Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

Versión estenográfica de la participación de la senadora Rocío Abreu sobre el tema de la consulta ciudadana para enjuiciar a los expresidentes

Muchas gracias

Muy buenas tardes

Lo hoy nos convoca es una situación de responsabilidad y justicia social que sentará un precedente histórico en el combate de impunidad y la corrupción en beneficio de todos los mexicanos.

Por mucho tiempo el pueblo mexicano ha sido víctima de abusos, vejaciones, atropellos por parte de gobernantes, con base a decisiones arbitrarias tomadas en el pasado.

¿Cómo dejar impune el crimen de Estado? No olvidemos Aguas Blancas en 1995, la matanza de Acteal en 1997, la guerra contra el narcotráfico que actualmente seguimos resistiendo y que ha costado miles y miles de vidas.

Cómo no vamos a señalar la desigualdad que generaron decisiones como la venta de las paraestatales, el mal llamado rescate económico Fobaproa, casos de corrupción Odebrecht, sólo por mencionar algunos.

Cómo no alzar la voz ante el endeudamiento que ha sufrido nuestro país, la deuda mexicana se ha incrementado en los últimos gobiernos del PAN y el PRI. Por dar algunas cifras: Ernesto Zedillo ha dejado 2 billones de deuda; Vicente Fox, 3.1 billones de deuda; Felipe Calderón 5.89 billones. Enrique Peña Nieto heredó a la presente administración un adeudo de 9.93 billones de pesos, lo que representa un endeudamiento de 79 mil 597 pesos por cada mexicano. Estamos endeudados aun hasta los que no han nacido.

Hoy tenemos la oportunidad de dar voz a aquellos que reclaman y que han tenido que guardar silencio por años, derivado de los miedos que infunde la impunidad, las persecuciones implacables de otros tiempos.

Hoy las cosas son diferentes. Hoy estamos transformando al país. Hoy el pueblo manda.

Lo que hoy se pretende aprobar es una consulta sobre las políticas públicas en materia de responsabilidad de servidores públicos. El pronunciamiento sobre la política criminal del Estado, supuesto que no está prohibido en el artículo 35 Constitucional. Queremos materializar mecanismos encaminados a buscar instrumentos para llegar a la verdad de hechos políticos del pasado reciente que tampoco han sido prohibidos por la Constitución.

Se nos ha señalado que desde el Congreso estamos actuando arbitrariamente e ilegalmente, cosa que es por todo incorrecta. El procedimiento es correcto y se han cumplido con las acciones legales. No hay que querer desvirtuar lo que por derecho corresponde: darle voz al pueblo de México.

Debemos de tener en cuenta que estamos actuando conforme a derecho. Nos hemos apegado a la legalidad que marca la convocatoria para legalizar la consulta popular. Al interior de la discusión y dictamen del presente asunto hemos cumplido todos y cada uno de los requerimientos que establece el artículo 26 de la Ley Federal de Consulta Popular en cuanto a la convocatoria. La propuesta fue enviada a la Cámara de origen del Senado por el señor presidente; de esta instancia se envió a la Suprema Corte de Justicia para verificar la constitucionalidad de la petición de la consulta popular. La Suprema Corte de Justicia resolvió la constitucionalidad con seis votos a favor y cinco en contra. Para ella se realizó un uso de facultades y que está señalado en ley para poder hacer las modificaciones a la pregunta de acuerdo con lo establecido en el inciso b fracción II del artículo 26 de la ley en materia, esto a fin de garantizar que la misma es congruente con la materia de la consulta.

Se notificó al Senado. El presidente de la Mesa Directiva realizó lo conducente turnando la petición a la Comisión de Gobernación donde el día de ayer analizamos y dictaminamos en reunión de trabajo como lo establece la fracción IV del artículo 26 de la ley en comento.

El día de hoy pasamos al Pleno para cumplir con lo establecido en la fracción V del artículo 26 de la Ley Federal de Consulta Popular. Así mismo dejamos muy claro que contamos con los elementos suficientes para llevar a cabo el análisis, discusión, aprobación de este dictamen. Muestra de ello es que hoy se hizo llegar la versión taquigráfica a la sesión pública ordinaria del Pleno de la Suprema Corte, en el que se discutió la constitucionalidad de la consulta. En este sentido, no estamos en discusión de la constitucionalidad de la propuesta; la discusión en este momento radica en la procedencia de la consulta y la convocatoria y para ello se realizó conforme al artículo 5o de la Ley Federal de Consulta Popular la trascendencia nacional del tema. Cómo no va a ser un tema de trascendencia nacional. Es así que no entendemos la negativa de otras fuerzas políticas aquí representadas por aprobar un dictamen de esta naturaleza. Lo que aquí parece es que existe conflicto de intereses por no querer señalar arbitrariedades cometidas en el pasado, de no querer dar cauce a las demandas del pueblo.

No olvidemos que la materia de la consulta y la participación de la ciudadanía es el ejercicio de un derecho que no proporcionado a la ciudadanía. Es el momento de escuchar. Sobre el pueblo reside la soberanía de este gran país. Sin duda alguna, y quisiera yo ser muy clara: ayer tuvimos un debate sumamente fuerte en este sentido.

Al final de cuentas, lo que estamos viendo hoy y lo comento: ayer tuvimos una discusión acalorada y lamentablemente se quiere tapar el sol con dedo. Aquí no es un tema de partidos políticos. Es un tema de justicia social. El tema de las siglas lo hemos vivido todos y a veces quieren escudarse en el tema de si tuviesen unas siglas o no. Lo que está mal está mal y eso no tiene que ver con un tema de partidos. Quiere decir que es un tema de justicia ciudadana. El pueblo lo reclama, quiere tener voz, quiere hacer la consulta, por qué le tenemos miedo. Al final de cuentas lo que hicimos fue toda una modificación legal para que hoy se pudiera hacer. Entonces simplemente estamos cumpliendo con la ley. Hay que ser coherente con ello. Si algo no parece pues al final de cuentas será el pueblo el que tenga la decisión, para tomar en cuenta qué es lo que quiere decir. Lo hacemos en un ejercicio democrático hoy en día; lo vamos a hacer dándole voz al pueblo sobre una consulta popular.

Al final de cuentas lo más importante es que el presidente ha hecho un compromiso y, sin duda alguna, lo está cumpliendo, le está dando voz al pueblo. Y nosotros como senadores nos estamos soportando en lo que nos señalan los marcos normativos. Es incongruente argumentar que la cuestión legal no es conforme a derecho. Sin duda alguna hemos dado toda la argumentación y hemos señalado todos los preceptos legales que nos señalan para poder hacer esta consulta popular.

No es un tema de gusto por los senadores o de disgusto por ellos. Al final de cuentas es un tema que la voz de la ciudadanía será escuchada. Hoy en día lo más importante es seguir trabajando, ir corrigiendo las acciones en las que se han tenido errores en el pasado. Sin duda alguna, tenemos que ir tomando otro rumbo y el rumbo nos lo va señalando la ciudadanía. Hoy en día seguimos trabajando y siendo voz de los ciudadanos. Hoy en día los tiempos se van ajustando conforme a las necesidades que se van presentando. La actualidad de hoy no es el pasado. Entonces, sin duda alguna, tenemos que seguir actualizándonos, y sobre todo tenemos que ser congruentes con lo que los propios ciudadanos que nosotros representamos en esta Cámara nos dicen tenemos que señalar.

Soy muy orgullosa, y sobre todo me siento muy agradecida de poder vivir este momento histórico. Hemos sido receptores del sentir ciudadano. Sin duda algunas, las políticas también serán encaminadas a lo mismo. Se podrán tomar acciones de mayor fuerza para sancionar a los servidores públicos que no cumplan con su encargo. Sin duda alguna, la sociedad se podrá involucrar aún más en las acciones políticas, porque sabrá que tendrá voz y que será representado.

No hay que tenerle miedo al pueblo. Hay que ser aliados del pueblo. Hay que ser sensibles al pueblo. Sin duda alguna, por eso le estamos dando voz al pueblo.

Gracias.