Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

La exigencia de la oposición de realizar sesiones presenciales, contradictoria y poco responsable: Morena

A PROPÓSITO DEL POSICIONAMIENTO DEL PRI:

Ante los señalamientos y declaraciones vertidas por legisladoras y legisladores del PRI, referentes a la “exigencia de reanudar actividades presenciales de la comisión permanente”, las y los integrantes de los Grupos Parlamentarios de Morena de la Comisión Permanente hacemos las siguientes aclaraciones:

El pasado mes de marzo el PRI, conjuntamente con el PAN, insistió en que el Senado debía concluir las sesiones presenciales y hacerlas virtuales, con la teoría de que eso lo permitía la ley. Su argumento central –entonces-, era que no debíamos exponernos ni exponer a los trabajadores del Senado al contagio del coronavirus. Se ausentaron de la sesión, pero no de las instalaciones en la bancada del PAN, lo cual ya era contradictorio.

La postura que fijan el día de hoy, sigue siendo contradictoria y poco responsable, de acuerdo a lo que argumentaron en marzo. Ahora el peligro de contagio es mayor, como pertinentemente nos han informado las autoridades sanitarias, estamos en las semanas pico de la pandemia. Por tanto, las expresiones de la oposición confirman su incongruencia, doble discurso y una clara intención de utilizar la emergencia sanitaria como una estrategia de golpeteo político.

Los legisladores del PRI quieren sesión presencial en la Comisión Permanente para tratar sólo lo que a su juicio debe tratarse, o sea, se arrogan el derecho de definir el orden del día, pues se oponen a incluir asuntos que descalifican de antemano, con el argumento de ser inconstitucionales. Por eso, afirmamos: se trata de una postura sin razonamientos válidos, es una posición insostenible.

En la reunión a distancia de la Mesa Directiva del miércoles 13 de mayo, resolvimos, bajo propuesta puntualizada por la presidenta senadora Mónica Fernández, en votación unánime (en la que los legisladores del PRI, a través de su representante, hicieron consenso), hacer lo humana y tecnológicamente posible para sesionar el próximo miércoles 20 de mayo, preferentemente en la modalidad a distancia, dada la consideración de la gravedad de la pandemia, y que atendiendo las indicaciones del Consejo General de Salud lo podríamos hacer presencial.

Es de suma importancia para los grupos parlamentarios de Morena en ambas cámaras, así como para sus aliados, que se informe a la ciudadanía que jamás hemos desechado la posibilidad de reunirnos de manera presencial. Pero no estamos dispuestos a admitir una propuesta claramente contradictoria y carente de seriedad. Cuando no dicen una cosa, y hacen otra.

En todo caso, dejamos constancia de lo siguiente: no queremos exponer, a las y los legisladores de la Comisión Permanente, y rechazamos exponer al contagio a los cientos de trabajadores (asesores, integrantes del servicio parlamentario, de comunicación, del Canal del Congreso, etc.) que tendrían que acudir al recinto parlamentario utilizando diversos medios de transporte como el automóvil o en transporte colectivo, para lograr una sesión ya sea a distancia o presencial.

Concluimos que el esfuerzo mayor para mantenernos en Sana Distancia que hemos realizado, primero como mexicanos y en lo particular como representantes populares, no debe desecharse y minimizarse por la necesidad de reflectores para anteponer las agendas de los grupos parlamentarios. No podemos ir en contra ni desoír lo que todas las tardes nos recuerdan las autoridades sanitarias que están al frente de la lucha contra el Coronavirus. Reiteramos, no es momento de división, sino de ver por México y por los mexicanos.