Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

Promueven en el Senado creación de Norma Oficial Mexicana relativa al Tamiz Neonatal Cardíaco

  • Advierte el senador Villarreal Anaya que en México entre 16 y 18 mil recién nacidos presentan una cardiopatía congénita

El presidente de la Comisión de Salud, Américo Villarreal Anaya, dijo que actualmente no hay datos precisos en nuestro país sobre el número de cardiopatías congénitas, pero se estima que ocurren en el uno por ciento de los nacimientos.

Durante el foro virtual “Hacia la construcción de la Norma Oficial Mexicana para la aplicación del Tamiz Neonatal Cardiaco en México”, el senador advirtió que se calcula que entre 16 mil y 18 mil bebés que nacen al año presentarán una cardiopatía, de los cuales 12 mil necesitarán un tratamiento resolutivo a edad temprana.

Por ello, recalcó, el Estado mexicano debe legislar para atender este problema con la mayor prontitud posible, a fin de lograr que los recién nacidos con dicha condición puedan gozar de buena salud.

El senador de Morena admitió que, si no se detectan oportunamente, los bebes que presentan una cardiopatía congénita compleja tienen un alto riesgo de morir en los primeros días o semanas de vida.

Américo Villarreal expreso que el foro tiene como objetivo dar a conocer y aportar información científica y legal para la creación de la Norma Oficial Mexicana relativa al Tamiz Neonatal Cardiaco.

En la Comisión de Salud, dijo, se aprobó un proyecto que reforma el artículo 61 de la Ley General de Salud, para hacer obligatorio la realización del Tamiz Neonatal Cardiaco a todo recién nacido en México, a fin de detectar de manera oportuna cardiopatías congénitas graves o críticas, previo a su alta hospitalaria.

Además, se estableció en el segundo artículo transitorio del Decreto, la obligación de publicar una Norma Oficial Mexicana respectiva, por lo que a dos meses de la publicación de esta reforma “queremos dar seguimiento a la creación” de esta normatividad, la cual debe publicarse antes del primero de junio del siguiente año.

Audelia Villarreal Zavala, fundadora de la asociación “Ayuda a Corazón de Niño”, asentó que las cardiopatías congénitas “son la segunda causa de muerte en menores de cinco años”.

Dijo que todos los recién nacidos tienen derecho a que se les practique, antes del alta hospitalaria, una prueba diagnóstica para detectar enfermedades en el corazón al momento de su nacimiento y brindarles una oportunidad de vida.

José Ignacio Santos Preciado, secretario del Consejo de Salubridad General, consideró necesario hacer la prueba del tamiz a las 24 o 48 horas del nacimiento, debido a que, si se realiza posteriormente, no se garantizará un diagnóstico preciso, lo que los pone en riesgo de tener alguna complicación más adelante.

Cristian Morales Fuhrimann, Representante de la Organización Panamericana de la Salud en México, reiteró la disposición para brindar acompañamiento técnico en el proceso de elaboración de la Norma Oficial Mexicana.

En el foro participaron, entre otros, Bianca Fernanda Vargas Escamilla, directora de Atención a la Salud Materna y Perinatal del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva; así como César Cruz Santiago, director General de Valoración Científica y Técnica del Consejo de Salubridad General, médicos y especialistas en cardiología pediátrica.