Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

Doble beneficio con Ley de Amnistía para reclusas e hijos; sin Covid-19 ni malas influencias

  • La senadora Lilia Margarita Valdez afirma que la Ley beneficia además a otros grupos en situación de vulnerabilidad
  • La aprobación de la ley es un acto de humanidad ante la emergencia, dijo la secretaría de la Comisión de Derechos de la Niñez y Adolescencia

Un doble e inmediato beneficio traerá la nueva Ley de Amnistía para al menos 400 mujeres que no cometieron delitos graves y que se encuentran reclusas, algunas embarazadas y otras con hijos –que también están presos– en el sentido de protegerlos del contagio por el virus del COVD-19 y a la vez, alejarlas del nocivo ambiente que persiste en las cárceles del país.

Tras señalar lo anterior, la senadora Lilia Margarita Valdez Martínez, de Morena, dijo que la Ley, aprobada por el Congreso de la Unión y publicada en el Diario Oficial de la Federación, el pasado 22 de abril, beneficiará adicionalmente a ancianos, indígenas y personas en situación de pobreza o que no tuvieron un proceso legal conforme a derecho.

En entrevista, la legisladora indicó que, con base en información de la organización civil Reinserta, solo 37 de los 360 centros de reclusión penitenciaria cuentan con áreas de maternidad y educación temprana.

El Coordinador del Grupo Parlamentario de Morena en el Senado, Ricardo Monreal Ávila, ha señalado que la Ley es un acto de humanidad ante la emergencia sanitaria que vive el país, derivada de la pandemia por COVID-19, que además respeta los derechos humanos de las personas que han incurrido en actos antijurídicos, recordó.

Su aprobación, aseveró, contribuye a reducir la sobrepoblación penitenciaria que causa deficiencias en las condiciones humanitarias y que en la actualidad pone en riesgo de contagio a sectores de la población carcelaria como adultos mayores, mujeres embarazadas, hipertensos, diabéticos graves, entre otros.

No se pueden ignorar las condiciones riesgosas que existen en los centros penitenciarios, tanto para población interna como para quienes entran y salen, agregó.

Al mismo tiempo, Ricardo Monreal ha detallado que en el mundo hay precedentes de acciones similares y muchos países están aplicando medidas de esta naturaleza.

Aunado a esto, la senadora Valdez Martínez, también secretaria de la Comisión de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia, manifestó su satisfacción por el beneficio que se brinda a las mujeres en reclusión y a sus hijos, “no nada más es por respetar y promover el binomio madre e hijo, también es para proteger a los niños del coronavirus que nos está atacando tan fuertemente”.

La interacción en un ambiente diferente al de la prisión servirá para la sana convivencia con la sociedad; la unión de la progenitora con el hijo fortalecerá los lazos que solo el núcleo familiar aporta al crecimiento del menor como individuo.

Es importante mencionar que de acuerdo con datos obtenidos de la organización Equis Justicia, hay 3 mil 18 mujeres internas en penales federales, por delitos relacionados con tráfico de estupefacientes pero que son primo delincuentes y en su mayoría fueron obligadas por sus parejas a delinquir.

El perfil de esas mujeres es que son madres embarazadas, indígenas con dependientes económicos, trabajadoras agrícolas con alguna discapacidad o adultas mayores. 

La Ley de Amnistía aprobada el lunes 20 de abril por el Senado de la República, fue enviada por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, al Congreso de la Unión en septiembre de 2019.