Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

Versión estenográfica del posicionamiento del senador Ovidio Peralta Suárez a favor del proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley de la Industria Eléctrica

Con su permiso Senador Presidente, compañeras y compañeros Senadores, a las y los ciudadanos que siguen esta transmisión.

De la revisión de la iniciativa destaco que es un paso importante para recuperar la soberanía energética de México:

Rescatar y fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Empresa Productiva del Estado que es garante del suministro de electricidad para la Seguridad Nacional.

Se garantiza con esto, la confiabilidad y seguridad del sistema eléctrico nacional.

Se buscará el escenario para que las tarifas eléctricas sean conforme a los intereses de la Nación y en beneficio de los ciudadanos.

No me sorprende que la oposición haya tejido una campaña de desinformación, porque tienen miedo a la soberanía del pueblo y también porque sus financiadores y patrocinadores le temen a esta iniciativa. Donde se plantea priorizar la energía limpia desde la Comisión Federal de Electricidad.

En México el 60% de la energía se produce con gas natural, uno de los combustibles más limpios en el mundo, el 24% se produce por medio de energías limpias: la hidráulica, geotérmica, nuclear, eólica y fotovoltaica; y el 16% con carbón, combustóleo y diésel por ser más rentable su aprovechamiento, pero siempre cumpliendo con la normativa ambiental vigente.

Por lo tanto, la mezcla de generación total, se caracteriza por bajas emisiones de CO2 y compite al respecto con la mayoría de los países desarrollados.

Ciudadanos, paisanos: no se dejen engañar. La electricidad que se producirá no será más sucia. Se ha corrido la versión de que los particulares producen energías limpias y la Comisión Federal de Electricidad energía sucia. No es así.

Hay particulares que producen electricidad sobre la base del gas y quienes producen energía eólica después de arrasar grandes superficies de tierra cultivable con grandes efectos negativos sociales y ambientales.

En cambio, hoy, la energía limpia generada por la CFE a través del agua que por sorprendente que parezca, no está como una prioridad en la Ley.

El PRIAN ha usado de forma perversa y maniquea, el argumento de que la iniciativa para el rescate y fortalecimiento de la CFE, encarecerá la energía eléctrica para todos los mexicanos, argumentando que, el sol y el viento no cuestan, que este tipo de energías tienen asociado un costo cero lo cual es falso. La energía del sol o la del viento no se pueden inyectar directamente a la red.

Se necesita de una infraestructura y sobre todo el respaldo ya que no generan energía las 24 horas del día. El argumento de que las empresas extranjeras tiene un costo cero para generar electricidad también es completamente falso.

Si se va el sol entra la CFE como respaldo a poner la energía que no proporciona la solar y todo eso cuesta. Que quede claro.

Si la fuerza del viento no es suficiente, en ese momento deben entrar las plantas de la CFE a suministrar la electricidad sea la hora que sea.

La iniciativa no está en contra de las empresas que son privadas y que representan un 46 por ciento de la generación, se trata de trabajar con ellas en una economía mixta, pero con reglas iguales de piso parejo para todos.

Uno de los objetivos de esta presente iniciativa es el de garantizar la confiabilidad y un sistema tarifario de precios, que únicamente serán actualizados en razón de la inflación.

Con ello, al proponer modificar el orden de la prioridad del despacho, mediante la operación de las Centrales Eléctricas que están en el actual Contrato Legado de la CFE y con el diseño de un nuevo Contrato de Entrega Física de Energía y Capacidad a la red.

Los Certificados de Energía Limpia, estaban acotados a las plantas construidas a partir del 2014 dejando fuera a las plantas construidas anteriormente, creando una camisa de fuerza para CFE, con esta reforma a la ley eléctrica quitamos esta traba y las plantas de energía limpia de la CFE que funcionaban antes de 2014 ya podrán obtenerlos.

Con respecto al falso argumento de que la iniciativa que nos ocupa es inconstitucional. Recordemos que, el artículo 28 de nuestra Carta Magna le otorga a la nación la exclusividad y rectoría para “el control”, “la planeación”, el “servicio público” y “la distribución” de la electricidad, considerada como área estratégica.

Nuestra Carta Magna establece que no se consideran monopolios las actividades económicas exclusivas de la nación. Pero, además, la iniciativa en cuestión no propone que únicamente el Estado genere electricidad eso también es mentira del PRIAN. Se sigue contemplando la participación de los particulares, nacionales y extranjeros, solo cambia la prioridad.

Como representantes de la ciudadanía, velaremos por el bien común, mediante la producción de energías a partir de la energía limpia que produzca la Nación que será la hidroeléctrica, geotérmica y nuclear, y complementariamente, los particulares generarán también energía.

Es cuánto, señor presidente.