Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

Eduardo Ramírez Aguilar propone creación del Premio al Mérito Literario “Rosario Castellanos”

  • El galardón será entregado en septiembre de cada año para incentivar la creación literaria, reconocer a escritores y escritoras y fomentar la lectura

El senador Eduardo Ramírez Aguilar, del Grupo Parlamentario Morena, propuso un proyecto de decreto por el que se crea el Premio al Mérito Literario “Rosario Castellanos”, mismo que se entregará cada año en el marco del aniversario luctuoso de la escritora, para incentivar la creación literaria, impulsar a creadores y creadoras y fomentar la lectura.

En este sentido, la propuesta del senador por Chiapas incluye la reforma al artículo 56, para agregar la fracción VI que establece el nuevo galardón al mérito literario, y adiciona el artículo 56 Ter al Reglamento del Senado de la República, en el que se define que la persona acreedora saldrá de una terna y será electa mediante una votación en la Cámara Alta.

Ramírez Aguilar subrayó que México cuenta en el arte de la literatura con un gran reconocimiento internacional gracias a escritores, poetas, dramaturgos, cronistas y periodistas prolíficos, y por ello la nueva presea tiene el propósito de contribuir a la difusión de la vida y obra de escritores de lengua española e impulsar la creación de literatura escrita en lenguas originarias de Latinoamérica.

Señaló que en la extensa tradición literaria mexicana Rosario Castellanos formó parte, junto con figuras como Octavio Paz, Carlos Fuentes, Juan José Arreola, José Emilio Pacheco, Carlos Monsiváis, Elena Poniatowska, Juan Villoro y Jaime Sabines, del grupo de escritores del siglo XX más conocido y representativo, además de ser considerada dentro de la Generación del 50.

En este sentido, el premio, que será entregado en septiembre de cada año y que consistirá en un busto de bronce de 10 centímetros, una medalla con el Escudo Nacional y un fondo económico de 200 mil pesos, estará dirigido a escritoras y escritores con obra consolidada en idioma español o en cualquiera de las lenguas originarias de Latinoamérica, en los géneros narrativa, dramaturgia, poesía o ensayo.

La iniciativa especifica que ningún escritor o escritora podrá postularse a sí mismo, por lo que serán instituciones gubernamentales promotoras del arte y la cultura y organismos de educación vinculados a la literatura en lengua española, además de asociaciones de escritores y organizaciones promotoras de la cultura, quienes hagan llegar la propuesta a la Comisión de Cultura del Senado de la República.

Dicha comisión de la Cámara Alta,  llevará el registro de las propuestas que deberán incluir el nombre del aspirante al premio, una reseña sucinta de su obra y la sustentación por la cual debería ser elegido o elegida, únicamente admitirá candidaturas de escritores o escritoras reconocidas nacional o internacionalmente, cuya obra literaria en su totalidad o en su parte sustancial esté escrita en español o en lenguas originarias.

Y será un jurado competente y autónomo, integrado por un representante de la Universidad Nacional Autónoma de México, otro del Fondo de Cultura Económica y uno de la editorial Porrúa, uno de otra editorial y cinco escritores, críticos literarios o investigadores de prestigio, quien propondrá a la Comisión de Cultura del Senado una terna a fin de que realice el dictamen respectivo.

El dictamen que apruebe la Comisión de Cultura será inscrito a sesión de Pleno del Senado para deliberar mediante votación quién será la persona elegida para recibir el Premio al Mérito Literario “Rosario Castellanos” en ceremonia solemne que se realizará en la misma Cámara Alta en el mes de septiembre, en conmemoración del aniversario luctoso de la escritora.

Rosario Castellanos Figueroa, quien nació en la Ciudad de México el 25 de mayo de 1925 pero desde pequeña fue llevada a Comitán, Chiapas, tierra de sus padres, donde vivió toda su infancia, incursionó en la novela, el cuento, la poesía y la dramaturgia, además de la promoción cultural, la docencia, el periodismo y la diplomacia.

Eduardo Ramírez expuso que a Rosario Castellanos se le considera una escritora que se adelantó a su tiempo al hacer profundas reflexiones que colocaron a la mujer en el centro y al hacer visibles a los pueblos originarios, con sus novelas y cuentos que se hallan inscritos en la corriente denominada Realismo Crítico, sin que por ello queden excluidas otras líneas interpretativas como la de la novela indigenista o de aprendizaje.

Entre sus premios, Rosario Castellano obtuvo con Balún Canán (1957), su primera novela, el Premio Chiapas; con Ciudad Real (1960) y colección de cuentos ganó el Premio Xavier Villaurrutia, y con Oficio de tinieblas (1962) el Premio Sor Juana Inés de la Cruz.

El senador detalló que, entre otras actividades académicas, Rosario Castellanos fue directora del Instituto Chiapaneco de Ciencias y Artes de Chiapas; colaboró en el Instituto Nacional Indigenista de México; impartió clases de literatura comparada, novela contemporánea y seminario de crónica en la Universidad Nacional Autónoma de México, y dio clases en las universidades de Wisconsin y Bloomington y en la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Asimismo, destacó que, a pesar de su prematura muerte el 7 de agosto de 1974, las obras de Rosario Castellanos no han perdido vigencia y aportan matices interesantes y polémicos dentro del propio feminismo.