Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

Demandan cambios en la estrategia de seguridad de Oaxaca

  • El senador Salomón Jara, mediante un punto de acuerdo, exige detener violencia contra mujeres y niñas

El senador Salomón Jara Cruz pidió al gobierno de Oaxaca que cambie la estrategia de seguridad estatal, para detener la ola de violencia contra niñas y mujeres e incrementar confianza ciudadana hacia las autoridades de administración y procuración de justicia.

Destacó que el feminicidio es cada vez más frecuente en diversas regiones del estado, pero, desafortunadamente, aún existe resistencia por parte de las autoridades para reconocer los casos y muchas veces se decide catalogarlos como homicidios dolosos.

En un punto de acuerdo que presentó, Salomón Jara destacó, entre otros datos, que desde hace ocho años, cuando se tipificó penalmente el delito de feminicidio en la entidad se han registrado 906 casos. De ese total, 463 ocurrieron a partir de 2016, es decir, más de la mitad han ocurrido durante la actual administración estatal, apuntó.

Sólo en 2020, específicamente a partir del inicio de la pandemia, 101 mujeres perdieron la vida a causa de la violencia de la que son víctimas cotidianamente las niñas y mujeres en nuestro país.

“Desafortunadamente, aún prevalece la indolencia y la resistencia a reconocer los feminicidios, y muchas veces se decide catalogarlos única y exclusivamente como simples homicidios dolosos”, refirió.

Esto, insistió, no puede seguir así y Oaxaca no merece ser una de las 10 entidades con más casos de este flagelo, tal y como lo ha catalogado el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

El senador de Morena también argumentó que la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana de enero de 2021, reporta una percepción sobre la inseguridad en Oaxaca del 71.2 por ciento.

Eso significa que siete de cada 10 personas expresan sentirse inseguras en la calle, en el transporte, espacios públicos, centros educativos, cajeros automáticos y hasta en su propia casa.

Por otro lado, la Encuesta Nacional sobre Victimización y Percepción de la Inseguridad Pública arrojó que solo el 9.1 por ciento de los oaxaqueños denunció algún delito del que fue víctima. Esto refleja, de acuerdo con el senador, que la confianza en las autoridades es cada vez peor.

Además de que de ese porcentaje sólo se abrió carpeta de investigación en el 52.8 de los casos, y en el 44.5 por ciento de las investigaciones no pasó nada y prevaleció la impunidad, explicó. El punto de acuerdo fue turnado a la Comisión de Seguridad Pública.