Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

Senadora Guadalupe Covarrubias comienza a construir la mayoría en la Comisión Permanente para desaparecer los poderes en Tamaulipas

La senadora Ma. Guadalupe Covarrubias Cervantes, del Grupo Parlamentario de Morena impulsará el proceso de desaparición de poderes, después de que se aprobara por el Congreso Local del estado de Tamaulipas, las tres leyes inconstitucionales que atentan directamente contra la decisión de las y los tamaulipecos en el último proceso electoral.

“El mismo día que declaré lo anterior, el congreso local, traidor a su pueblo, las aprobó sin pensarlo, minando la democracia y anulando la voluntad popular”: Senadora Lupita Covarrubias

Las desapariciones en la frontera norte de Tamaulipas, los constantes enfrentamientos y la vulneración social y económica, han sido resultados directos de la inestabilidad política del gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

“Se que la desaparición de poderes no es lo ideal, pero me veo obligada a iniciar este proceso pues la Suprema Corte no se ha pronunciado y mi deber es velar por el bienestar de las y los Tamaulipecos”.

La legisladora mencionó la inconstitucionalidad que atañe a los actos contrarios al Pacto Federal de los tres poderes del estado de Tamaulipas y por ende a la supremacía constitucional. Actos que detonaron su preocupación, dando inicio al proyecto de solicitud para la desaparición de los poderes en Tamaulipas.

La senadora hizo énfasis en que Tamaulipas es un estado libre y soberano, más no autónomo;

“No se puede estar contraviniendo la constitución, mucho menos cuando la motivación para cambiarla es blindar a una persona de que rinda cuentas por sus actos”.

Después de lo comunicado, la Senadora Covarrubias hizo aviso de la entrega personal del proyecto al coordinador del grupo parlamentario de Morena, Ricardo Monreal, para que de forma inmediata se empiece a construir la mayoría de los votos e iniciar el proceso de desaparición de poderes.

Por último, mencionó que el congreso local no puede ser omiso a su pueblo. El Gobernador tamaulipeco debe defenderse como ciudadano y dejar de utilizar el aparato gubernamental para evadir la denuncia interpuesta en su contra y por ende la correcta impartición de justicia.