Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

Demandan apoyo para pescadores y acuicultores afectados por la pandemia

  • Pide Sánchez García al Ejecutivo agilice la entrega de apoyos al sector pesquero para amortizar la crisis económica en la que se encuentra.

La senadora Cecilia Sánchez García hizo un llamado a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y a la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca a liberar y agilizar trámites administrativos para la entrega oportuna de apoyos del Programa Bienestar de Pescadores y Acuicultores, para mejorar la situación económica de quienes viven en zonas petroleras y reactivar la economía local, que se vio afectada por la pandemia.

Mediante un punto de acuerdo, que se turnó a la Tercera Comisión de la Permanente del Congreso, la legisladora de Morena solicitó también que ambas dependencias informen de los trabajos e investigaciones que llevan a cabo para realizar los censos de otorgamiento de recursos a productores.

Dijo que a más de dos meses del distanciamiento social por el Covid -19, el impacto económico ha afectado a las actividades pesqueras del país, provocando una caída de 50 por ciento en la demanda de pescados y mariscos.

El Gobierno Federal, insistió la legisladora, debe fomentar el mercado doméstico e insertar al sector pesquero a la canasta básica, principalmente pescados y mariscos por su aporte nutricional.

Señaló que las restricciones de movilidad afectan indirectamente a todo el sector pesquero y acuícola, debido a que la mayor parte del consumo de estos alimentos se asocia a restaurantes y destinos de playa, que están cerrados o tienen actividades reducidas, que impactan negativamente el consumo.

Indicó que comerciantes de los productos del mar han señalado que esta situación les generó pérdidas por las escasas ventas registradas durante Semana Santa, cuando inició el distanciamiento social.

En esta época, apuntó, es cuando los pescadores logran mejores ingresos por la demanda del consumo de camarón, pescado y mariscos, pero desafortunadamente este año no hubo buenas ventas debido a que los pescadores tuvieron que cerrar restaurantes y palapas por la contingencia sanitaria.