Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

El mundo se construye por mujeres líderes – Senadora María Merced González González

Ángela Merkel ha dejado de manifiesto durante sus 16 años de mandato como Canciller Alemana, que la humildad es el valor más importante para llevar a la grandeza a una nación entera. Su ascenso al poder se basó principalmente en romper con los estereotipos impuestos por diversos actores de la escena política, al ser una mujer con formación científica y amplio apego a la transparencia con el pueblo.

En pleno 2021, el panorama internacional demuestra que nos encontramos bajo un contexto en el que se requieren auténticos liderazgos capaces de dar la cara en un momento de extraordinaria dificultad, tal y como la Canciller Merkel ha logrado durante su tiempo vigente de servicio.

Además de Merkel, existen mujeres que también han demostrado ser de hierro, tales como Sheila Bar, Presidenta de la junta Federal Deposit Insurance Corp, Indra Nooyi, Presidenta de PEPSICO, Michelle Bachelet, Alta Comisionada de los Derechos Humanos por las Naciones Unidas, Olga Sánchez Cordero, primera mujer Secretaria de Estado en la historia de la República Mexicana, Kamala Harris, Vicepresidenta de los Estados Unidos, Jacinda Ardern, Primera Ministra de Nueva Zelanda, Malala Yousafzai, Premio Nobel de la Paz, entre otros rostros que se han perfilado como una esperanza contemporánea,

enfrentándose cada una a uno de los principales retos; reducir la brecha de la desigualdad por razón de género y quebrar el techo de cristal.

La consultora estadounidense Marilyn Loden, quien fuera la primera académica en mencionar el concepto “techo de cristal”, menciona que las mujeres en la mayoría de los casos no logran escalar a puestos estratégicos debido a una cultura existente que obstruye nuestras aspiraciones y que no permite una equidad en oportunidades, es por ello, que la aparición de rostros femeninos en la toma de decisiones es una forma de romper esquemas y terminar de una vez por todas con dicha disparidad latente, porque contamos con la capacidad de derribar las barreras y de crearnos las oportunidades que merecemos para defender nuestros legítimos derechos, a través de preparación, fortaleza, visión y voluntad humanitaria.

Por lo anteriormente expuesto, debemos de ser conscientes que en la actualidad, nuestro papel en la sociedad ya está marcando un cambio importante para el futuro de millones de mujeres, siendo una de las prioridades el no rendirnos para continuar avanzando en materia política, laboral y económica. Cada vez que veamos a una lideresa, a una mujer luchando por construir su futuro, sabremos que dicha representación nos lleva a un lugar prometedor, en el que será una realidad pensar en una mujer Presidenta de la República, entre otros puestos y espacios libres para ser conquistados por nosotras; así como hoy observamos el caso de la primera legislatura de la paridad de género en el Senado de la República Mexicana.

Recordemos, que todo lo que se quiera lograr en la vida se puede conseguir, porque existe esperanza e ilusión. Sigamos soñando, continuemos anhelando, porque ello es el motor que nos hace seguir adelante.

En palabras de la distinguida escritora y feminista mexicana Rosario Castellanos; “Cada día, una mujer gana una batalla para la adquisición y conservación de su propio poder”.

 

Opinión por la Senadora María Merced González González.