Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

Posicionamiento del Senador Armando Guadiana en torno a la Política de Confiabilidad de SENER y el Acuerdo del CENACE

El Senador Armando Guadiana, Presidente de la Comisión de Energía del Senado de la República, desmintió que el Acuerdo de Política de Confiabilidad en materia eléctrica frene la entrada de inversiones en las renovables, por el contrario, dicha política pone orden al sector y establece que se realizarán estudios y análisis de los nuevos proyectos para determinar su viabilidad por regiones y evitar desequilibrio en el Sistema Eléctrico Nacional.

A través de un comunicado, el Legislador Coahuilense puntualizó que la Política de Confiabilidad busca redistribuir entre todos los participantes del mercado eléctrico, los costos de los Servicios Conexos que no le son reconocidos a la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Por lo tanto, se ordena que la incorporación de Energías Limpias sea consistente con criterios de integralidad y Confiabilidad y no meramente con oferta de mercado.

El Senador Guadiana, sostuvo que la nueva Política de la Secretaría de Energía (SENER), no es excluyente con las fuentes renovables, pero si contempla una forma más ordenada en su incorporación al Sistema Eléctrico Nacional, a través del Centro Nacional de Control de Energía (CENACE), quien deberá garantizar que los nuevos proyectos renovables no podrán en riesgo la Confiabilidad del Sistema en las Regiones en las que se pretenden instalar. Este principio de confiabilidad fue parte de la Reforma Energética de 2014.

El Presidente de la Comisión de Energía recordó, que una primera consecuencia en los años que siguieron a la aprobación de la Reforma Energética, fue que no se inició un solo proyecto de inversión en la red troncal de transmisión. Como resultado, la intermitencia propia de las fuentes de energía renovables, resulta muy complicada de gestionar para el CENACE.

Asimismo, explicó que esto representa un riego para la estabilidad del Sistema Eléctrico Nacional que, si bien tiene soluciones tecnológicas, presenta otro inconveniente para la CFE, ya que enfrenta dificultades para cubrir los costos fijos asociados al mantenimiento de la red eléctrica, para que está siga funcionando en condiciones óptimas. Las centrales intermitentes deben pagar lo equivalente a los disturbios que causan en la red de transmisión.

Otro costo que tiene que ser soportado es el de respaldo de energía, con el que CFE debe contar en caso de la intermitencia de las fuentes renovables de energía por las súbitas 2 variaciones en el clima que requiere de diversos Servicios Conexos y que representan costos que no están valuados correctamente, este respaldo es soportado por las centrales convencionales, que aportan energía y potencia a la red y cuyo costo asume la CFE.