Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

Versión estenográfica del mensaje del senador Ricardo Monreal, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena en el Senado de la República, sobre la igualdad salarial y no discriminación entre hombres y mujeres

Una buena noticia: Legislaremos sobre igualdad salarial y la no discriminación entre hombres y mujeres. Surge de once iniciativas que fueron propuestas por distintos senadores y senadoras de distintos grupos parlamentarios.

Hace ya un buen tiempo, hemos venido pugnando por que la paridad, la igualdad y la perspectiva de género sean las reglas de todos los espacios públicos e incluso académicos y privados.

Sin duda alguna, alcanzar la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, es un desafío, pero lo vamos a lograr. Es un desafío titánico para el Estado mexicano y para el Estado patriarcal; pues a pesar del significativo progreso que se ha logrado en la materia estos últimos años en este régimen, las mujeres continúan enfrentando violencia, discriminación y barreras totalmente anormales institucionales, que les impiden y obstaculizan participar plena y activamente en la sociedad.

Entre este cúmulo de desigualdades, una de las más agravantes o de las más, de mayor prejuicio, es la llamada discriminación salarial en el entorno laboral; que se manifiesta cuando las mujeres ganan menos que los hombres por hacer el mismo trabajo, dedicarle las mismas horas y realizar la misma actividad.

Esta distinción obedece a un problema sistémico, a un problema estructural, en el que las mujeres son víctimas continuas de prejuicios, de señalamientos, de sesgos, de comportamientos y omisiones que en última instancia se traducen en formas arcaicas de exclusión y discriminación.

Por eso este próximo miércoles, mañana, vamos a legislar sobre esta materia de igualdad salarial. La brecha salarial sigue siendo una lamentable realidad. Por eso, los legisladores de todos los grupos parlamentarios habremos de actuar en consecuencia.

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo, entre las causas principales de esta disparidad salarial, se encuentran los estereotipos existentes, la penalización a las mujeres que son madres, o la errónea idea de que las mujeres no tienen la misma productividad. Eso es falso, absurdo y excluyente.

Por eso, hoy vamos a corregir y a remediar esta deficiencia tan delicada.De esta manera, estamos refrendando un compromiso con las mujeres. En nuestro país, este problema lo vamos a eliminar.

Por eso, les pido a todos estén atentos para corregir esta brecha salarial entre mujeres y hombres, que aún persiste y que incluso los hombres reciben en promedio un ingreso laboral que supera en un 34 por ciento al de las mujeres.

Lo vamos a corregir y lo vamos a señalar hasta en tanto no lo resolvamos. Mañana legislaremos sobre esta materia.