Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

Versión estenográfica del senador José Ramón Enríquez Herrera en la presentación de su iniciativa en materia de accesibilidad electoral

Buena tarde a todas y todos.

Les saludo con mucho afecto y cariño, distinguidas senadoras y estimados senadores.

Con su venia, presidenta.

Representa para mí un verdadero honor, el poder presentarles a nombre del Grupo Parlamentario de Morena y a título personal, la siguiente Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se reforma el Artículo 7, numeral 5 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales; mediante la cual, se busca garantizar una accesibilidad electoral para que, a través de los principios de igualdad y no discriminación, se fortalezca la democracia nacional asegurando el goce de los derechos políticos de las mexicanas y los mexicanos en nuestro país.

El voto es un derecho político fundamental necesario para que un régimen pueda considerarse democrático, es través de éste que, la ciudadanía participa en las decisiones políticas del país, ejerciendo su responsabilidad y derecho al elegir a sus representantes, razón por la cual, el voto es el instrumento del poder ciudadano.

Los derechos políticos permiten la expresión de ideas y la organización política, la manifestación pública, la representación de la sociedad y el ejercicio del sufragio. El goce de estos derechos en igualdad de condiciones es un imperativo democrático y cada ciudadana y ciudadano debe poder ejercerlos en plena libertad, sin distinción de ninguna índole.

La igualdad jurídica y política de la ciudadanía es un valor fundamental de la democracia moderna, por esta razón, es que hoy día existe una preocupación por el acceso de la ciudadanía a la plena participación en las decisiones políticas, es por ello, que se han implementado estrategias para incrementar la participación personas con discapacidad, mujeres, indígenas, afrodescendientes, de la diversidad sexo-genérica, entre otros grupos, que en el pasado fueron discriminados en el ámbito electoral.

La discriminación electoral, limita el ejercicio de los derechos políticos fundamentales tanto para ser votada o votado y para votar, además, limita otros derechos como la libertad de asociación y reunión, la libertad de expresión, el derecho a la información, por mencionar algunos.

Privar a la ciudadanía de su derecho al voto es un problema multifactorial, tal privación puede ocurrir, por ejemplo, cuando la ciudadanía no cuenta con las facilidades necesarias para inscribirse en el Padrón Electoral, cuando las casillas electorales quedan muy distantes del lugar donde vive el electorado, y esta situación no es poco frecuente en nuestro país; cuando las casillas no pueden instalarse o el material es inadecuado o insuficiente, cuando debido a la violencia o inseguridad presente en determinadas regiones del país, la población no puede participar en los procesos electorales.

Pese a que, hoy en día, el sistema jurídico cuenta con una amplia protección de la universalidad del voto para toda la ciudadanía, con ejemplos como los anteriores, se puede comprobar que continúan reproduciéndose prácticas que de una forma directa o indirecta limitan el pleno ejercicio de los derechos políticos de la ciudadanía y que superar estos obstáculos, representa un desafío para las autoridades y para la ciudadanía en general.

Nos debe quedar claro que, el acceso efectivo al voto, resulta tan importante como el derecho mismo, porque un derecho que no puede ser ejercido es un derecho denegado.

El éxito económico y social en pleno siglo XXI, el siglo del conocimiento, ligado a la construcción de una sociedad más igualitaria, democrática y donde todas las personas puedan ejercer plenamente sus derechos.

Garantizar la aplicación del principio de igualdad y el derecho a la no discriminación exige una universalidad del sufragio, así como la adopción de medidas que aseguren el acceso y el ejercicio pleno de derechos en los procesos electorales.

Es por ello que, con la presente iniciativa se persigue materializar las estrategias con una visión integradora que permitan en condiciones necesarias y justas para superar los obstáculos materiales, técnicos, físicos, culturales y burocráticos, que terminen por limitar a ciertos grupos para votar y ser votados.

La consolidación de una accesibilidad electoral garantizará -indiscutiblemente- el pleno e integral acceso de la población en los procesos políticos y electorales, detectando y resolviendo las barreras existentes, sean estas físicas, comunicacionales o socioculturales.

En este México que se transforma, que hoy vive la Cuarta Transformación, debemos garantizar el pleno ejercicio de los derechos político-electorales de las mexicanas y los mexicanos en nuestro país.

¡México, te quiero con una democracia fortalecida!

¡México, te quiero con acceso pleno a nuestros derechos!

¡México te quiero feliz!

Es cuanto.