Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

Comunicado del senador Alejandro Armenta del 25 de octubre de 2020

  • Ante la irreparable pérdida de mi compañero y amigo el Senador Joel Molina y la falta de ética con la que se han conducido algunos actores políticos con respecto a su partida, me permito manifestar lo siguiente:

1. El sensible fallecimiento de mi compañero y amigo, el Senador Joel Molina, a consecuencia del Covid-19 es una pérdida irreparable. Su familia, sus compañeros y amigos nos encontramos de luto y nuestra prioridad es respetar el dolor en el que se encuentra su familia y honrar su memoria.

2. La bajeza con la que se han conducido algunos actores políticos al querer utilizar el sensible fallecimiento de nuestro compañero para sacar un beneficio político atacando a un servidor y al Grupo Parlamentario de Morena en el Senado es un acto de ruindad, de falta de moral y de vulgaridad de enormes proporciones.

3. Como todos sabemos, el Covid-19 (SARS-CoV-2) es una pandemia mundial, que no distingue edad, nacionalidad, raza, género, clase social y por lo mismo, mucho menos ideología política, de esta manera resulta una obviedad el hecho de que este terrible virus también ha enfermado a miembros de todas las fuerzas políticas de nuestro país, sin excepción.

4. Al igual que cientos de miles de personas de México y el mundo, yo también padecí esta terrible enfermedad. Sin embargo, la ignorancia de algunas personas sobre este virus es alarmante. Como lo di a conocer de manera oportuna con los análisis clínicos y las referencias médicas correspondientes, el martes 20 de octubre no sólo había recibido el alta médica, sino que ya no existía ninguna posibilidad de contagio. La cita textual en los referidos análisis es la siguiente: “100% de probabilidades de convivir con personas sin riesgo de infección o coinfección de otras personas hacia él”. Por lo que los resultados están a la vista de todos y quien tenga alguna duda de su veracidad puede acudir al médico o a los laboratorios en donde fueron practicados.

5. Con independencia de lo anterior, debo mencionar que fueron algunos senadores panistas los que estuvieron fomentando la protesta y cierre del recinto legislativo del senado, mismo que es precisamente el lugar en el que constantemente se han extremado las medidas sanitarias para poder sesionar.

6. Por otra parte, todos tenemos el mismo derecho a que se respete nuestro honor y nuestra reputación, como lo he demostrado, siempre he sido un hombre recto y responsable y lo seguiré siendo. Jamás pondría en riesgo la salud de nadie. Sin embargo, la ley es muy clara al respecto. Existen injurias hechas contra mi persona por escrito, mismas que la propia ley prevé, por lo que en consideración a ello y con toda responsabilidad actuaré en consecuencia.