Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

Una compensación no debe confundirse con una remuneración, ni un apoyo con un salario: Sandoval Urbán

  • Pide garantizar al personal de las Escuelas de Tiempo Completo, la justa remuneración por la función que desempeñan, así como todos sus derechos

La senadora Jaliscienses del Grupo Parlamentario de Morena, Evelia Sandoval Urbán, presentó una Iniciativa para adicionar un párrafo a la fracción VIII del artículo 9 de la Ley General de Educación, con el objeto de establecer que, las maestras y maestros, los directivos y el personal de apoyo y asistencia a la educación que laboren en las escuelas con horario completo en educación básica, con jornadas de entre 6 y 8 horas diarias, percibirán las remuneraciones correspondientes a la plaza y categoría de su función, acorde a la jornada laboral de dichas escuelas, a fin de que cuenten con un salario profesional digno; así como los beneficios, estímulos y reconocimientos que se prevean en las disposiciones aplicables.

Lo anterior, debido a que de acuerdo con el Decreto del PEF 2021, en su artículo décimo cuarto transitorio se establece que el programa denominado “La Escuela es Nuestra” incluye recursos para ejecutar los objetivos del programa “Escuelas de Tiempo Completo”, incluyendo los apoyos de las y los docentes que imparten actividades académicas de este programa, en términos de las disposiciones que al efecto se emitan por parte de la Secretaría de Educación Pública. Sin embargo, el programa es de modalidad “U” lo que implica que pertenece al rubro de “Otros subsidios” y su operación está basada en los lineamientos del programa.

Sandoval Urbán señaló que, aunque los apoyos se encuentran previstos en el componente dos del programa, estos no son un salario, son un apoyo o una compensación que no debe confundirse con una remuneración, ya que ello va en contra de los derechos laborales del personal educativo, y es contrario a las leyes en la materia.

La legisladora federal agremiada al SNTE comentó finalmente que, para alcanzar la justicia social, es necesario asumir que la igualdad y la democracia comienzan en la escuela, por lo que la propuesta avanza por la ruta transformadora; de ahí que garantizar al personal docente, directivo y personal de apoyo y asistencia a la educación, perteneciente a las Escuelas de Tiempo Completo, todos y cada uno de sus derechos, constituye un paso más en el proceso de reivindicación, justicia social, reconocimiento y respeto al magisterio.