra extraordinaria está llena”.

Dijo que la resolución del juez Alejandro Quijano es una luz al final del túnel, pero lamentablemente hay cientos de casos como éste, en los que jóvenes, mujeres y dirigentes políticos están privados de su libertad en Veracruz.

Por eso, recordó, decidió enviar un exhorto al Congreso del estado para que este tipo penal pernicioso sea derogado y que sean liberadas las personas que padecen por esta causa penal.

Monreal Ávila insistió en que continuará su lucha, como senador de la República, para que esto ocurra a la brevedad: “Ojalá y encuentre eco en las diputadas y los diputados locales. También insistiré en que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos se pronuncie a la brevedad sobre estos casos”.

El líder de la mayoría legislativa en el Senado aclaró que en esta agenda nunca se refirió al gobernador del estado, sino a la justicia local, que es omisa y mediocre.