Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

Posicionamiento de la presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República, Mónica Fernández Balboa, sobre la inclusión de agregados laborales de Estados Unidos de América en la iniciativa de Ley de Implementación del T-MEC, enviada al Congreso estadounidense

Gracias. Muy buenas tardes tengan todas y todos ustedes. 

Las y los senadores de todos los grupos parlamentarios que integramos el Senado de la República, con plena responsabilidad y con visión de Estado, hicieron un trabajo exhaustivo de análisis y revisión del Protocolo Modificatorio que se añadió al Tratado entre los Estados Unidos Mexicanos, los Estados Unidos de América y Canadá. 

La actual Legislatura, desde su inicio, siguió con toda atención las negociaciones del nuevo Tratado, con lo que se avanzó y blindó la negociación y propició que no se detuviera en ningún momento.

El T-MEC fue aprobado en su primera versión por el Senado, en junio pasado, luego de un análisis exhaustivo que incluso tomó la forma de un ejercicio de Parlamento Abierto para recoger y conocer las opiniones y puntos de vista de todos los partidos y sectores.

En el análisis del Protocolo de Modificación, hubo por lo menos cinco días de Parlamento, en el que se involucraron todos los grupos parlamentarios y comisiones legislativas, directamente involucradas y responsables. En ese proceso, sostuvimos reuniones con los titulares de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón; de Economía, Graciela Márquez Colín y con el subsecretario para América del Norte, Jesús Seade Kuri; quienes estuvieron disponibles en largas jornadas de trabajo par disipar dudas e inquietudes de los senadores. 

Una vez firmado por los representantes gubernamentales de los tres países, el 11 de diciembre pasado, el documento fue recibido en el Senado y turnado para su análisis y dictaminación, a las comisiones unidas de Relaciones Exteriores, de Relaciones Exteriores América del Norte, de Puntos Constitucionales, de Economía y de Trabajo y Previsión Social; las cuales resolvieron favorablemente por unanimidad los instrumentos y presentaron su dictamen al Pleno. 

Finalmente, el T-MEC fue votado y aprobado en el Pleno del Senado, por unanimidad y su Protocolo Modificatorio con sus dos anexos, por amplísima mayoría, que incluyó a todas las fracciones parlamentarias.

Para la aplicación del propio Tratado, cada país implementa sus mecanismos internos. En los últimos días, los Estados Unidos presentaron una iniciativa de ley ante su Congreso, que causó preocupación, dado que podía implicar el establecimiento de inspectores con funciones no previstas en el Tratado, e inaceptables para México.

Reconocemos que México reaccionó de inmediato, enviando al subsecretario Seade a Washington para atender esta situación; quien mantuvo comunicación con el Senado de forma permanente.

Hoy, tanto el embajador Lighthizer como el subsecretario Seade, han informado que no habrá intromisión que vulnere en forma alguna la soberanía de nuestro país. Habrá, como se acostumbra, agregados, pero estos no serán inspectores laborales y estarán sujetos a todas las leyes mexicanas. 

El Senado de la República refrenda su responsabilidad y su compromiso con México y con los principios de cooperación internacional y defensa de la soberanía e independencia, que en ningún momento ha estado en duda. 

Los avances en las negociaciones del T-MEC entre Estados Unidos, Canadá y México; continúan sin que haya dudas en el contenido de los acuerdos. El Senado mantendrá su responsabilidad de vigilar y sancionar los acuerdos internacionales, con visión de Estado y compromiso de buscar los mayores beneficios para los mexicanos en el largo plazo.

Estaremos atentos a la ratificación del T-MEC en Estados Unidos y en Canadá, así como para las reformas necesarias en nuestro país para la implementación del mismo acuerdo.

Ese es el posicionamiento del Senado de la República.

Muchas gracias.