Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

Trabajadores evitaron que el país colapsara, destacan en el Senado

  • Senadora Piña Gudiño impulsa iniciativa para garantizar continuidad laboral en emergencias sanitarias

Pese al riesgo de afectar su salud, la clase trabajadora evitó que el país colapsara por la cuarentena, pues mantuvo el funcionamiento de los sectores y actividades económicas que son fundamentales para la sociedad, consideró la senadora Blanca Estela Piña Gudiño.

Con este argumento, la legisladora de Morena impulsa una iniciativa para otorgar certidumbre laboral a los trabajadores, en caso de emergencias sanitarias como la que enfrenta el mundo por el Covid-19.

Así, propuso que las afectaciones a la salud de las y los trabajadores, derivadas de pandemias, sean consideradas como riesgos o enfermedades de trabajo.

Piña Gudiño sugirió que los patrones deberán cumplir con las responsabilidades que, en caso de emergencia sanitaria, se deriven de la continuidad de labores en las actividades económicas esenciales y que pongan en riesgo la salud del personal, con lo cual busca amparar a las y los empleados.

La pandemia, señaló, visibilizó la precariedad salarial y la incertidumbre laboral que padecen millones de trabajadores y trabajadoras, además del riesgo a la salud de aquellos que laboran en actividades económicas consideradas como esenciales, en el marco de una contingencia.

Pese a esto, fueron del conocimiento público abusos de la clase patronal contra las y los trabajadores, porque aún con la declaratoria de contingencia sanitaria, grandes corporativos obligaron a sus empleados a asistir a los centros de trabajo, aunque las actividades que desarrollan no fueron consideradas como prioritarias.

Otra de las violaciones a los derechos laborales, agregó la senadora, se presentó cuando diversas empresas despidieron a su personal, sin goce de sueldo, bajo el argumento de que se veían obligados a cerrar a consecuencia de la pandemia, dando como resultado que se eliminaran cerca de un millón 181 mil empleos formales.

Asimismo, expuso que el coronavirus no fue considerado por el sector patronal como enfermedad de trabajo, por lo que sus empleados contagiados en sus espacios laborales se encontraron en total desprotección y, en algunos casos, fueron despedidos injustificadamente.