Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

Día de descanso extra para funcionarios de casilla, proponen en la Permanente

  • El estímulo ayudaría a reforzar la participación ciudadana y la transparencia de los procesos electorales, sostiene Nancy Sánchez Arredondo

En reconocimiento por su compromiso a favor de la democracia y el tiempo que dedican de manera responsable el día de la jornada electoral, la senadora Nancy Sánchez Arredondo presentó una iniciativa para otorgar un día de descanso laboral, como beneficio adicional, a todos los funcionarios de casilla.

La legisladora de Morena propuso reformar el artículo 74 de la Ley Federal del Trabajo y la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, para otorgar el día natural inmediato a la elección como día de descanso laboral con goce de sueldo y sin afectar los días de vacaciones del trabajador o trabajadora que haya participado en los comicios.

“No sólo es una necesidad física de descanso, sino también un reconocimiento al sacrificio y la voluntad del funcionario o funcionaria para llevar a cabo esta responsabilidad, en la que recae el cabal cumplimiento de la voluntad ciudadana en el ámbito electoral”, afirmó.

Nancy Sánchez explicó que en el ejercicio electoral del 6 de junio de 2021 participaron un millón 400 mil personas, quienes se encargaron de instalar 155 mil casillas alrededor del país, en las cuales se emitieron 48 millones 874 mil 40 votos, una participación ciudadana superior al 52.66 por ciento.

“Sin la participación de esos funcionarios de casilla, los resultados no hubieran sido los mismos, al tratarse de la mayor participación electoral registrada para una elección intermedia”.

Aseguró que el compromiso de estos funcionarios y funcionarias implica una jornada que abarca un horario de apertura de casilla de ocho de la mañana a seis de la tarde, 10 horas de tiempo efectivo.

A eso se añade el tiempo de instalación de casilla y el proceso que se deriva después del cierre, como es la revisión de paquetes electorales, el conteo de votos y llenado de actas, entre otras actividades.

Señaló que, en retribución por su tiempo y su vocación de servicio, el Instituto Nacional Electoral hace entrega de un pago simbólico a los funcionarios de casilla, cuyo monto varía según las determinaciones del consejo y su participación, pero no es suficiente.

El beneficio adicional, además de ser un reconocimiento al compromiso de quienes participan en los comicios, contribuirá a reforzar el involucramiento y asegurar que, desde la ciudadanía, se vigile que los procesos electorales se lleven a cabo en un clima de certidumbre, seguridad e imparcialidad, afirmó.

La propuesta de la senadora del Grupo Parlamentario de Morena, se turnó a las Comisiones Unidas de Gobernación y de Estudios Legislativos.