Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

Celebra Morena medidas de Banxico para apoyar a empresas, personas físicas y la economía nacional en el marco de la emergencia sanitaria

  • Estas medidas sin precedentes proveerán de liquidez al sistema financiero mexicano con $750,000 millones de pesos para poder extender créditos al sector productivo, particularmente a las micro, pequeñas y medianas empresas.
  • A su vez, estos créditos les permitirán a las PyMES contar con el capital de trabajo necesario para mitigar el impacto económico ocasionado por esta pandemia y estar en posibilidades de afrontar sus pagos, evitar quiebras y preservar el empleo.

El Grupo Parlamentario de Morena en el Senado de la República celebra y respalda las medidas del Banco de México (Banxico) para apoyar a empresas y personas físicas y, con ello, beneficiar la economía del país para palear la crisis ocasionada por la pandemia COVID-19. Dichas acciones permitirán promover un comportamiento adecuado de los mercados financieros en México, así como proveerlo de liquidez para fortalecer su capacidad de otorgar créditos a empresas.

En nuestro grupo consideramos que:

Liquidez al sistema financiero mexicano

En términos generales, las medidas sin precedentes anunciadas por el Banco de México, mismas que ascienden al 3% del PIB del país, buscan que el sistema de pagos mexicano cuente con la liquidez necesaria para operar bajo la mayor normalidad posible, así como generar estabilidad financiera y evitar riesgos sistémicos ante el efecto negativo de la pandemia en el sector productivo mexicano. Particularmente, las medidas están dirigidas a tratar de paliar los efectos negativos que la crisis puede ocasionar en las micro, pequeñas, y medianas empresas.

Apoyo a las PyMES

El actual contexto económico mundial ha llevado a diferente Bancos Centrales a tomar medidas para poder brindar liquidez a sus sistemas financieros, permitiéndoles otorgar un mayor número de créditos a las empresas para evitar posibles quiebras.

En tiempos de crisis económica, como el que actualmente atraviesa el mundo, el capital de las empresas se pierde o se reduce debido a que no cuentan con ingresos suficientes. Bajo estas circunstancias, las empresas pierden la capacidad de pagar sus deudas, por lo que el riesgo de llegar a la quiebra no es solamente para estas sino para sus acreedores. Si esta llega a ser una situación generalizada, los niveles de desempleo podrían subir, generando a su vez un impacto en la capacidad de ahorro y consumo de los hogares mexicanos.

Ante la falta de liquidez o de ingresos, las empresas suelen acudir a los bancos para tratar de adquirir créditos que les permitan sobrellevar la situación de crisis. Conforme el número de empresas solicitantes de créditos aumenta, los recursos de los bancos empiezan a disminuir, sobre todo si se considera que durante los meses más intensos de las crisis difícilmente las empresas contarán con recursos suficientes para depositar sus ingresos en las cuentas bancarias.

En el caso del Banco de México, las medidas anunciadas pretenden otorgar recursos no solo a la banca comercial, sino también a la banca de desarrollo la cual podrá obtener créditos a una tasa equivalente a la interbancaria a cambio de títulos de deuda de gobierno y bursátiles, para que a su vez otorguen créditos a sus clientes a tasas mas bajas.

Flexibilización de reglas en el otorgamiento de créditos

Las medidas anunciadas por el Banco de México también pretenden cambiar las reglas de garantías colaterales. Esto quiere decir que el tipo de garantías que las empresas pueden utilizar como respaldos o garantías para obtener un crédito se flexibilizarán.

Las 10 medidas específicas son:

  1. Incremento de la liquidez durante los horarios de operación para facilitar el óptimo funcionamiento de los mercados financieros y los sistemas de pagos;
  2. Ampliación de los títulos elegibles para la Facilidad de Liquidez Adicional Ordinaria (FLAO), operaciones de coberturas cambiarias y operaciones de crédito en dólares.
  3. Ampliación de contrapartes elegibles para Facilidad de Liquidez Adicional Ordinaria (FLAO);
  4. Ventanilla de reporte de valores gubernamentales a plazo;
  5. Ventanilla de intercambio temporal de garantías;
  6. Facilidad de Reporto de Títulos Corporativos (FRTC);
  7. Provisión de recursos a instituciones bancarias para canalizar crédito a micro, pequeñas y medianas empresas y a personas físicas afectadas por la pandemia;
  8. Facilidad de financiamiento a instituciones de banca múltiple garantizada con créditos a corporativos, para el financiamiento de la micro, pequeña y mediana empresa;
  9. Permuta de valores gubernamentales;
  10. Coberturas cambiarias liquidables por diferencia en dólares de Estados Unidos con contrapartes no domiciliadas en el país para poder operar en los horarios en los que los mercados nacionales están cerrados.

    Se trata de 10 medidas importantes para apoyar a las empresas de todo el país. Esta acción, llevada a cabo por Banxico bajo su condición de autonomía constitucional, es una buena noticia para la economía mexicana y una prueba de la valía de la cooperación interinstitucional para superar un reto de la magnitud del COVID-19.