Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

Versión estenográfica del mensaje de la senadora Olga Sánchez Cordero, presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República, en la inauguración de la 43ª Asamblea Global de la Privacidad 2021, organizada por el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, INAI

Muy buenos días a todas, a todos ustedes.

Saludo con mucho afecto y cariño, a la presidenta Blanca Lilia Ibarra Cadena, presidenta del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, INAI, por esta invitación para tener la oportunidad de dirigirme a ustedes esta mañana, con motivo de esta importantísima Asamblea Global de Privacidad, denominada “Privacidad y Protección de Datos. Un Enfoque Centrado en el Ser Humano”, y que es la 43 Asamblea.

Saludo también, vía remota, a Elizabeth Denham, presidenta global de esta organización.

Y, quiero también saludar con mucho afecto a los integrantes del presídium, sobre todo a Francisco y a Josefina, que han hecho un gran esfuerzo por la organización de este evento, en esta maravillosa sede del Palacio de Minería. Gracias al doctor Graue por su anfitrionía.

Aquí también trabajamos durante todo el año del 2016, para poder lograr la Constitución de la Ciudad de México, en el 2017, y siempre el doctor Graue ha sido un gran anfitrión y solidario con todos estos eventos.

También, les decía, saludo con mucho cariño y afecto a los integrantes del presídium. A mi compañero Ricardo Monreal, quien acaba de dar una gran síntesis sobre todas las iniciativas que tenemos en el Senado de la República, para ya empezar a regular esta situación, estos derechos humanos sobre la privacidad y la protección de sus datos personales.

También a mi… iba a decir mi compañero, pero mi compañero porque soy ministra en retiro de la Suprema Corte, Javier Laynez.

A todos, a todos los que están en el presídium, a Luz Mijangos, a Cristopher Ballinas. En fin, a todos ellos.

A todos ustedes que nos acompañan y siguen este evento, por cierto, a través de plataformas digitales.

La protección de datos personales y la privacidad de las personas, se ha convertido en dos derechos clave para el desarrollo de una sociedad, que tiene aceleradamente a la digitalización en prácticamente todos los aspectos de nuestra vida cotidiana.

Siendo así que derivado, como nos han dicho los que han intervenido anteriormente, de la pandemia mundial por la COVID-19, gran parte de nuestras actividades tuvieron que ser modificadas y adecuadas gracias al empleo de las nuevas tecnologías que, si bien ya estaban en uso, se volvieron en algunos casos indispensables, imprescindibles para llevar a cabo desde las actividades propias de nuestros trabajos, las actividades escolares, los trámites burocráticos; es decir, utilizamos todas estas tecnologías para estar conectados en esta terrible pandemia; lo que indudablemente transformó nuestras vidas, transformó la dinámica social.

Por ello, ante la apertura de un sinfín de posibilidades, la reflexión y garantía sobre los derechos que velan por la seguridad digital de la ciudadanía se ha vuelto un tema prioritario para todos los gobiernos del mundo, y así lo hemos escuchado en estas intervenciones.

México no es la excepción. Prueba de ello es la apertura de estos espacios, en donde a través del INAI hoy somos anfitriones de una asamblea global en donde se reúnen más de 130 autoridades de protección de datos personales de todo el mundo, con el objeto y con el fin de hacer de este evento un canal de diálogo que informe sobre la importancia de la regulación y garantía de estos derechos.

Ya lo decía nuestro querido diputado Juan Carlos Romero Hicks, es importantísima estar regulación, pero esta garantía también, este canal de diálogo.

Él decía: Escuchémonos. Sí, escuchémonos para poder avanzar, eso fue tu mensaje principal.

Los avances en materia de inteligencia artificial y nuevas tecnologías representan grandes oportunidades de desarrollo para nuestra sociedad; sin embargo, no podemos perder de vista los retos que acompañan estos avances de este nuestro papel de legisladores también.

En este sentido, trabajar sobre los marcos normativos vigentes, como lo dijo nuestro querido Coordinador, para que puedan responder a la necesidad de sentar las bases de los principios de equidad, de responsabilidad, de transparenciaes una prioridad, porque con ello nos estamos encaminando al desarrollo de tecnologías confiables y seguras para la población.

Por otro lado, es un hecho que la innovación tecnológica y el acceso ilimitado, ilimitado a Internet, es una realidad que no ha beneficiado a todos los sectores de la población a nivel mundial.

Y este hecho acrecienta la brecha de desigualdad, por lo que nuestros esfuerzos también deben centrarse en la atención a esta situación desde una perspectiva humana que implique, además del respeto a los datos y a las vidas de las y los ciudadanos, una visión conciliadora que busque acercar a las personas a estas facilitades, sin que se ponga en riesgo su identidad o su modo de vida.

Está en nuestras manos, como legisladores, regular el cómo impactan las nuevas tecnologías a la sociedad, por lo que nos corresponde monitorear sus usos y garantizar que ningún ser humano vea mermadas sus oportunidades ni sus derechos al entrar en contacto con estas tecnologías, y ésta debe ser una tarea inaplazable en la Agenda Legislativa vigente, como ya lo han dicho tanto el coordinador Ricardo Monreal, como también el presidente de la Comisión de Transparencia en la Cámara de Diputados, Juan Carlos Romero Hicks.

Los crecientes y constantes desafíos para garantizar estos derechos, están hoy presentes más que nunca, pero confío que, con el trabajo conjunto que se lleva a cabo gracias a espacios como éste, para escucharnos, podremos sortear cada uno de ellos, haciendo uso de nuestra vocación de velar por el bienestar de la ciudadanía en todos los aspectos, y en el uso de estas nuevas tecnologías no es la excepción.

Sí, debemos continuar trabajando para garantizar el respeto a los derechos humanos, así como la difusión de la importancia del derecho a la protección y uso de datos personales.

Por el bien de todas y de todos, hagamos de la tecnología una aliada y no una amenaza. Regulemos conjuntamente para hacer realidad estos derechos de privacidad y de datos personales de todas y todos.

Ya nos decía Didier Rainer: “Tenemos que regularlo”. Y, Ricardo Monreal, nos ha dicho: “Apropiarse de los datos personales tenemos que hacerlo, porque ahora las empresas, cuando se apropian de estos datos personales, tienen un poder, de verdad, inmenso”.

Así que, la colaboración entre naciones y gobiernos, tiene que estar presente, pero, sin duda alguna, los aspectos de libertad y privacidad también tienen que ser protegidos.

Muchas gracias.