Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

Versión estenográfica de la participación del licenciado Marcelo Ebrard Casaubón, secretario de Relaciones Exteriores, durante el segundo día de los trabajos de la IV Reunión Plenaria del Grupo Parlamentario de Morena en el Senado de la República

SENADOR RICARDO MONREAL: Les pido a todos, tomen su lugar, a todos y a todas.​
Buenas tardes, canciller Marcelo Ebrard. Primero, le pedimos una disculpa, fue un día pesado hoy, pero muy fructífero y alentador para los senadores y las senadoras.​
Eso nos evitó estar puntuales a la cita con usted, pero queremos expresarle, a nombre del Senado de la República, a nombre de la mayoría, aquí están senadores del PT, senadoras del PES y de Morena, y hoy se incorporó el Verde. Así es que constituimos la mayoría legislativa, amplia.​
Y, queremos en primer lugar, expresarle nuestra felicitación y nuestro beneplácito por el T-MEC. Fue una verdadera hazaña.​
Y, quiero decirle que nos sentimos en el mundo, muy bien representados por usted, porque no sólo tiene la capacidad jurídica, la capacidad política; sino para nosotros representa quizá el pilar más importante, el pilar fundamental del Gobierno de la República que encabeza el Presidente Andrés Manuel López Obrador: nada menos que la política internacional, que se encuentra a buen recaudo y con un timón firme, por su experiencia acumulada, por su integridad y por su actitud digna en la defensa de los intereses del país.​
Así es que para nosotros es un privilegio escucharlo, que venga en esta Plenaria a conversar y a platicar sobre todos los temas, incluyendo el último de ellos, que es uno de los más complicados a los que se ha enfrentado gobierno alguno: el tema migratorio en la frontera sur.​
Le pediré a la senadora Marybel Villegas, porque el senador Vasconcelos se encuentra en viaje internacional, en Estrasburgo o en Europa, ya que forma parte del Consejo de Europa, de los senadores representantes ante aquella nación, y le pediré a Marybel pueda conducir la sesión, moderar esta reunión.​
De nueva cuenta, canciller, bienvenido y está en su casa, con sus amigos y amigas senadoras.​
Adelante.​
SENADORA FREYDA MARYBEL VILLEGAS CANCHÉ: Gracias, coordinador.​
Primero que nada, agradecerle la oportunidad, canciller, bienvenido a su casa, al Senado de la República.​
Y, la dinámica de estas reuniones plenarias que hemos estado teniendo desde el día de ayer, es la participación de usted, y después haremos una lista de las preguntas de los compañeros senadores que quieran ir participando.​
CANCILLER MARCELO EBRARD CASAUBÓN: Bueno, muchísimas gracias a todas y a todos ustedes. Muchas gracias por sus palabras, senador Moneral.​
Empezaría yo diciendo, brevemente, que estamos muy agradecidos en la Secretaría de Relaciones Exteriores por el respaldo que ustedes nos han dado este año, para llevar a cabo los objetivos, los propósitos de la política exterior de México; y que en muy numerosas ocasiones nos hemos reunido para ellos, así es que saludo a todas y a todos. Muchas gracias. Gracias por esta invitación.​
Trataré de, en breve tiempo, compartirles cuáles han sido las principales decisiones y qué sigue para este 2020, cuáles son los objetivos que tenemos. Y, por supuesto, para después dialogar con ustedes respecto a lo que ustedes deseen preguntar o comentar.​
Bueno, rápidamente. ​
El primer punto en nuestra política exterior, este año y el año que viene, está en torno a la relación con los Estados Unidos, por razones obvias. Siempre y de suyo una relación muy compleja, frecuentemente difícil.​
Diría yo que el día de ayer, que se logró ya la firma, la suscripción por parte del Ejecutivo de los Estados Unidos, del Tratado México-Estados Unidos-Canadá; y aunque en Canadá -como ustedes saben- están ya en el proceso parlamentario para conocer de este tratado y, en su caso aprobarlo, que es lo que se espera que ocurra en las próximas semanas, se cierra un periodo muy prolongado de incertidumbre para la economía mexicana, que tuvo muchos efectos que son evidentes.​
Es decir, el punto número uno a destacar de esa negociación y de lo avanzado hasta ahora, es que la incertidumbre respecto a la economía mexicana se va cerrando. Y, eso no sólo nos ayuda para la materia económica, sino también en cuanto a la vulnerabilidad relativa de México frente a nuestros socios, Estados Unidos y Canadá.​
Muy bien. Dicho lo anterior, habría que considerar que entonces se nos abre una oportunidad muy grande, que ahora nos corresponde en la Secretaría participar con otras dependencias, señaladamente la Secretaría de Economía y otras Secretarías, pero principalmente la Secretaría de Economía; para que esto que se logró, se acordó, se avanzó, se traduzca en oportunidades efectivas para nuestro país.​
Es decir, el Tratado por sí mismo cierra la incertidumbre, es favorable, pero hay que hacer un esfuerzo enorme para aumentar, ¿qué cosa? Pues la utilidad que tiene este acuerdo comercial, y ya más que comercial, porque tiene otras materias muy relevantes, para nuestro país.​
Yo solamente señalaría que ahora le corresponde a la Secretaría de Economía definir la política industrial que se va a seguir, respecto a los nuevos acuerdos, por ejemplo las obligaciones en materia de acero. México va a tener que hacer crecer su plataforma siderúrgica de una manera notable, en los próximos siete años.​
Y, a pesar de que en el mundo hay una sobreproducción de acero, las nuevas disposiciones del Tratado, como ustedes saben, nos van a obligar a producir en Norteamérica, entre los tres países, más de 11 millones de toneladas anuales, porque así está pactado.​
Entonces, como ese caso en materia de política industrial, también tiene México que prepararse, y seguramente el Senado de la República tendrá un papel ahí decisivo, para las normas de implementación de este Tratado. ​
Por ejemplo los páneles, no existían, no teníamos páneles con Estados Unidos. Ahora vamos a tener páneles, tenemos que nombrar panelistas, tenemos que determinar los criterios, tenemos que establecer qué instancia del Gobierno de México se va a hacer cargo de ellos, es una muy compleja especialización la que se va a requerir, y seguramente como ustedes bien lo marcaron en su momento, se van a preparar aquí varias iniciativas y se van a deliberar o discutir varias iniciativas que tienen que ver con esto.​
Yo quisiera solamente subrayar, para terminar este tema, que ya no es sólo un acuerdo comercial. De hecho, nos va a pasar lo mismo con la Unión Europea, similar, es un acuerdo que tiene otras implicaciones respecto al mundo laboral.​
Entonces, en la negociación del Tratado de Libre Comercio, motu proprio tanto México como Estados Unidos, resolvieron no tratar el tema laboral en el texto del Tratado. México, porque tenía muchas reticencias, en ese tiempo, a las modificaciones del orden laboral interno; o, dicho de otro modo, como no se quería tener libertad sindical, pues tampoco quería que se incluyera el capítulo laboral. Entonces, México se opuso por esa razón.​
Por contra, en los Estados Unidos se opusieron a ese capítulo, porque se decía: SI te metemos un capítulo laboral, vamos a ir a una homologación legal entre México y Estados Unidos y, por lo tanto, a lo que sigue es la movilidad laboral en alguna escala, entonces no lo pongamos. Esto estoy hablando del año 92-93.​
Y ahora, bueno, pues ya tenemos una regulación laboral compartida, tenemos un instrumento para resolver las controversias y entonces entramos a otro terreno en donde vamos homologando el mundo laboral de los tres países. ​
Lo mismo va a pasar con medio ambiente. ​
Solemos ver las cosas, muchas veces, con una mentalidad fundada de defensa, pero a veces también tenemos que verlas desde otra perspectiva, que es qué posibilidad nos da de promover nuestros intereses, adicionales a las que teníamos anteriormente.​
Se abre todo este nuevo capítulo más allá de un acuerdo comercial, y luego hay que revisar también el impacto que tiene respecto al resto del mundo, porque, si bien es cierto que se establecen normas más estrictas para proteger, digamos, el comercio y la industria de los tres países respecto a otros conglomerados comerciales y financieros, también es cierto que dentro de la región de Norteamérica nosotros tenemos condiciones más favorables que en Estados Unidos y Canadá para muchas actividades.​
En síntesis, es una gran oportunidad y se cierra una incertidumbre importante que nos ponía en situación de debilidad relativa, o de mayor fragilidad relativa. ​
No escapa, desde luego, en nuestro punto de vista que este año hay un proceso electoral en Estados Unidos. ​
Desde mi punto de vista, tendremos que tener muy claro separar dos esferas: la esfera de la contienda política, en la cual México no debe participar porque no tiene nada qué ganar en una contienda política en otro país, sea cual fuere los diferentes tipos de posicionamientos políticos, separarlo de la relación bilateral; son dos cosas distintas.​
Ya vimos en un Gobierno anterior que desgraciadamente perdieron esta diferenciación y el costo fue altísimo; se invitó un candidato incluso a Palacio Nacional, y a eso me refiero. ​
Entonces, ¿nosotros qué vamos a hacer? Tener muy claro que son dos esferas distintas y no vamos a entra a la batalla de la retórica de las campañas políticas, vamos a cuidar la relación bilateral.​
Tiene su complejidad, por supuesto, porque el titular del Ejecutivo en Estados Unidos es candidato. ​
Pero sí recomendaría yo que siempre tengamos eso muy en claro, porque se nos pedirá, por diferentes tipos de motivaciones, que entremos al mundo de la retórica de la campaña, que sería un desastre para nuestro país, no lo vamos a hacer.​
Hay otros temas, evidentemente con Estados Unidos, les menciono el tema de armas, que es una muy alta prioridad para México.​
Esto ha llevado un proceso complejo intenso, llevamos ya más de seis, siete meses planteando a Estados Unidos diversos tipos de operativos. ​
Al principio no accedieron; hoy está en marcha ya el operativo que planteamos desde julio del año pasado, y el tema de las armas va a ser cada vez más, más, más importante en la relación bilateral. ​
Desde nuestro punto de vista, es una corresponsabilidad de los Estados Unidos, respecto a nuestra situación interna y a la batalla que tenemos con diferentes grupos de la delincuencia organizada.​
Las armas van a ser un tema muy importante en la mesa. ​
En cuanto a la protección de los mexicanos en Estados Unidos, la que vemos como la batalla decisiva, es el ubicar perfectamente claro que los grupos supremacistas blancos, son grupos que tienen una actividad peligrosa para ciudadanos norteamericanos y mexicanos; y esa es nuestra tarea y no hemos quitado el dedo del renglón.​
Ustedes recordarán claramente lo que ocurrió en El Paso, Texas. Hoy voy a recibir al alcalde de El Paso, Texas, y no vamos a dejar de insistir; no estoy hablando de los hechos trágicos acaecidos solamente ahí, sino de toda la doctrina de la sustitución de civilizaciones, de los manifiestos en las redes. ​
Por ejemplo, el manifiesto, bueno, le llamamos manifiesto, el documento que subió este individuo 20 minutos antes de lo de El Paso, tuvo millones de visitas antes de que lo retiraran del sitio de Internet, y plantea que, en el caso de Estados Unidos, frontera Texas y otros estados, los mexicanos estamos invadiendo Estados Unidos, dice él, y que, por lo tanto, hay que combatirnos. ​
Lo vemos como una convocatoria y, por lo tanto, estamos pidiéndole al Gobierno de los Estados Unidos que actuemos en consecuencia respecto a esos grupos y seguidores que son esencialmente supremacistas blancos radicales, agresivos y hasta violentos, como fue en el caso de esta tragedia. ​
México llevó este tema incluso a la UNESCO, incluso en la Organización de Estados Americanos ya se votó por todos, y vamos a seguir insistiendo en esos temas, simplemente para pasar una revista rápida de todos ellos.​
Diría que para Estados Unidos, el Gobierno de Estados Unidos ha tomado una serie de medidas que tienen que ver con migración, muy complejas, pero finalmente es una jurisdicción propia. Es decir, es muy difícil que México combata decisiones del Gobierno de Estados Unidos en su territorio, de acuerdo a su ley. ​
Nosotros hemos tratado de construir una coexistencia compleja y difícil, porque la tesis mexicana es diversa, es distinta; y ahí, si ustedes me permiten, toco previamente de qué estoy hablando.​
México propuso una estrategia de desarrollo para Centroamérica desde antes de que el Gobierno empezara sus funciones. ​
El Presidente López Obrador mandó una carta al Presidente Trump, después de que resultó electo como Presidente electo, proponiéndole un enfoque de desarrollo para Centroamérica, particularmente Guatemala, Honduras y El Salvador, y el sur de México.​
Con fecha a 18 de diciembre del 2018, se hizo compromiso por parte de Estados Unidos, de invertir en el sur de México 2 mil millones de dólares, y en los tres países de referencia 5 mil 800 millones de dólares.​
México, por su parte, convocó a la CEPAL, junto con Honduras, Guatemala y El Salvador, los cuatro países, para elaborar o contestar una pregunta: ¿Qué tenemos que hacer en esos tres países para que aumente el bienestar social lo más rápido posible? No dentro de 20 años.​
Entonces, la CEPAL nos presentó el documento correspondiente que se llama Plan de Desarrollo Integral. ​
La cuarta versión, o cuarto borrador, se presentó justo en el primer acto de gobierno ahora en Guatemala, del nuevo Presidente de Guatemala; nos convocaron y se entregó ahí la versión cuatro. ​
La última versión será la cinco. ¿Por qué cinco? Porque estábamos esperando a que entrara el Gobierno de Guatemala y tiene que reflejar sus prioridades.​
Esa versión que ya está prácticamente terminada, es la respuesta a la pregunta que les he compartido. ​
¿Qué se ha logrado en ese inter? Nosotros echamos a andar una inversión directa en programas sociales en Honduras, Guatemala y El Salvador, al ritmo que los propios gobiernos nos han señalado, son respaldo directo a los beneficiarios, no transferimos recursos sino los programas trabajan directamente con los beneficiarios.​
Y estimamos que vamos a tener 20 mil empleados en cada uno de esos países este año, en cada uno de ellos; con lo cual, México sería el principal aportante de empleos como Gobierno, y probablemente también comparándose con el sector privado, en esos tres países.​
Ya estamos trabajando, ahora sí, en los tres. ​
 ​
Bueno, esa perspectiva nos ha costado mucho trabajo ir moviendo paulatinamente a la Administración actual a ese tema. ​
Es más, la decisión que habían tomado era replegarse totalmente y no invertir nada; y ahora ya se están dando algunas inversiones, de acuerdo al compromiso de los 5 mil 800 millones de dólares.​
En El Salvador ya autorizó una inversión, se dio a conocer, de más de 350 millones de dólares. En el caso de México ya rebasamos mil millones de dólares comprometidos en carta de intención. Guatemala está por definir, ellos tienen que definir sus proyectos, no nosotros, y así sucesivamente. ​
Y del plan del que les hago referencia, estamos esperando la fecha para que el Secretario General de la ONU lo presente. Se considera que es el mejor plan que hay hoy a nivel global sobre ese tema. ​
¿Qué es lo que estamos haciendo en materia de migración para precisar cuál es la política que estamos siguiendo? Porque he escuchado muy diferentes versiones, confusas, por cierto.​
A ver, ¿qué es lo que se está haciendo y qué es lo que ocurrió el otro día con las caravanas? Si ustedes me permiten lo divido en dos, me voy al fondo del tema.​
Todos los días llegan personas a México por la frontera sur o aeropuertos, por ejemplo, de Brasil o de otros países y si presentan, primero, algún tipo de registro, todo lo registramos, su nombre, sus datos.​
Segundo, tiene derecho a pedir refugio, si quieren, nada más que el refugio en México, de acuerdo a la ley actual, tiene una característica: si yo pido el refugio en Chiapas, no puedo cambiarme de estado si no me lo autoriza la autoridad mexicana, en este caso la COMAR, no el INAMI, la COMAR.​
Entonces, la última caravana que llegó, les habían dicho a las personas que vinieron en esa caravana, que llegaron en varios grupos, pero cuando menos a uno de esos grupos, les habían dicho que podían pedir refugio con una hojita, una copia de una solicitud y que en ese mismo momento México se os daría para cruzar México y llegar a Estados Unidos, es lo que les habían dicho.​
Hubo conversaciones con ellos no sólo en México, en Guatemala también, porque pedimos la posibilidad de informarles cuáles son las opciones legales que tienen en México, llámese permiso temporal de trabajo, llámese refugio, en fin, las diferentes modalidades.​
Entonces, hubo un sinfín de reuniones, incluso en territorio de Guatemala, porque pedimos que nos ayudara la Procuraduría de Derechos Humanos en Guatemala y así se hizo y los primeros 2 mil 400 que llegaron no tuvimos dificultad, porque nos dijeron las personas, bueno, pues yo quiero refugio, yo quiero esto y yo quiero lo otro.​
¿Qué tienes que hacer para eso?​
Hay un procedimiento, tienes que ir a una estación migratoria porque es lo que dice la ley, no se hace en la calle, no se hace en el punto, porque hay un procedimiento que está establecido para refugio o para otras opciones. Puede ser lo más rápido posible, claro, la ley le interesa que estén en las estaciones migratorias, pero tenemos que hacer trámites.​
Entonces, los primeros 2 mil 400 que llegaron no tuvimos problema. De esos 2 mil 400 que llegaron, cuando les informó la autoridad, insisto, no el INAMI sino la COMAR, que el refugio es un procedimiento con esas características, más o menos mil dijeron no, entonces no nos interesa y nos regresamos a Honduras y ya se regresaron a Honduras, porque el engaño era mayúsculo.​
Obviamente en todo esto hay pagos, hay cobros, o sea, nada de esto sucede sin ello, pero tampoco quisiera yo decir que sólo es un negocio, es una parte real de esto, sí les cobran a muchísimos, cuando menos a la mayoría, con el ofrecimiento de ponerlos en Estados Unidos.​
Bueno, entonces ese primer grupo que llegó eso fue lo que ocurrió. Los demás ¿dónde están? Bueno, pues tienen permiso temporal de trabajo, o sea, están en México, conscientes de cuáles son las condiciones o pidieron refugio.​
Les informo a ustedes que el refugio, de un año para acá, pasó en México las solicitudes de 6 mil a más de 70 mil. Es más, estamos ayudando a COMAR, porque no tienen la infraestructura para dar tanto refugio. Pero bueno, lo están atendiendo, los estamos ayudando.​
Cuando se dice que cambiamos la política y que no queremos admitir a nadie, es una falsedad, no se compadece de los números, si los refugios crecieron 10 veces, cómo se sostiene entonces que México cambió su política y ahora es una política de que no entren, hay una falacia ahí.​
El segundo grupo que llegó a Tapachula, porque también entraron por el Ceibo, que es en otra región, se les dijo lo mismo, pero ellos dijeron vamos a pasar a como dé lugar y entonces trataron de cruzar el río, muchas piedras, utilizaron las piedras del cauce del río contra la Guardia Nacional.​
Por fortuna, la decisión que se tomó fue, digamos, limitar esa posibilidad de conflicto y esos que pasaron dicen que tenemos que dejarlos pasar porque tenemos que dejarlos pasar y que no les importa lo que la ley mexicana diga. Así.​
Oiga, pero por qué no se registra para el refugio, no, y así sucesivamente. Todo eso está grabado, filmado, certificado. ​
¿Dónde están estos que entraron por la fuerza?​
A todos los regresamos a Honduras, porque no pueden entrar en ese tenor a México, salvo que determinemos todos que ya no haya frontera y que entren…​
INTERVENCIÓN: (Inaudible).​
SECRETARIO MARCELO EBRARD CASAUBÓN: Sí, porque entraron por la fuerza.​
O sea, esas personas que entraron por la fuerza, que en están dispuestos a ninguna de las fórmulas legales, no los podemos tener en el territorio por muy diversas razones, entre otras, porque la ley así lo dice.​
Por ahí un diputado que no le gusta la ley, pues que presente una propuesta y que se cambie la ley, pero la ley hoy dice eso.​
Entonces, todos se regresaron a Honduras, porque entraron por la fuerza y entonces la decisión que tomó Gobernación, INAMI, correctamente, fue: bueno, si entraron por la fuerza, regrésense a su país, con mucho gusto los regresamos y se regresaron, la mayoría, el 90 por ciento.​
Entonces, en una síntesis, para no cansarlos y dilatarme mucho en este tema, ese tema es ¿cuál es el debate de la migración? ¿Cuál es el debate?​
México no los deja entrar, es el colmo. Eso es falso. Es más, la mayoría de las personas que vinieron con estas denominadas caravanas, cualquiera que haya sido su origen, la mayoría están en territorio mexicano legalmente hoy, o tienen refugio o tienen permiso temporal de trabajo, según nos informa COMAR y el INAMI, la mayoría.​
¿Por qué? Simplemente dijeron, yo quiero refugio, tienen derecho, COMAR así lo determinó y se les da refugio. O quiero tener un permiso de trabajo y lo tienen.​
¿A quienes se regresó de entrada y a quiénes se tiene que, en un momento dado, poner en la tesitura de respetar el territorio mexicano? ​
Pues a los que vienen de manera violenta, quién sabe inspirados por quién, y con el claro objetivo de crear un conflicto, porque eso es lo que crearon ahí.​
Entonces, sintetizo, la política mexicana es: te ofrezco refugio, empleo temporal, programas de bienestar, hasta Sembrando Vida en México, apoyo médico, todo lo que tú quieras, conforme a las normas mexicanas, que son normas que favorecen a quien solicita sobre todo refugio.​
Los requisitos mexicanos para refugio son muy generosos respecto a otros países. Pero si tú vienes a México a provocar, crear conflicto, te regreso a tu país, porque no tenemos por qué soportar, tolerar eso.​
Entonces, ese es como está la situación. Las cifras exactas se las puede dar con mucho gusto y no creo que tenga ninguna restricción eso, tanto COMAR como el INAMI, las dependencias que directamente están ahí.​
Diría yo de la Guardia Nacional que la Guardia Nacional actuó con bastante seriedad y responsabilidad y por eso no tuvimos heridos. Les voy a decir que los señores que vinieron con el grupo aquél a querer pasar el río y aventarnos piedras, les pidieron a los niños y a las mujeres que fueran al frente y lo tenemos grabado.​
Entonces, se ve otra intencionalidad ahí, otra forma de operar, pero por fortuna la Guardia Nacional actuó responsablemente y eso no ocurrió y qué bueno.​
Sucesivas caravanas, pues será el mismo trato. Además de todo lo que se les ofrece en México, les decimos, bueno, si te quieres regresar a tu país, también en tu país te ofrezco trabajo.​
Pocos países te dan esa posibilidad. A ver, cuál es tu menú, refugio, permiso temporal, o visa en alguna de sus modalidades específicas, pero si no te gusta ni una de esas, te ofrezco empleo en tu país y retorno asistid en avión o en autobús.​
La Federal ya me dijo: regrésame mi avión, ya se volvió Aero Honduras. Entonces, a lo que voy es, bueno, así quedamos y ese es el trato que tenemos.​
México, okey, ya firmamos el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, somos parte del mercado más grande del mundo todavía, Canadá está por aprobarlo, pero México tiene que diversificar su presencia, tanto económica como política Enel mundo.​
Por consiguiente, se convocó a 29 países de América Latina y El Caribe, agrupados desde el año 2010 en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe, pero que cada vez nos reuníamos menos.​
Por decirles a ustedes, el año pasado, en la Asamblea General de la ONU, que fue la reunión de China y la Unión Europea con la CELAC, hubo cuatro países y nosotros como observadores, pero cuatro países actuando en ese momento.​
Fueron a tal grado las diferencias entre los países de Latinoamérica y el Caribe, que cada vez hablamos menos, de menos cosas, y toda la comunidad de Estados se volvió pequeñita en el ámbito internacional. Entonces, México tuvo la siguiente reflexión con los compañeros de América Latina y El Caribe.​
Miren, nos la hemos pasado creando organismos que después desarmamos. Pocas regiones del mundo han hecho tantos organismos como nosotros, o sea, creamos un organismo, luego ya no nos gustó; creamos otro, luego otro, luego otro y luego desarmamos los que creamos.​
Entonces, ¿esto qué ha traído consigo? Pues ha traído consigo que se debilite el peso de la Región en el mundo, porque quién nos va a tomar en serio si no nos ponemos de acuerdo nosotros para hablar con otras regiones, llámese la Unión Europea, llámese la Unión Africana, o los países como China, la India, Japón.​
Entonces hay de dos: o echamos a andar esta comunidad en serio, o mejor ya cerrémosla, démosle cristiana sepultura y mandemos el mensaje al mundo de que como Región no, nomás no.​
Y puesta esta circunstancia así, dijeron, bueno, de acuerdo, vamos a hacerle el intento, nada más que México sea el que en este caso se haga responsable de esta convocatoria.​
Total, se hizo la convocatoria, no les cuento los pormenores porque es de igual grado de complejidad que el Tratado de Libre comercio. Entonces, tuvimos la presencia de 29 países de América Latina y el Caribe, que estuvimos muy contentos, asistió Venezuela y Colombia también, se portaron bien, todos participaron, sobre una base:​
A ver, tenemos muchos foros políticos donde manifestamos qué diferencias tenemos. Este foro pues ya no lo hagamos de eso, hagámoslo de 14 proyectos específicos.​
Uno de ellos, por ejemplo, monitorear los micro bacterianos y los virus mutantes, ahí tienen ahora lo de China, hoy en la mañana hubo una conversación de virólogos de América Latina y el Caribe sobre este tema.​
¿Qué vamos a hacer?, ¿quién puede producir vacunas?, ¿cómo se va a manejar? Se está declarando ya emergencia mundial ahorita, la OMS, la Organización Mundial de la Salud ya lo declaró. Entonces, cuando hablamos de CELAC, queremos que esté en estos temas y no en los otros que son de diferencia permanente.​
Hoy tuvimos esa reunión, el día 13; de aquí al 13 de febrero van a participar 90 especialistas de América Latina y el Caribe porque todos tenemos que prepararnos frente a lo que pueda llegar a suceder las próximas semanas respecto a esta emergencia u otras.​
Entonces, ahí estamos y está avanzando, hay 14 proyectos, estamos a la orden para compartirlos, por supuesto, y pensamos que es, el tamaño del esfuerzo que tenemos que hacer para América Latina y el Caribe, es equivalente al que hicimos con el Tratado con los Estados Unidos.​
Estamos trabajando mucho con Europa, este año terminamos la modernización del Acuerdo Comercial, como ustedes saben, que es un Acuerdo mucho más amplio, tiene que ver con muchas cosas, no sólo con el comercio, y esperamos que en el segundo semestre quede ya resuelto ese tema.​
Comentarles que México, atendiendo su tradición en favor del asilo, tomó la decisión de ofrecer asilo a Evo Morales, después, como ustedes saben, se envió un avión por él y se dijeron toneladas de papeles, de memes y de todo nos dijeron, nada más que si ahorita se puede plantear un proceso electoral en Bolivia, pacífico, es porque Evo Morales está vivo, intacto y su fuerza política va a participar en el proceso electoral. Entonces, México tuvo una razón en hacer eso; caso contrario, pues probablemente sería que hay una situación muy grave.​
Pero también debo decirles que hace unos días dimos asilo a funcionarios y diputados venezolanos que son de la oposición y de todas maneras les hemos dado asilo porque esa es la tradición mexicana, y lo mismo pasó en el Ecuador, y entonces seguiremos trabajando en esa misma línea consistentemente.​
No es cierto, no es verdad que solamente demos el asilo cuando hay empatía política, porque si así fuere en Venezuela no habríamos dado esos asilos. Entonces, lo hemos mantenido así y lo seguiremos haciendo.​
Y en Bolivia, que fue muy sonada aquella decisión, pues ahora van a tener un proceso electoral que esperamos sea exitoso, por el bien de ese país, que se respete a las diferentes fuerzas políticas, en el mes de mayo.​
También les quisiera informar que respecto a la situación que se está dando con la salida del Reino Unido de la Unión Europea, México ya firmó un convenio, un acuerdo importante, para que no se afecte la relación entre los dos países, me refiero comercial y de inversiones, y la vamos a llevar más allá a partir de las próximas semanas, ya tenemos un primer paso y van a seguir otros en esa misma dirección.​
Estamos muy atentos a lo que ocurra en Medio Oriente, ahora con la propuesta que se hizo, norteamericana, respecto a Israel y Palestina. Desde luego hay que ser cautos, hay que estudiar bien de que se trata, ver bien cuáles son las posiciones de unos y otros.​
Yo sé que aquí hay varios senadores que les gustaría mucho que se reconociera a Palestina, es algo que está dentro de nuestras valoraciones para estos próximos meses y lo estaremos compartiendo con ustedes.​
En Asia. En Asia tenemos una participación creciente, estamos por abrir negociaciones con Corea del Sur, me refiero en el libre comercio. Singapur va a tener una presencia cada vez mayor en México, vino el Primer Ministro, como ustedes saben, a ver al Presidente, se logró un acuerdo muy importante.​
Sin duda Singapur es uno de los países más avanzados en logística y finanzas del mundo y puede ser un gran socio para México en varios proyectos, por eso invitamos al Primer Ministro.​
Estarán muy atentos y participando en varios proyectos que les importan o que les hemos invitado: el Istmo de Tehuantepec, el norte en algunos puntos, lo que es el desarrollo de la Franja Norte, y desde luego los desarrollos y los proyectos de infraestructura que ha presentado el Gobierno de la República. Entonces, vamos muy bien ahí también.​
Y si ustedes me permiten, para dar lugar a sus preguntas y reflexiones: ¿qué es lo que podemos observar?, y sintetizo:​
México está recuperando su peso en el mundo y eso se debe a que tenemos una de las democracias más sólidas hoy en el mundo, no sólo en América Latina.​
Si ustedes ven lo que está ocurriendo en Europa y en otras latitudes, es una de las democracias más consolidadas hoy en el mundo, pero además es un país que tiene disciplina fiscal, que tiene una serie de condiciones favorables que otros países no tienen, que tiene otros estándares de transparencia y eso le está generando un prestigio importante en el mundo.​
Entonces, ¿cuál es la razón por la cual México está ocupando este rol?, ¿por qué vienen 29 países cuando en septiembre que nos reunimos en la ONU éramos cuatro?, ¿por qué?​
O, ¿por qué en estados Unidos también se nos ve con un respeto cada vez mayor, o por qué los europeos quieren que se termine la negociación del Acuerdo Comercial?​
Pues por eso, porque el éxito que se está teniendo en la política interior es la que sustenta el prestigio de México en el exterior, es cuando el Presidente dice “la mejor política exterior o interior”, a eso se refiere.​
No estamos haciendo una política exterior para reducir o disimular los fracasos en la política interior sino al contrario, una política exterior que se fundamenta en los éxitos de nuestra política interior, empezando por la presencia y el prestigio que tiene el Presidente de la República y los logros que ustedes, como representantes populares, han logrado, han puesto adelante, han garantizado en este año. Deben estar orgullosas y orgullosos de eso.​
Entonces, a México hoy se le ve con otra perspectiva, se le ve con respeto, sí nos escuchan, sí nos hacen caso, sí están pendientes qué pensamos, los países de América Latina y el Caribe, todos nos ven bien, han concurrido, y en Asia, igualmente nos ven con mucho interés.​
Entonces estamos en un muy buen momento para desplegar nuestra política exterior y defender los intereses de México.​
Y yo para cerrar diría que les estamos, y en lo personal muy agradecido, a ustedes, a todas y a todos, y especialmente al senador Monreal, a Mónica, muchas gracias por el apoyo que nos han dado.​
A todas y a todos muchas gracias. Y estoy a sus órdenes para sus preguntas.​