Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

Persiste violencia y acoso laboral contra mujeres, señala Olga Sánchez Cordero

  • Urgen al Gobierno Federal que envié al Senado el Convenio 190 de la OIT, para su ratificación

La presidenta de la Mesa Directiva, Olga Sánchez Cordero, aseguró que la violencia y el acoso en el trabajo “siguen siendo un problema”, por lo que en la Cámara de Senadores se buscan sinergias frente al reto de corregir y revertir estos desequilibrios sociales y laborales entre hombres y mujeres.

Asentó que el Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo, para prevenir la violencia y el acoso laboral, es un mecanismo muy eficaz para eliminar las barreras que no permiten la igualdad.

Sánchez Cordero informó que, con este propósito, le pedirán al Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, que envié al Senado de la República dicho instrumento internacional, para su ratificación.

Durante el conversatorio “Trabajando en unidad contra la violencia y el acoso en el trabajo: Ratificación del Convenio 190 de la OIT”, la senadora consideró indispensable derribar las barreras que impiden la igualdad, así como empoderar a niñas, adolescentes y mujeres.

Además, compartió la experiencia que enfrentó como Secretaria de Gobernación, para demostrar “que hasta en las más altas posiciones, una mujer sufre acoso y desvalorización de su trabajo, en forma permanente y constante”.

Reveló que, aunque el Presidente de la República la trató con respeto y consideración, algunas personas cercanas al titular del Ejecutivo desvalorizaron su trabajo, a pesar de que cumplía con su responsabilidad frente a una de las posiciones más importantes y difíciles del gobierno.

“Pareciera que esa desvalorización era como demostrar la superioridad y la alimentación de ese patriarcado, de ese machismo, obvia desigualdad y desequilibrio”, expresó.

Sánchez Cordero reafirmó el compromiso del Senado de la República para impulsar un régimen en el que la Ley sea aplicada a todas y todos por igual, y la justicia sea la vía para la solución de conflictos.

La presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género, Martha Lucía Micher Camarena, subrayó que el trabajo libre de violencia debe ser la actividad más respetable y segura para cualquier persona.

Acotó que el trabajo es un derecho fundamental del que depende la producción humana y el bien común, y por ninguna razón se debe recibir por esta actividad ningún tipo de violencia y acoso.

Micher Camarena consideró que el Estado debe entender que las mujeres enfrentan estos delitos con mayor frecuencia, por el simple hecho de ser mujeres y que, por esta condición de vida, también padecen injustamente violencia sexual en el trabajo; además, “somos más propensas a tolerarla por temor a ser acusadas de haberlo provocado”.

Por su parte, el presidente de la Comisión del Trabajo y Previsión Social, Napoleón Gómez Urrutia, destacó que, en México, 22.6 por ciento de las mujeres, laboralmente activas, han declarado haber sido víctimas de algún tipo de violencia laboral; de ese total, 19.3 por ciento, han sido víctimas de acoso.

Gómez Urrutia señaló que es el turno de México para ubicarse en la lista de los pocos países que han aprobado el Convenio 190 de la OIT. Como senador de la República y sobre todo como dirigente sindical, expresó, sé de primera mano que la seguridad y la libertad son dos de los elementos más importantes que todo empleador debe garantizar a sus trabajadores y trabajadoras.

En este sentido, expuso que la ratificación del Convenio permitirá pasar a una nueva etapa de justicia laboral, libertad y democracia, para reordenar el mundo del trabajo con base en el respeto, justicia y dignidad para todos.

La senadora Patricia Mercado Castro, de Movimiento Ciudadano, precisó que los y las senadoras están listas para la ratificación del instrumento internacional, ya que desde la pasada Legislatura existe el compromiso con los derechos laborales y la democracia sindical.

Destacó que los casos de denuncias que se han hechos públicas en estos últimos años, han alentado a que cada día más personas reflexionen que no es ético, correcto ni legal que una persona ejerza acoso sobre otra en el ámbito laboral, mucho menos cuando existe una relación jerárquica.

En su oportunidad, Pedro Furtado de Oliveira, director de la Oficina de País de la OIT, para México y Cuba, agregó que, entre las consecuencias económicas y sociales de la pandemia, se documentó un impacto diferenciado hacia la mujer que pone en riesgo los avances en equidad, por lo que es necesario tomar acciones contundentes para revertir estos efectos.

Luisa María Alcalde Luján, secretaria del Trabajo y Previsión Social asentó que con el Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo, se busca de garantizar ambientes laborales seguros y saludables para todas y todos, pero principalmente para las mujeres.

El titular de la Unidad de Trabajo Digno, de la STPS, Alejandro Salafranca Vázquez, subrayó que en el instrumento internacional existen competencias claras para prevenir la violencia en los espacios labores.

Al encuentro, también asistió el titular de la Unidad de Política Laboral y Relaciones Institucionales de la Secretaría del Trabajo, Alejando Encinas Nájera, quien fue moderador del encuentro.