Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

Posicionamiento de la senadora Gricelda Valencia para exigir la renuncia del gobernador constitucional del estado de Colima José Ignacio Peralta Sánchez

Hoy el Presidente de la República nos da la terrible noticia de que el cuerpo de nuestra compañera de coalición, la diputada local Anel Bueno fue encontrado sin vida en nuestro Estado; ayer se hizo pública la aparición de siete cuerpos de los diez policías desparecidos el 28 de mayo, que escoltaban a empresarios hacia Jalisco; y así, todos los días a través de algunos medios de comunicación, los colimenses nos damos cuenta del horror que vivimos desde que usted Gobernador Peralta, llegó al cargo.

Estos últimos hechos han sucedido mientras usted invierte su tiempo en preparativos y reuniones con los otros seis Gobernadores que están más ocupados en declararse en contra de las políticas dictadas por el Gobierno Federal durante la pandemia, que por atender lo que pasa en sus Estados.

Ante todos estos eventos, sólo da sus condolencias y acepta la renuncia del Secretario de Seguridad Publica, un subordinado que seguía sus instrucciones. Celebro esa renuncia, pero no es suficiente.

¡No se equivoque señor Gobernador! La desaparición de nuestra compañera Anel, la de los policías y las de las casi dos mil personas que llevamos durante su administración, son su responsabilidad.

Pesa sobre sus hombros la muerte y el sufrimiento de todas estas personas.

El número de desaparecidos en el Estado ha ido en incremento de manera preocupante durante su gestión como Gobernador. Mientras en 2016, año en el que inició su función, se presentaron 217 casos; en 2017 se incrementaron a 376; en 2018 a 595, y el año pasado, 2019 llegamos a 764 casos, sin tener aún cifras de los casos acumulados en este 2020.

Pero no sólo las desapariciones han crecido. Con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, se reporta que el Estado de Colima tiene el vergonzoso quinto lugar de extorsiones a nivel nacional, a pesar de ser uno de los estados con menor extensión territorial y por lo tanto, con menos población.

En lo que va de 2020, se cometen 2.29 extorsiones por cada 100 mil habitantes. Le siguen los delitos de homicidios dolosos, con una tasa de 14.39 por cada 100 mil habitantes y lesiones dolosas con una tasa de 24.96 por cada, 100 mil habitantes.

En casi todos los delitos estamos muy por encima de la media nacional.

No ha podido controlar la inseguridad y eso es grave, así que el que debe renunciar es usted Señor Gobernador, el artículo 138 de nuestro marco Constitucional así se lo exige.

“Artículo 138

Los cargos de elección popular son renunciables únicamente por causa grave, que calificará la corporación a la que corresponda conocer de las renuncias”

Como Senadora de la República y como representante de nuestra entidad federativa le invito a que se vaya. Ya basta de escuchar condolencias y lamentos, ya basta de que viva consternado por los hechos delictivos, sin que nos ofrezca una estrategia efectiva que abata la delincuencia y nos regrese la tranquilidad a los colimenses.

No señor Gobernador, no es con instrucciones de investigación como se mitiga el dolor causado a las familias de las víctimas. No es con condolencias como se alcanzarán los resultados que prometió. Aún no vivimos ni felices, ni seguros.

Renuncie ya y deje que quienes sí queremos a nuestro Estado, trabajemos para sacarlo adelante.

Senadora Gricelda Valencia de la Mora