Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

Versión estenográfica del mensaje del senador Ricardo Monreal Ávila, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena en el Senado de la República, a dos años de trabajo legislativo

En tan sólo dos años, el Senado de la República ha consolidado Constitucional y legalmente, la Cuarta Transformación de la vida pública del país.

Del 2018 al 220, hemos aprobado 17 decretos de reformas constitucionales y se expidieron 25 nuevas leyes. Además se aprobaron 228 decretos que reforman de manera sustantiva las bases jurídicas del país.

Entre estas acciones destacan las llevadas a cabo para fortalecer el Estado de bienestar. Con este objetivo, se reformó la Constitución para establecer la creación de un sistema nacional para el bienestar y elevar a rango constitucional las pensiones para adultos mayores y personas con discapacidad permanente; además de favorecer a personas indígenas y a estudiantes en los distintos niveles de Gobierno, becas de manera permanente para ellos.

Aprobamos reformas constitucionales para impulsar una verdadera transformación educativa, garantizando la educación gratuita de los mexicanos y sepultando la mal llamada reforma educativa del pasado.

Se aprobó la creación del Instituto de Salud para el Bienestar, para incorporar el derecho a la prestación gratuita de servicios de salud, medicamentos y demás insumos relacionados, para aquellas personas que carezcan de seguridad social.

Se creó el Banco de Bienestar para que la gente pobre, incluso de los pueblos más apartados, puedan cobrar la ayuda del Gobierno y recibir apoyo solidario de esta institución.

Además, se aprobaron cambios para otorgar amnistía a quien esté injustamente en prisión, y se aprobaron dictámenes de paridad de género y de reconocimiento de pueblos y comunidades afromexicanas.

Para sentar las bases institucionales que brinden justicia y lograr la pacificación del país, se aprobó la creación de la Guardia Nacional y aprobamos las leyes reglamentarias sobre organización, funcionamiento y actuación de la Fiscalía General de la República.

Estamos en una revisión de esta Ley Orgánica. Espero que pronto podamos también aprobarla.

Fortalecimos nuestra Constitución Política, al incrementar el catálogo de delitos que ameritan prisión preventiva oficiosa.

Se aprobó la Reforma Constitucional del Sistema de Impartición y Procuración de Justicia, un paso importante para acabar con la impunidad en México, para detener el saqueo de los recursos públicos y los excesos del pasado.

Se suprimió en la Constitución, la condonación de impuestos, exenciones y otorgamientos de estímulos económicos, y eliminamos la discrecionalidad que sólo benefició a los más ricos y se sancionará la emisión de comprobantes fiscales falsos y empresas fantasmas.

Se eliminó los salarios excesivos de los servidores públicos y regulamos las remuneraciones que perciben.

No más Gobierno rico con pueblo pobre. Ningún servidor público obtendrá una remuneración mayor a la establecida para el Presidente de la República. Aunque debo de reconocer que todavía hay recovecos en los que ganan más que el Presidente, fundamentalmente en el Poder Judicial y en los órganos autónomos; pero no vamos a descansar hasta que sea pareja esta decisión del país.

Eliminamos el fuero presidencial y a partir de ahora, el Presidente de la República, durante el tiempo de su encargo, podrá ser juzgado como cualquier ciudadano.

Se aprobó la disolución de algunos fideicomisos, fuentes de opacidad, para que éstos se entreguen de manera directa y se combata a la corrupción a fondo. Además, hemos fortalecido la democracia, a través de la aprobación de la Consulta Popular y la revocación de mandato, con el objetivo de impulsar la participación ciudadana.

Se concretó también la Reforma Laboral, para la eficacia en resoluciones. Se estableció la seguridad social para trabajo en el hogar, se reconocieron derechos a sindicatos, se armonizó el T-MEC y se regularon las remuneraciones a funcionarios y a funcionarias.

Se aprobó también la Ley Federal para la Regulación de Cannabis, que pone a México a la vanguardia en la materia, atendiendo una demanda social que había sido totalmente ignorada.

Estos son solamente algunos de los cambios estructurales que se han logrado en México a través del trabajo legislativo. Puedes consultar toda la agenda en mi página, ricardomonrealavila.com.

Hemos avanzado y va a ser difícil retroceder. Hemos creado una agenda progresista en beneficio de la sociedad; estas son las razones, algunas de ellas, que nos obligan a continuar y no bajar el ritmo del trabajo para lograr el cambio de régimen.