Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

Versión estenográfica del mensaje senador Ricardo Monreal Ávila, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena del Senado de la República, sobre el funcionamiento de las redes sociales

Las redes sociales son empresas que tienen un modelo de negocios, en el que se generan ingresos vendiendo espacios publicitarios dentro de su plataforma, haciendo que los datos personales de sus usuarios, sean el principal insumo, ingrediente para obtener esos ingresos.

De esta forma, entre mayor cantidad de usuarios existan dentro de la red social, se podrán vender espacios publicitarios más caros y en consecuencia, podrán generar mayores ingresos.

A modo de ejemplo, se estima que en México Facebook cuenta con 85 millones de personas usuarios; mientras que Twitter tiene una base de cerca de los 11 millones de usuarios en el país. Lo anterior, nos coloca dentro de los primeros 10 países con el mayor número de personas que utilizan estas redes sociales, confirmando la importancia del mercado nacional para ambas plataformas.

Debido a su crecimiento exponencial, las redes sociales se han convertido en el modelo de negocios altamente redituable.

En el 2002, Facebook generó ganancias de alrededor de 30 mil millones de dólares; 60 por ciento más que el año pasado o el retropróximo. Twitter también generó cerca de 2 mil 600 millones de dólares.

Por otro lado, es evidente que existen elementos en común entre las redes sociales y los medios de comunicación tradicional, llamados también convencionales. Si bien las redes sociales como Twitter y Facebook y otros, son un servicio que para la población representa una experiencia de uso distinto a los de medio de comunicación tradicional, como la radio y la televisión; la forma en que empresas como Twitter y Face generan ingresos, es esencialmente la misma.

En todos los casos, una mayor exposición permite generar mayores ganancias.

Todos estos servicios utilizan redes públicas de telecomunicación, y el espectro radioeléctrico es el mismo, como medio de transmisión; es decir, requieren los mismos insumos para proveer el servicio.

Para la población, tanto las redes sociales como los medios de comunicación tradicionales, cumplen en esencia los mismos objetivos: informar y entretener.

Considerando estos elementos, al existir una carga tributaria distinta entre ellos, se coloca a los medios de comunicación tradicional en una situación distinta a la de las redes.

Legislar en esta materia del uso de las redes, es un gran desafío, es un gran reto. Pero no debemos actuar de manera omisa, sino directa, otorgándole a la población un marco jurídico confiable para que se le respete su derecho a la información, pero también su derecho a la expresión.

Esa es la tarea que tenemos ahora en el Congreso de la Unión.