Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

Demanda Nancy Sánchez aplicar Ley de Seguridad Nacional a Sea Shepherd

  • Bienvenidas todas las agrupaciones ambientalistas que deseen sumarse al esfuerzo de vigilar el Golfo de California, pero bajo las reglas nacionales, manifiesta la senadora

En caso de que la organización ambientalista, Sea Shepherd, mantenga su presencia en aguas nacionales, México deberá condicionar sus operaciones y, conforme a la nueva Ley de Seguridad Nacional, registrar a su personal como agentes extranjeros, demandó la senadora Nancy Sánchez Arredondo.

Mientras tanto, advirtió, la tripulación y el personal del Forley Mowat, embarcación relacionada con el accidente en el que el pescador, Mario García Toledo, perdió la vida y otro más resultó gravemente herido, deberán ser llamados a declarar para deslindar responsabilidades hasta que se haga justicia, y la nave deberá ser atracada en un puerto nacional.

Sánchez Arredondo insistió en que más que advertir sobre los riesgos e implicaciones que la eventual salida de la cuestionada Organización No Gubernamental pudiera acarrear a la pesca mexicana, las autoridades federales deberían informar, de forma pública y abierta, sobre los avances de la investigación del accidente ocurrido el 31 de diciembre pasado.

“No es momento para amenazas, advertencias oficialistas ni defensas a priori. Es tiempo de claridad y transparencia para dar tranquilidad y confianza a los miles de pescadores legales que están desesperados por la falta de oportunidades para llevar el sustento a sus familias”, dijo.

La legisladora morenista señaló que simultáneamente tendrá que revisarse el Convenio de Concertación firmado entre Sea Shepherd y la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, específicamente en el punto 2.1 referente a la declaración de la ONG en la que se definen las funciones de ésta en aguas mexicanas.

Concretamente, dijo, tiene que explicar qué quiere decir con: “usa tácticas innovadoras de acción directa para investigar y documentar… toma acciones cuando es necesario demostrar y confrontar actividades ilegales en el mar”.

“Creo que ésta última frase deberá ser analizada, contextualizada y en su caso eliminada, pues se les están dando facultades que corresponden exclusivamente a la Marina Nacional, la Fiscalía General de la República y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente”.

De hecho, apuntó, el Gobierno Federal abrió la posibilidad para que organismos internacionales, como la Interpol o asociaciones no gubernamentales que tengan que ver con la protección del ambiente, participen en el grupo de colaboración para regular las actividades de pesca en el norte del Golfo de California.

Dicho grupo tiene el propósito de organizar el Plan de Aplicación en la Zona de Tolerancia Cero y en el Área de Refugio para la Protección de la Vaquita Marina, que incluye acciones contra el tráfico ilegal de las vejigas natatorias de la totoaba, informó.