Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

Alejandro Armenta solicitó a Salud realice contratos con textileras para la fabricación de insumos médicos

  • Planteó al Consejo de Salubridad incorporar a la industria de textiles en las actividades esenciales

El senador Alejandro Armenta Mier, del Grupo Parlamentario Morena, exhortó a la Secretaría de Salud para que realice contratos a largo, mediano y corto plazo con las pequeñas y medianas empresas textileras para elaborar insumos médicos y de carácter hospitalarios del ramo textil, con el fin de solventar el desabasto en los hospitales ante la emergencia sanitaria y reactivar la economía de miles de personas que laboran o pertenecen al sector.

El presidente de la Comisión de Hacienda en la Cámara Alta también solicitó al Consejo de Salubridad para que lleve a cabo una revisión de los conceptos de los productos y servicios básicos, y se incorpore a la Industria textilera como una actividad esencial cuando se dediquen a la fabricación de insumos médicos y de carácter hospitalarios.

En el documento del punto de acuerdo presentado al pleno de la Comisión Permanente el legislador expuso que por un lado las industrias textileras están sin actividad y por otro no han llegado insumos suficientes a los centros de atención hospitalaria, lo cual ha generado manifestaciones de los trabajadores de la salud y en algunos casos se ha llegado al amparo para no laborar, mismo que ha sido otorgado.

En este sentido, detalló que las industrias que están haciendo elásticos para los cubrebocas realmente necesitaban trabajar; otras están haciendo el puño para las batas médicas, que son esenciales para la contingencia, y otras del ámbito del vestido y la confección se encuentran fabricando cubrebocas.

Por ejemplo, señaló Armenta Mier, “en Yucatán, manos mayas cortan, costuran y confeccionan trajes que protegen al personal de salud contra el coronavirus COVID-19; habitantes de Valladolid y de diferentes comunidades al oriente del estado trabajan a marchas forzadas y con protocolos de seguridad para elaborar batas, camisas, overoles, chamarras, con telas especiales y con estándares de calidad”.

Dijo que, en este momento, se tiene la oportunidad de poder solventar los productos para laboratorios, hospitales e industria farmacéutica, tanto en México como en Estados Unidos y Canadá, pero la parte más importante que se está haciendo es fabricar overoles, batas y gorras de protección que cubren el tema del coronavirus.

El senador por el estado de Puebla subrayó que el sector Textil exporta seis mil 600 millones de dólares anuales, del cual el 80 por ciento se envía a Estados Unidos, y en el mercado interno tiene un valor aproximado de 30 mil millones de dólares, aporta el 10 por ciento del producto interno bruto (PIB) manufacturero y genera un millón 300 mil empleos, de los cuales 80 por ciento son ocupados por mujeres.

Resaltó que, ante la pandemia, las cadenas comerciales han decidido cancelar pedidos de ropa y la recepción de productos resurtibles y pedidos programados, lo cual ha impactado negativamente en el proceso productivo, de acuerdo con datos de la industria que aporta dos por ciento al Producto Interno Bruto (PIB) manufacturero.

Por lo tanto, la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive) ha estimado que para la siguiente semana la mayoría de las plantas del sector cerrarán o entrarán en paros técnicos, por lo que las afectaciones se prolongarán lo que resta del 2020.

El senador Alejandro Armenta Mier precisó que, con los datos existentes, de las actividades no esenciales que se negaron a parar durante la contingencia sanitaria, la industria textil representó el 17.97 por ciento y el sector que mantuvo operaciones en el estado de Jalisco, el cinco por ciento del total, fue sólo para la fabricación de cubrebocas o insumos médicos.

Por último, pidió se evite adoptar medidas que aumenten la brecha social y económica entre la población, privando a los más pobres de bienes y servicios esenciales.