Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

Propone Gerardo Novelo establecer precios por contenido alcohólico en las bebidas

  • No es un aumento de impuestos, se trata de modernizar el esquema tributario por IEPS, aseguró. 
  • Al atender un problema de salud pública, se recaudarían más recursos para la atención médica, entre otros rubros.
  • El esquema ayudará al desarrollo de industrias como el de la cerveza artesanal, que genera un gran número de empleos. 

Con el fin de mejorar la recaudación de recursos y al mismo tiempo atender un problema de salud pública, el senador Gerardo Novelo Osuna propone modificar la Ley del Impuesto Especial sobre la Producción y Servicios (IEPS), para que se establezca una cuota fija por contenido alcohólico en las bebidas.

En ese sentido, el legislador de Baja California plantea reformar los artículos 2° y 10 de la Ley mencionada, para incluir el precio de 1.40 pesos por grado etílico contenido en una botella o lata de bebida alcohólica, y multiplicar el resultado por el volumen de producto, bajo la fórmula: $1.40 x grado de alcohol (G.L.) x litro.

El esquema representaría para la hacienda pública un aumento inmediato en la recaudación de alrededor de 20 mil millones de pesos, en virtud del aumento que tendrá la cerveza industrial y bebidas baratas y de mala calidad, pero que son consumidas en exceso por la población mexicana, mencionó.

“No se trata de un aumento de los impuestos, sino de modernizar el esquema tributario por concepto de IEPS para atender con eficacia la problemática de salud pública, generada por el consumo inadecuado de  ese tipo de bebidas”, aseguró el senador del Grupo Parlamentario de Morena.

Por otro lado, indicó que reducir el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), ayudará a impulsar el desarrollo de industrias como el de la cerveza artesanal mexicana, misma que genera un gran número de empleos, esenciales para la reactivación económica que requiere el país, manifestó el senador.

Actualmente el IEPS se cobra con base en el precio de venta del producto, lo que ha permitido que bebidas baratas, generalmente, de mala calidad, proliferen en perjuicio de la salud de las mexicanas y de los mexicanos, explicó.

Un ejemplo al utilizar la fórmula propuesta, es que cada botella de vino mexicano tiene, en promedio, un porcentaje alcohólico de 13 por ciento (G.L.) y contiene 750 mililitros de producto, costaría lo siguiente: $1.40 x 13% (G.L.) x .750 litros = $13.65 m.n. (impuesto a pagar)

El senador destacó que la recaudación de esos recursos pueden ser destinados a la prestación de servicios médicos, sin inhibir el desarrollo de la industria y del sector privado dedicado a la elaboración de estos productos.

“Aumentar la recaudación y los recursos disponibles para atención médica por parte del estado, se simplifica la fiscalización”, comentó el senador Gerardo Novelo Osuna

Lo anterior, resaltó, porque el contenido alcohólico y volumen permanece constante y se encuentra marcado en la etiqueta, caso contrario al precio que se establece a discreción de los puntos de venta, sin que se pueda verificar.

“En el largo plazo, este nuevo esquema prevé desincentivar el consumo inadecuado de bebidas alcohólicas, lo cual no se ha logrado bajo el esquema vigente de IEPS”, afirmó.

Además se incentivaría al sector de estas bebidas a producir con menor contenido alcohólico, y se obtendría justicia fiscal para todos, ya que lo necesario para calcular y enterar el impuesto se encuentra en la etiqueta de cada botella o de la lata, simplificando la mecánica y pago del mismo.

Esto último, dijo, no solo en el sector de la cerveza, sino del mezcal, vino, tequila y todas las MIPyMes de la industria de las bebidas alcohólicas.

Añadió que el nuevo esquema permitirá que las MiPyMes inviertan en su cadena de valor e incluyan a otros sectores en ella, mejorando así su esperanza de vida, su distribución, comercialización e, incluso, la calidad de sus productos.

Este tipo de cuota fija, aplicada al contenido alcohólico, es recomendado por la Organización Panamericana de la Salud (PAHO) y la Comisión Económica para América Latina y el  Caribe (CEPAL), así como por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y por la Organización Mundial de la Salud, refirió en su iniciativa.