Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

Versión estenográfica de la presentación del libro “Nulidades y Procedimientos Sancionadores en Materia Electoral”, del senador Ricardo Monreal Ávila, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena en el Senado de la República

Muchas gracias.

Quiero primeramente, agradecerles a mis anfitriones, a nuestros anfitriones, al doctor Carlos. Muchas gracias rector, Carlos García, y a su esposa, la doctora Isabel, muchas gracias por su atención.

A todos los docentes y a todo el personal y alumnos de esta institución universitaria, muchas gracias por su recepción.

Corrijo también, como el doctor González Oropeza, el maestro de ceremonias, que es muy bueno, dijo que tengo 10 años ininterrumpidos en la función legislativa. No, me temo que voy a ajustar 27 años, 3 de diputado federal y 3 de senador, que acumulados son muchos.

Pero, yo quiero agradecerle mucho a Manuel. Manuel y yo somos colegas, en efecto, es una persona que yo admiro desde hace muchos años, desde que era adjunto del maestro Burgoa, eso hace ya muchas décadas; pero ha sido un académico probo, ha sido un juzgador prudente, ha sido un académico sólido, inteligente y siempre es un hombre al que hay que leer y al que hay que escuchar. Muchas gracias, Manuel, por la presentación extraordinaria que tuviste.

Coincido con muchas cosas. En efecto, la jurisdicción está enlazada con la legislación, estoy convencido de eso.

Y, un tema que me interesa mucho destacar es este que él comentó: la judicialización. Yo soy de las personas que no lo deseo, porque siempre que se judicializa un asunto es porque hay contrapartes o hay partes en conflicto, y tienes que resolver a favor de una de las partes y la otra parte siempre mantiene una posición dura contra quien es juez, quienes juzgan.

Si no es necesario ir a la judicialización de los procesos, es lo mejor. Pero me temo que este proceso que estamos viviendo, va a resolverse en los Tribunales, lamentablemente. Es decir, que prepárense las magistradas y los magistrados, porque tendrán mucho trabajo.

Ya lo tienen, pero va a incrementarse mucho más. Y, por eso la obra es oportuna, en efecto, como dice Manuel, es importante e intenta dar luces a lo que vendrá.

Este libro de “Nulidades y Procedimientos Sancionadores” en efecto, abordo los tres grandes libros, que ya describió Manuel: el de nulidades en materia electoral. Pero afirmo y sostengo que la nulidad es una medida extrema.

No me gustaría centrarla, es más, el propio título te ahuyenta, como dice Manuel, el propio título es negativo porque nadie desea que haya nulidades, en ningún acto: ni de comercio, ni civil ni en materia penal ni en materia administrativa; pero finalmente es una medida extrema para salvaguardar los fundamentos de la democracia, en este caso en la materia electoral, pues opera cuando hay irregularidades, cuando el sufragio ha sido transgredido a tal grado que debe dejarse sin efecto el resultado correspondiente.

Por un lado están las nulidades desde las casillas, que pueden presentarse en cualquier omento: en el momento de la instalación en el lapso de la recepción o incluso en el momento del escrutinio y cómputo.

Por otra parte, las causas o las causales de nulidad de la elección, como son las que derivan para anular un determinado porcentaje de casillas o las que devienen en la situación jurídica irregular de la candidatura.

Recientemente, leí hoy, ustedes en Veracruz tienen un problema. Bueno no, no los ciudadanos, sino los candidatos que en el puerto, creo que fue ahí donde anularon la candidatura de un candidato, por razones de inelegibilidad.

Hoy me preguntaba una persona qué piensa de eso, y le digo: La congruencia siempre tiene que acompañarnos. Se lo dije a una persona del Tribunal.

Yo estuve en contra de la eliminación del registro en el caso de Guerrero y en el caso de Michoacán, que fueron anulados sus registros como candidatos.

Lo mismo pienso aquí, ¿eh? Pienso que hay que dejar que la población decida.

No estoy de acuerdo en la negativa o cancelación del registro de nadie.

Pero finalmente, hay las instancias jurídicas, y yo coincido con Manuel, a pesar de que somos de izquierda yo creo en las instituciones y creo que debemos fortalecer las instituciones, y creo que el derecho electoral ha avanzado de manera fundamental aquí.

En la izquierda, tenemos capacidad de movilización, siempre tomamos las plazas, siempre tomamos todo, pero nos ha faltado ir construyendo instituciones; esa es una autocrítica mía, no incluyo a nadie de izquierda, pero creo que es el momento de prepararnos jurídica, social, políticamente para dar el debate y construir instituciones.

Por eso en el libro es parte de lo que analizo, el enfoque se centra en los aspectos sustantivos de las infracciones electorales.

Se analiza la promoción personalizada, el uso de programas sociales durante el proceso electoral; y un tema en que ha cobrado relevancia la violencia política de género. Este último, uno de los asuntos más sensibles reclamados por el movimiento feminista y que ha tenido consecuencias más fuertes en esta elección.

Asimismo se revisa el tema del financiamiento, en efecto, de la fiscalización, con particular atención puesta en la diferenciación ente la situación de los partidos políticos y de las candidaturas independientes.

Se expone el tema de la propaganda electoral, también disiento y hago una crítica sobre los límites de la propaganda y el derecho a la libertad de expresión.

Esto es importante porque debe saberse que no se puede tergiversar, unificar o confundir ambos extremos, creo yo.

Aunque la ley prohíbe que haya calumnias, todos los días hay calumnias; es una letra muerta. La ley prohíbe la calumnia en materia de elecciones, por lo que no se deben hacer imputaciones falsas, pero si quieres tú que te conozcan lo que no has sido, por favor sé candidato a un puesto de elección popular y habrás de saber que tienen una capacidad inquebrantable ilimitada de inventarte cosas, pero es parte de la picarezca política y de una tradición que tiene que ir cambiando.

También hablo sobre los procedimientos sancionadores como instrumentos jurídicos que permiten mantener la gobernabilidad democrática de las elecciones.

También es cierto, les repito, que cada vez son más usados como parte de estrategias de campaña, porque hay muchos procedimientos sancionadores que no tienen fundamento o que tienes que desechar por notoriamente improcedentes, pero son estrategias de los partidos políticos para estar generando tácticas dilatorias o asustando o provocando este tipo de reacciones en el contendiente, en el adversario.

El tema, en efecto, el libro dos de los procedimientos sancionadores me detengo y trato de hacer una afortunada, valga la redundancia de que no es bueno el alago en boca propia, porque se puede convertir en vituperio, pero hago el esfuerzo de una comparación y de una descripción muy a manera de prontuario de las conductas, de los procedimientos de la jurisprudencia y trato de hilvanarlas.

Ayer, que platiqué por teléfono con el maestro González Oropeza, con Manuel, me dijo una expresión que ahí me resumió mi libro.

Me dijo: “es muy árido tu libro; es muy árido, pero me convenció. Usas la jurisprudencia con la teoría, y usas el procedimiento sancionador, y usas los delitos electorales”

Dice: “técnicamente es fácil que la gente pueda adentrarse a un tema tan difícil, que es la materia electoral; los propios juzgadores tienen criterios encontrados entre las salas regionales, entre el Tribunal local”.

Seguramente a ustedes les va a llegar a la Sala regional este tema de Veracruz, y ahí hay que revisar el derecho convencional, el derecho humano a ser votado, por encima de criterios menos importantes como es el del domicilio y otras cosas.Pero bueno, es un asunto de juzgar.

En esta última parte del libro; bueno, hago una serie de prontuarios, de tablas, de jurisprudencias, trato de concatenarlas.

El tema de los delitos para mí es un tema muy delicado.No hemos logrado inhibir las conductas antijurídicas, un poco más que antes.

Ya no tenemos la presencia tan descarada de la compra de voto, no tenemos la presencia tan descarada de amenazas, de uso de programas sociales, que por cierto ahora están elevados a rango de delito grave, judicializados, sin derecho a fianza.

Y, por esa razón, este tema de los delitos electorales, no ha pasado desapercibido en el Congreso de la Unión, y al elevar a delito grave el uso de programas sociales con fines electorales, aún no tenemos una sola persona detenida, o sea, a pesar de que es vigente, no tenemos una sola persona que haya sido privada de su libertad por el uso de programas sociales.Ojalá y no hubiera, ojalá y no se cometiera.

Por eso es relevante que los propios órganos jurisdiccionales, lostribunales estén muy pendiente, aunque no es un asunto de ellos, sino es un asunto estrictamente penal de la Fiscalía y de la FEPADE.

Esto de las causas específicas de nulidad de la elección, recuerdo muy bien el debate en el Tribunal Electoral sobre la nulidad abstracta, lo recuerdo muy bien. Y hubo una anulación de un Estado, una elección, Colima, y recuerdo porque releí el debate y es muy interesante, realmente es muy interesante.

Y ahora estoy retomando esta parte en el libro porque me parece demasiado importante, demasiado importante, y, en efecto, coincido porque esta parte de la justicia electoral no se agotó, o no se agota con el pronunciamiento del Tribunal Electoral, porque no pasaba del pronunciamiento, o de la fijación de una posición.

Y, en efecto, siento que algunos que consideraba pertinente ir más allá no lo podían hacer y se sentían no sólo imposibilitados sino impotentes de poder ejercer y provocar una acción más contundente en esta materia de violación del sufragio en las causas abstractas.

Yo creo que muchas de las conductas que se están presentando y que pueden dar causa y lugar a un delito electoral, o son causas específicas de la nulidad de elección, o también fueron motivo de un procedimiento sancionador electoral.

Pero nos falta mucho en esta parte, no hay que dejar de lado que las regulaciones son distintas; los órganos competentes, diversos, y las consecuencias jurídicas también son diferentes.

Bajo esta consideración académica, es claro que la interpretación que hace la Sala Superior de las normas sujetas a su conocimiento, no es mecánicamente aplicable a leyes penales y delitos, no pueden hacer ninguna denuncia de oficio o de acuerdo con el principio de legalidad sobre este tema.

En el contexto histórico, México ha tenido avances, por eso me parece pertinente que el maestro Oropeza haya retomado algunas expresiones. Yo soy de los que piensa que sí ha habido avances en materia electora; yo sí creo que hemos construido instituciones que han generado mayor confianza.

No creo que todo esté por la borda ni que todo se ha hecho mal. No, creo que en el contexto histórico lo podemos ver y la evolución de la materia electoral también.

Por eso, creo que no puede considerarse ajeno ningún ciudadano al devenir histórico que ha experimentado nuestro país; porque siento que son reflejo y producto de las reformas. Yo casi he participado, si no en todas, en la mayoría y cada vez se acercan más a un ideal; aunque las condiciones van cambiando.

Recuerdo en efecto, aquí lo dijo el doctor Carlos, desde 1953, en donde por primera vez se otorga el derecho del voto a las mujeres o en el 63, donde se crearon las diputaciones de partido, con una gran influencia de un veracruzano, don Jesús Reyes Heroles, que se otorgaron a los partidos políticos, a los diputados de partido, a partidos de oposición, hasta cinco diputados que obtuvieran el porcentaje del 2.5; y se podían aumentar hasta 20 por cada medio punto porcentual. Una visión de largo plazo.

Yo siempre he considerado y siempre un ejemplo, que la clase política veracruzana era distinta. Bueno, ya no, ahora estamos iguales ya: hay mucho conflicto, mucha división, pero es normal. Será por la transición, será por el cambio de régimen, será por lo que sea.

Pero, yo conocí, por cierto, a todos los últimos gobernadores, todos los conocí, desde muchos años atrás, desde don Fernando y Chirinos y Dante Delgado, que lo estimo mucho, es un mexicano extraordinario. O Miguel Alemán o Fidel Herrera, el propio Miguel Ángel Yúnes; a todos los conocí, a todos los conocí, no hablo de nadie, los respeto, pero creo que ahora Veracruz vive un proceso de transición interesante.

Entonces, desde el 63 con la influencia de Reyes Heroles, tuvo los diputados de partido.

También conozco al actual gobernador, es una gente respetable y le mando un saludo, donde ande. Venimos en son de paz, sólo a la academia, sólo a la academia, ¿verdad, Manuel? No quiero que después digan “ya Monreal viene, no…”. No, trato de ser prudente en tierras jarochas.

Si no, el pagano va a ser el que me invitó, el senador Pérez Astorga y Gloria.

En 1969 se fijó la edad para votar, a los 18 años, pues antes se votaba a partir de los 21 años; salvo quienes estuvieran casados o casadas, y con este cambio se reconocía la madurez política a la juventud. Si estabas casado, eras más maduro que si no estabas casado.

En 1977 es introdujo la representación proporcional, con 100 diputados. La Cámara estaba compuesta por 300 lugares de mayoría relativa y 100 de representación proporcional. Además, se permitieron las coaliciones y candidaturas comunes.

En ese entonces, los colegios electorales eran quienes tenían la última palabra en los resultados, en las elecciones, aún no calificaba la elección un órgano como el INE, ni había Tribunal Electoral.

En el 86-87 se duplicaron los lugares de representación proporcional y se creó el Tribunal de lo Contencioso Electoral.

En 1990, se creó el IFE. Yo participé en el primer IFE, estuve siete años de consejero de la mayoría legislativa en el órgano electoral a sus principios, siete años estuve ahí.

En el 94, se estableció que debían fijarse topes a los gastos de campaña y se limitaban los entes que podían aportar recursos a los partidos políticos.

Se estableció que en el Congreso General del IFE los representantes tuvieran voz pero no voto. Se ciudadanizó totalmente.

También se creó la Fiscalía Especial para Atender Delitos Electorales y la Cámara de Senadores se integró con 128 miembros; 64 de mayoría, 32 de primera minoría y 32 de representación proporcional.

En 1996, se bajó el 2 por ciento el umbral para la asignación de espacios plurinominales de la Cámara, ahora es del 3 por ciento.

La sobrerrepresentación se limitó al 8 por ciento.

El IFE fue dotado para la facultad de definir los topes de gastos de campaña; la prohibición de aportaciones anónimas y el Tribunal Electoral Federal se incorporó al Poder Judicial de la Federación.

Entre el 2002 y 2005, se establecieron legislativamente las cuotas de género; no más del 70 por ciento de candidatos de un mismo género. es la primera vez que se estableció una acción afirmativa a favor de las mujeres.

La reforma del 2007-2008 dio lugar a la Unidad de Fiscalización del IFE. Le otorgó autonomía de gestión y la contraloría.

La cuota de género pasó de 60 a 40 por ciento. Las sanciones, incluso después del 2014, han sido muy recurrentes en materia de violencia política de género.

Se incorporó la posibilidad de candidaturas independientes, la paridad de género llegó para establecerse en 50-50.

Finalmente, hace unos años la reforma constitucional que aprobamos y esta Legislatura, para una igualdad y equidad en todos los órganos del Estado, 50-50.

Ahora bien, en este breve repaso histórico, pone al descubierto que prácticamente cada vez que hay una elección importante le sigue una reforma legislativa con igual relevancia.

Esto se debe a que los procesos electorales descubren puntos que se pueden mejorar en la regulación de los procesos democráticos.

Para el perfeccionamiento de cualquier regulación, es necesario observar el funcionamiento de las instituciones, solo así puede determinarse si cumplen los fines para el cual fueron creadas, en contraste con los efectos reales que dan lugar a ello.

Este ejercicio es importante porque, desde mi punto de vista, esta elección, que no creo que se fácil para nadie y que nadie puede adelantar vísperas, es una elección -miren, nada más hablo de elecciones y se apaga esto- no voy a decir nada, es un análisis académico, pero esta elección es una elección competida y no podía adelantar ninguna víspera.

Pero déjenme decirles qué es lo que podría faltar, desde mi punto de vista, y que va a ser inevitable que haya una reforma electoral profunda después de la elección, es inevitable.

Tendremos que ir a una reforma electoral después del proceso, resulte como resulte, no importa cómo resulte. Va a ser una elección competida y quien gane, en razón de eso, va a tener que realizarse esta reforma.

Lo he platicado con los senadores, aquí están varios de ellos: la senadora Nestora, de Guerrero, Margarita Valdez de Durango, Alejandro Armenta de Puebla, Gerardo de Baja California Norte; Gloria, que es anfitriona, muchas gracias Gloria; y Ernesto Pérez; y he platicado sobre eso, de que es importante estar pensando y estamos preparándonos. De hecho nos estamos preparando para ese proceso.

He estado haciendo anotaciones puntuales. Ya estoy en la parte, por cierto Manuel, te vi que subrayaste el libro, las partes que nos puedas aportar para la segunda edición, porque ésta ya se agotó. Las tomo, porque sé que lo que tomes te ofrezco que las dejo íntegras, porque tienes experiencia y me parece muy importante.

Pero déjenme decirles, entre otras cosas, lo que yo creo. El principio es abaratar el costo de las elecciones; ahora son más de 40 mil millones de pesos, sólo el INE y partidos, 40 mil millones de pesos.

Es necesario racionalizar el gasto, esta es la primera. Y yo diría que tendremos que actualizar el catálogo de infracciones y el principio de tipicidad.

Es decir, se propone una revisión general del aspecto sustantivo que permita la operatividad de la sustanciación y resolución de los procedimientos especiales sancionadores, de tal manera que se pueda considerar la creación de un catálogo de conductas punibles a través de procedimientos administrativos sancionadores.

Una vez establecido este catálogo, de acuerdo y con la determinación que el derecho administrativo sancionador electoral lo revise, o lo acepte, la legislación, que puedan ser también aplicables y concurrentes con la materia penal.

También, como tercer punto, son las nuevas conductas sancionables. La actividad jurisdiccional se ha enfrentado a la denuncia de actos que en principio no estaban contemplados como hechos susceptibles de romper con el esquema constitucional del nuevo modelo de comunicación política, y es necesario actualizar.

Es por ello que se estima conveniente considerar nuevos supuestos de conductas sancionables, tales como la indebida inclusión de niñas y niños, adolescentes, en los promocionales de los partidos políticos, ante el riesgo de vulnerar el interés superior de los menores, la falta de inserción de subtítulos en los promocionales pautados por autoridades y partidos políticos, la potencial vulneración a los derechos de inclusión de las personas con alguna discapacidad auditiva o de otro tipo, el incumplimiento de la pauta por parte de permisionarios y concesionarios.

Por cierto, aquí está Carlos Ferrer, muchas gracias, y varios periodistas.

Conductas que han sido objeto de análisis.

Como cuarto punto, es el parámetro sancionatorio, que es importantísimo también actualizarlo; la aplicación de los principios del ius puniendi, es necesario crear un código de sanciones con referencia a cada infracción en materia electoral como previsión.

Lo menciono; he trabajado ya estas partes, estoy preparando una serie de modificaciones en materia electoral, no sólo constitucional sino legal.

Por ejemplo, este tema que platicaba también Manuel González Oropeza: las medidas de neutralidad en servidores públicos, la realización de las actividades cotidianas que forman parte del desempeño de un servidor público, hasta dónde es el límite del servidor público y qué es lo que debemos hacer para que sea efectiva la neutralidad.

Sexta. La violencia política por razón de género en los procedimientos sancionadores.

También he desarrollado; hay toda una propuesta que en su momento lo comentaré con el Grupo Parlamentario y lo habremos de discutir y deliberar para aprobar o para no aprobar.

El otro tema, el séptimo, es la calidad y deberes de los precandidatos, en concreto; lo relativo a presentar el informe de ingresos y gastos de precampaña.

Y, también, lo que hago es hacer proporcional la sanción; no porque hayan dejado de presentar el informe de 14 mil pesos amerite que le cancelen el registro.

Pero hay que aclararlo para que no dejemos al arbitrio, a la interpretación del INE o del juzgador, el que ellos de manera discrecional y abusiva, sean los que violen la ley y sean los que actúen como legisladores, usurpando funciones del Poder Legislativo.

También tengo un capítulo amplio en la propuesta, es una Reforma legal.

Como punto octavo, es la definición de grupo en situación de vulnerabilidad y los criterios para acreditar la pertenencia.

El noveno, la definición de acciones afirmativas, implementar a los diversos grupos en situaciones de vulnerabilidad, porque ahora hubo abuso, aunque se corrigió.

Yo supe de casos donde, en el lugar de los discapacitados ponían a una persona que estaba muy capacitada; y entonces le digo “¿Y por qué estás tú en ese lugar?”; “No, es que yo tengo un problema de columna”. Pues no es cierto, le falsificaron un certificado médico.

O bien de los indígenas, metieron algunos que tú los veías muy güero, y: “tú no eres de la comunidad étnica de los huicholes”; “bueno, mis antepasados”. Pero es parte de lo que tenemos que aclarar.

El tema a juzgar con perspectiva intercultural es otro tema, el décimo.

También está el tema clave de la sujeción de los órganos electorales al principio de legalidad y la prohibición tajante de que puedan legislar, tanto el INE como el TRIFE. No pueden hacerlo, están usurpando funciones y están invadiendo poderes.

Además, también los bloques de competitividad, que ha sido un problema. También lo aclaro en la parte de ley, y que los OPLES normalmente tienen dificultades para ese tipo de aplicaciones.

En el ámbito de competencia en materia electoral, aclaro la naturaleza del Tribunal, digo, propongo que aclarar la naturaleza del Tribunal, sus funciones y sus acciones; la autonomía de las Salas Regionales, que no tengan ningún impedimento para actuar con plena autonomía frente a la Sala Superior.

Y, todo esto en particular veo también los Tribunales Locales en este tipo de propuestas, cuáles son sus facultades y cómo también ir avanzando en la interpretación correcta de la función de estos órganos jurisdiccionales, para defender derechos partidistas, protección de derechos políticos y todo lo que hacen diariamente en los procedimientos sancionadores.

Estoy siendo muy rápido porque sé que ya es tarde.

El tema de replanteamientos de instancias resolutorias de conflictos laborales, suscitados entre las autoridades locales electorales administrativas y jurisdiccionales, y sus servidores públicos.

Se han detectado diversas complicaciones con relación a los juicios laborales, promovidos por servidores públicos en contra del OPLE, del Tribunal local e incluso las Salas del Tribunal. Eso tenemos que aclararlo y darles seguridad laboral a los trabajadores, pero además definir totalmente, completamente, cómo pueden resolverse esos conflictos que se suscitan entre el INE y el TRIFE o los OPLES y sus servidores públicos.

Se considera que sea necesario replantear las instancias que deben conocer estas controversias.

El tema de la regulación de los diputados migrantes, también es otro tema de usurpación en las cuotas afirmativas.

También hay el tema de la militancia efectiva, que es un tema serio que ahora ha resultado una situación complicada y que tendremos complicaciones.

El tema de la reelección legislativa, federal y local, que hay ausencia y omisión. Quizá nosotros los senadores tengamos parte de la responsabilidad, porque ya los diputados habían aprobado modificaciones legales y nosotros no logramos un acuerdo en el Senado, y quedaron en el limbo.

La definición la hizo el INE, indebidamente, pero es una modificación legal la que se requiere para el caso de la reelección de legisladores, presidentes municipales o diputados federales, senadores de la República.

Es un tema de omisión legislativa y de necesidad de regulación, en este caso concreto.

Hay un tema clave en las propuestas que estoy preparando: el voto electrónico.

No existe un mecanismo para ejercer el voto de manera electrónica. Deben implementarse estas herramientas, pues implican beneficios prácticos pero sobre todo económicos a mediano y largo plazo.

Esta vía para ejercer el sufragio puede concretarse a través de urnas electrónicas, e incluso de páginas web o aplicaciones en plataformas confiables.

Sería mucho más barato empezar a practicar el voto electrónico.

Y también el tema 19, el derecho político electoral de las personas sujetas a proceso penal y de las personas sentenciadas con pena privativa de libertad; que no son muchos los casos, pero que es necesario también regular.

O la participación electoral de personas con doble ciudadanía, que sucede mucho en las fronteras de nuestro país, que los ciudadanos tienen ciudadanía norteamericana y ciudadanía mexicana. Hay que regular eso.

El tema de la solicitud de licencias de separación del cargo ante el Congreso, cuando el objeto es cumplir con el requisito para ser postulados; se han suscitado una serie de controversias que también hay que aclarar en la vía legal y constitucional.

Es decir, sólo les comenté 21 puntos, pero me parece pertinente que empecemos a revisar.

Yo estoy ya trabajando en los temas de mayor importancia y, en su momento, también le pediría a la UNAM, de la cual Manuel y yo somos catedráticos, de que me ayude en el seminario para hacer una buena propuesta que parta desde la Academia.

Y le ofrezco al rector que también podríamos, con sus catedráticos, hacer una revisión puntual, porque sé que ésta es una de las universidades que desde hace mucho tempo intervino y participó en los temas electorales en materia de derecho electoral.

Por eso me alegra mucho que estén todos.

Saludo a las magistradas. Gracias por acompañarme, a las magistradas del Tribunal Electoral.

A Eva Barrientos, muchas gracias; a Tania, a Claudia, son amigas de hace muchos años y además confío mucho en ustedes, porque lo importante, su función es muy importante para todos. La imparcialidad, el profesionalismo ayuda mucho a que haya tranquilidad social.

A Carmen Mora, muchas gracias; a Ana Miriam Ferraez, también.

Y a un gran amigo que yo quiero mucho, que me ayuda. Es un jarocho muy empedernido, siempre está aquí cada ocho días, por más que insisto en que ya no venga a generar problemas sigue aquí: Del Río Virgen José Manuel, de la Junta de Coordinación Política, que tiene como función estar revisando los acuerdos con todos los grupos parlamentarios. Entonces, me ayuda mucho a la construcción; él es de allá de la región Totonaca. Y Julio Carranza también aquí está. Gracias por acompañarnos, Julio.

Es un libro; miren, yo les digo que cuando era senador, la primera vez, era opositor, fui opositor, fui senador en el 2006; bueno, fui senador en el 91 al 97, y los senadores, la verdad, la verdad, es que sí ganábamos bien en el 97.

Y luego, en el 2006, volví a ser senador, del 2006 al 2012, y la verdad, la verdad, es que ganábamos un poco mejorcito, pero llegó la Cuarta y palos, la Cuarta Transformación y la congruencia.

Ganaban, los senadores que salieron, más de 500 mil pesos por mes y nosotros, al primer mes, a propuesta del Grupo Parlamentario, nos redujimos en un 80 por ciento el salario, de 500 bajamos a 105 para no ganar más que el Presidente, 105 mil pesos.

Y entonces ahora le explico a Manuel y a todos, porque mi interés y mi trabajo de escribir libros para un poco compensar mi ingreso.

Porrúa, que vende mis libros, tengo tres editoriales, pero Porrúa es uno de ellos, me dice que escriba más porque me da una parte.

Y yo quiero decirle a la gente que muchas gracias, aquí a Veracruz, por su hospitalidad, por su anfitrionía, es gente muy buena. Ayer salí a cenar y la gente me saludó amablemente, en el hotel, aquí en la Universidad, su personal docente, los jóvenes; esta exposición extraordinaria, gráfica, el maestro, que ya dijimos que los vamos a invitar al Senado, Montes de Oca; es preciosa la fotografía, aquí estaba Montes de Oca, creo. Muchas gracias.

Todo; nada más vamos a ir a otra reunión con empresarios, que me pidieron, y ya nos regresamos a la Ciudad, para que no se preocupen.

Es que ahora los tiempos políticos son muy complicados. Yo salgo mucho, muy seguido a conferencias, a universidades, a presentación de libros, pero ahora es cuando más batallo porque luego todo está complejo, todo está politizado, todo está enrarecido; faltan 15 días y vamos a tener el seguimiento puntual de las cosas.

A todos, a los medios de comunicación, por cierto, muchas gracias por cubrirnos, a cada uno muchas gracias; no les di la nota ahora, pero muchas gracias.

Si quieren alguna cosa, saliendo yo voy a firmar unos libros y si alguno quiere hacer una pregunta, ya después de la firma de libros lo podemos hacer con mucho gusto.

Y a todos muchas gracias.

Buenas tardes.

Gracias a la Universidad.