Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

Urgen en el Senado garantizar igualdad y justicia laboral a las mujeres

  • A pesar de los avances, millones de mujeres trabajan en un contexto marcadamente desigual: Mónica Fernández.
  • Llama Napoleón Gómez Urrutia a construir un futuro del trabajo basado en la justicia, igualdad, inclusión, seguridad y productividad.

En la inauguración del foro “Declaración del Centenario de la OIT para el Futuro del Trabajo”, legisladores, representantes del gobierno federal, organizaciones empresariales y sindicatos, coincidieron en que es el momento de crear los instrumentos necesarios para asegurar a la población empleos dignos, así como garantizar la igualdad y la justicia laboral en el país. 

La presidenta de la Mesa Directiva, Mónica Fernández Balboa, indicó que a pesar de los avances, las 22 millones de mujeres que participan en la economía y en el mercado laboral del país se realiza en un contexto marcadamente desigual, donde el cuidado de los hijos y otros dependientes, las tareas no remuneradas del hogar y los prejuicios todavía son una realidad. 

Consideró que una parte fundamental para erradicar la violencia hacia las mujeres es asegurar la igualdad y la justicia laboral.  Estos objetivos, subrayó, son imperativos para la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. 

Recordó que recientemente el Senado legisló para reconocer los derechos laborales de 2 millones de mujeres trabajadoras domésticas, además México ratificó dos de los principales convenios de la OIT: uno sobre la igualdad de remuneración entre mujeres y hombres, y otro, para eliminar cualquier forma de discriminación en el empleo. 

Mónica Fernández destacó que la celebración de este centenario representa una oportunidad para rendir un homenaje a todas las mujeres y hombres que defendieron los principios de igualdad en el ámbito laboral a nivel mundial y que han sido fundamentales para que la labor de la OIT sea una realidad.

El senador Napoleón Gómez Urrutia, presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, señaló que es indispensable que el Estado mexicano y los legisladores construyan los instrumentos necesarios para establecer un futuro del trabajo basado en la justicia, igualdad, inclusión, seguridad y productividad.

Indicó que uno de los principales retos de la actualidad es asegurar una transición justa a un futuro del trabajo que contribuya de forma directa al desarrollo integral de las personas trabajadoras, reducir la pobreza y garantizar a condiciones de crecimiento y de igualdad económica en sus actividades laborales.

En este sentido, el legislador de Morena dijo que es menester que el Estado mexicano avance de manera conjunta con la OIT para consolidar las aspiraciones de la Constitución y de dicho órgano internacional para lograr la justicia social.

Opinó que oportunidad para solventar déficits que durante muchos años afectaron a las personas trabajadoras, por lo que anunció que mediante leyes se buscará integrar a los jóvenes en el mundo laboral, crear instrumentos que posibiliten el trabajo en buenas condiciones productivas y saludables, así como garantizar los derechos humanos laborales, la libertad de asociación y sindical, y propiciar la igualdad de género.

Dijo que hay necesidad de que la OIT apoye el papel del sector privado como fuente principal del crecimiento económico y de creación de empleo, promoviendo un entorno favorable a la iniciativa empresarial, a fin de generar trabajo productivo y mejores niveles de vida para todos.

El senador Miguel Ángel Mancera Espinoza, del PRD, reconoció que este gobierno se atrevió a dar el paso de aumentar el salario mínimo, conjuntamente con la iniciativa privada, la clase trabajadora y los sindicatos.  No sucedió nada de lo negativo que se pronosticaba, “y queremos alentarlos a continuar en esa línea de incremento”, además de poner énfasis en la capacitación, el talento y la innovación hacia el futuro, subrayó.

La directora de la Oficina de la OIT para México y Cuba, Gerardina González Marroquín, señaló que la transformación del mercado del trabajo pone en riesgo los sistemas de seguridad social, por lo que es necesario pensar en la seguridad universal de las personas. 

Reconoció que México ha implementado programas de trabajo decente, lo que representa una buena respuesta para enfrentar la pobreza, exclusión y para la eliminación del trabajo forzoso. llamó a los actores del tripartismo y poderes de la República, a prepararse para concretar los acuerdos sociales para enfrentar las transformaciones del mundo del trabajo.

En su participación, el titular de la Unidad de Trabajo Digno de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Alejandro Salafranca Vázquez, señaló que la revolución digital está cambiando las relaciones laborales, las formas de producción, y la cultura empresarial y laboral. Informó que la Secretaría diseña, genera y opera una política pública progresista con sentido social, que busca afrontar estos cambios. 

Isaías González Cuevas, secretario general de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), consideró que es momento para tomar acciones mediante el diálogo social en conjunto para impulsar los principios fundamentales de la reforma laboral.

En su turno, Javier Treviño Cantú, director general de Políticas Públicas del Consejo Coordinador Empresarial, destacó el compromiso del sector privado con la puesta en marcha de la reciente reforma laboral. Exhortamos a las autoridades a fortalecer el tripartismo y a mantener un diálogo permanente y vigoroso con los trabajadores y los empleadores.

En el encuentro se realizaron mesas de análisis, donde senadoras, senadores, representantes de organizaciones empresariales y obreras abordaron temas del mundo laboral.