Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

Palabras del senador Ricardo Monreal Ávila, coordinador del Grupo Parlamentario Morena en el Senado de la República, en la Sesión de Congreso General. Instalación de la LXV Legislatura

Ciudadano presidente.

Ciudadanas legisladoras y ciudadanos legisladores:

Hoy se inicia una nueva Legislatura en la historia del país y con ella vamos a refrendar nuestra aspiración de profundizar la vida democrática del país, el cambio de régimen, la transformación de las instituciones. Durante décadas hemos luchado por tener un gobierno del pueblo para el pueblo, alejado de la frivolidad, del lujo, de la ostentación, de la corrupción. Hoy lo tenemos. Durante décadas hemos luchado por tener un presidente honesto, sobrio, austero, sensible. Hoy lo tenemos.

No sólo han pasado tres años, sino que hemos plasmado en la Carta Magna los principios que llevamos en el 18 a las urnas y que hoy son letra viva, derecho vigente en nuestro país. Plasmamos la lucha sin tregua contra la corrupción, sin distingo, sin excepción, sin cuartel, con firmeza. Plasmamos también una auténtica política de Estado, la austeridad republicana, y logramos un viejo anhelo que es la separación del poder económico y del político.

Nunca más la subordinación del primero al segundo ni del segundo al primero. Siempre el estado público será preferente, nunca los poderes fácticos podrán sobreponerse ni situarse por encima de la Presidencia de la República. Sepultamos la mal llamada reforma educativa y dimos paso a un instrumento consensuado con maestros y maestras. Nunca más se les humillará a los trabajadores del magisterio, nunca más el trato despótico y arbitrario contra los maestros. Y plasmamos en la constitución el proyecto más ambicioso de la historia de México en materia de política social: protegimos los desvalidos, desprotegidos y los humillados. Ahora es Derecho vigente.

Logramos transitar hacia mejores estadíos de desarrollo para los trabajadores. Establecimos normas constitucionales y legales para la recuperación del poder adquisitivo, del reparto de las utilidades, de las pensiones, de la libertad sindical y sus derechos. Logramos avances sin precedente en materia de igualdad y equidad de género. Logramos reconocer a los afromexicanos. Logramos y plasmamos en la Constitución un sistema de salud y un sistema de seguridad social de los más avanzados en la historia de México. Logramos mejorar los esquemas de procuración y administración de justicia. Logramos recuperar la rectoría en materia energética y en materia alimentaria. Logramos todo esto en 56 artículos de la Constitución modificados en estos tres años, la mitad del camino.

Por eso nadie puede negar que vivimos un proceso de transición política pacífico, nadie puede negar que somos productos o producto de ese proceso pacífico, ustedes mismos que forman parte de este Congreso. Nadie puede negar que provenimos del movimiento más importante de la historia de México: Morena, que logró conciliar universos distintos, ideologías y credos, que irrumpió de manera notable en el ámbito político electoral.

Por eso, al escucharlos con respeto, no emití ninguna expresión. No puedo sino concluir, no podemos admitir sus denuestos, sus insultos, sus descalificaciones. No podemos admitir sus discursos de odio, de rencor. No podemos admitir sus discursos arrogantes y soberbios. No podemos de ninguna manera admitir todo ese tipo de expresiones que los sitúa en caminos y callejones sin retorno.

No. No es así.

Tienen que aceptar que Andrés Manuel López Obrador ha sido el presidente más honesto en la historia reciente del país. No puedo negar que Andrés Manuel ha sido el hombre más íntegro y que le ha dado más a su patria en su atención y en su función.

No puedo negar que es el presidente que se negó a sacudir el esquema del poder económico por encima del poder político; ustedes negar que Andrés Manuel se sacudió de la vieja parafernalia de los privilegios del poder. Miren ustedes, gritan y pían como vulgares. Nosotros los respetamos, pero ustedes no son capaces de escuchar nuestra verdad. Escuchen a los pollos inocentes del agravio y del rencor, pero vamos más allá: el presidente logró no logró convertirse en rehén de la lisonja, del cinismo, de la hipocresía.

Tengan claridad de lo que hay. Deben de aceptar que se equivocaron con sus presagios perversos, oscuros. México es una nación de pie, ni llegaron las confiscaciones, ni las expropiaciones ni las nacionalizaciones arbitrarias y abusivas. Nunca llegaron, nunca se destruyeron los mercados y nunca se ha debilitado el peso frente al dólar. No hay nuevos impuestos y no se ha adquirido deuda pública algunas que endeudé más al país como ustedes lo hicieron. Seamos claros y contundentes, no hay razón de evadir el debate.

El bloque opositor cuyos discursos he escuchado con respeto fue el responsable de gobernar los últimos 100 años, apenas hace tres años ellos dominaban todo, dominaban las cámaras, dominaban los poderes, dominaban los estados, dominaban los órganos autónomos y dominaban la vida pública del país, y ¿saben que nos heredaron? Miseria, saqueo, robadera.

Nos dejaron un país en ruinas, hecho pedazos, eso es su herencia, eso es lo que recibimos de ustedes; por eso, no puedo sino extrañarme de tanto cinismo que expresan sin pudor, ustedes tuvieron 100 años gobernando, nosotros llevamos tres, tres años, y por eso deberían aceptar que el presidente López Obrador ha sido un buen presidente, deberían quitarse la venda del odio y del rencor para hablar con objetividad y serenidad, no les toca actuar con tanta arrogancia si ustedes son los responsables de la destrucción de nuestra nación, deberían ser más moderados y más sensatos en sus calificaciones porque la historia no se los va a perdonar.

Nosotros queremos que quede muy claro, un estado social, nuestra prioridad es la educación, la salud, el empleo, el medio ambiente, las pensiones, la seguridad; lo hemos hecho en estos tres años, fijamos las bases sólidas para una nueva República. En estos tres años lo hemos logrado.

Y, por cierto, no, lamentablemente no actúan como oposición responsable, no pueden ustedes hablar con tanto cinismo, no pueden ustedes actuar con tantos excesos, porque van a terminar por arrollarlos.

Sí, somos un movimiento único y vamos a refrendar y vamos a luchar con unidad. Que no les extrañe que coincidimos con el presidente de la República y su agenda prioritaria, claro que sí, porque somos de un mismo origen y rechazo que haya una obediencia ciega, porque las reformas constitucionales, si no sé aprueban por ustedes no hubiesen sido aprobadas. En todas las reformas hubo aportaciones de la oposición, nos sentamos, dialogamos, discutimos y aprobamos.

No es válido que actúen maniqueamente como aquí le expresaran sobre la pandemia sanitaria 102 millones total de vacunas, 102 millones, la mayoría de ustedes, salvo los que tienen avión privado se han vacunado con vacunas del Gobierno, se han vacunado con vacunas del sector público, por eso, para nosotros ha sido una estrategia adecuada.

No, en los refugios para mujeres y niñas víctimas de violencia no se suprimió el presupuesto le han y no sean maniqueos en el 19, 360 millones; en el 2020, 405; en el 2021, (inaudible).

¡Hey! les duele que les diga su verdad, arrogantes y soberbios.