Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

Versión estenográfica de la intervención de la senadora Ifigenia Martínez, del Grupo Parlamentario Morena, durante la comparecencia del secretario de Hacienda y Crédito Público, en el marco del análisis del II Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador

Buenas tardes a todos, los de la honorable tribuna y los senadores

Con su permiso, senador presidente

Estimado secretario de Hacienda

La situación de la Hacienda Pública en México, en medio de la pandemia del Covid-19, que ha superado las expectativas que lógicamente teníamos al inicio de una contingencia sin precedentes.

Así hemos podido pasar de las estimaciones de Producto Interno Bruto, de un déficit presupuestario de 806 mil millones de pesos en los criterios generales de política económica del mes de marzo, determinado ya por una severa contracción de los ingresos y un necesario aumento del gasto a uno más moderado de 663 mil millones de pesos en los criterios generales del mes de septiembre, que contiene las estimaciones del cierre definitivas para 2020, base para los presupuestos del año próximo, 2021.

1. Ante el aumento del gasto neto total que se afirma con las características que impone la pandemia, esa baja del déficit se deberá principalmente al aumento de los ingresos petroleros, así como el mantenimiento previsible de los no petroleros, con ligeras disminuciones en los de carácter tributario e importantes aumentos en los no tributarios, una vez más se confirma la enorme responsabilidad que tenemos en el manejo de nuestra riqueza territorial no renovable. Se observa que la captación de impuestos relacionados con el consumo y actividad de empresas y personas se mantuvo prácticamente sin cambio entre enero y agosto del presente año, respecto del mismo periodo del año anterior. Pero el monto es inferior al previsto por las autoridades, además ha quedado claro que la extinción de algunos fideicomisos no significa que se dejen de atender esos objetivos sino que ahora es la Secretaría de Hacienda la que asume su administración consolidada, con lo cual se logra un ahorro de gastos.

Ante estos fenómenos y considerando el tema de la reestructuración de los recursos de los fideicomisos que ahora ocupa poderosamente la atención pública, ¿cuál es el comportamiento fiscal y el papel que tienen dichos recursos y los ingresos no recurrentes por acciones de recuperación fiscal y uso de los fondos de estabilización?

Esa es la primera pregunta.

La segunda, señor secretario. Los pronósticos de la contracción económica para este año son del 10 por ciento del Producto Interno Bruto. La pérdida estimada de empleos formales es casi de un millón de personas y de empleos informales de más de 15 millones. La aparente ausencia de una política de reactivación económica, que no debe confundirse con una política de rescate a grandes empresas y bancos, nos parece francamente insuficiente y preocupante. ¿Cuál es la política de reactivación de la Secretaría de Hacienda, responsable ante la magnitud de esta crisis?

Por sus respuestas, muchísimas gracias.