Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

Versión estenográfica de la entrevista que concedió el Senador Napoleón Gómez Urrutia, Presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado de la República.

PREGUNTA: (Inaudible) ​

RESPUESTA: Miren, esta iniciativa, como lo dije ayer en el pleno de la Cámara de Senadores, de reformar el artículo 48 de la Ley Federal del Trabajo, perdón, la iniciativa para reformar la Ley Federal del Trabajo y la Ley del Seguro Social, lleva el propósito obviamente de controlar y regular toda la función de las empresas outsourcing, que han venido trabajando en México durante muchos años; que han utilizado procedimientos para evadir su responsabilidad frente a los derechos de los trabajadores, en especial el reparto de utilidades y muchos más para no cumplir también su obligación social con el Seguro Social y otras instituciones y, desde luego, ha sido una fuente de evasión fiscal muy importante para el país. ​

Entonces, esta iniciativa lleva el propósito de regular, crear un centro de conciliación y regulación, y certificación de estas empresas y comenzar a cambiar las reglas en las que puedan operar.​

Queremos que los trabajadores se identifiquen y sean parte de las empresas que originalmente los contrataron y fueron contratadas, no con empresas terceras de servicios que utilizan para evadir el fisco, para no cumplir sus obligaciones. ​

La reacción obviamente ya la esperábamos de que va a haber una serie de declaraciones en contra, de que si esto pone en riesgo la firma del Tratado de Libre Comercio, que si son decisiones que no han sido consultadas con el Poder Ejecutivo y cuestiones de ese tipo.​

Para estos dos puntos que han sido creo que los centrales de estos comentarios yo diría, al contrario, la firma, la aprobación de esta reforma a la Ley Federal del Trabajo y a la Ley del Instituto Mexicano del Seguro Social nos acerca más y nos da más posibilidades de que el Tratado de Libre Comercio pueda ser ratificado.​

Porque una de las críticas más importantes que han hecho las organizaciones sindicales de Estados Unidos y Canadá, los miembros del Partido Demócrata en Estados Unidos y de otras organizaciones políticas de Canadá es que en México no hay una obligatoriedad para cumplir todos estos cambios y reformas. ​

​Y, desde luego, esto va a llevar a regular el outsourcing, va a llevar a una nueva relación laboral entre empresas y trabajadores, a respetar los derechos de los trabajadores y a que realmente todos nos conduzcamos, de aquí en adelante, por nuevas reglas de instituciones; y que los trabajadores regresen a pertenecer a la empresa que originalmente los contrató.​

A que las empresas outsourceras de manera legal, que son aquellas que tienen reconocimiento porque hacen trabajos específicos por tiempo y hora determinada, por razones de especialidades técnicas, puedan volver a la normalidad con ese outsourcing o subcontratación legal.​

El otro es ilegal, el otro se asocia con factureros, con la creación de facturas falsas, que han utilizado para evadir fiscalmente el pago de su responsabilidad, de sus ingresos que tienen que reportar. ​

Entonces, es mentira que esto nos aleje del Tratado de Libre Comercio. Por el contrario, nos acerca más a la firma del Tratado de Libre Comercio, se da un paso adelante en el cumplimiento de uno más de los cuestionamientos que habían estado haciendo las organizaciones sindicales y políticas de Estados Unidos y Canadá.​

Por el otro, este es un tema que ha sido discutido ampliamente y analizado en las diferentes instancias de gobierno. Se conoce de esta iniciativa y por supuesto lleva el propósito más noble de regular la nueva actividad sobre bases que permitan realmente que haya justicia laboral, que haya cumplimiento a las obligaciones fiscales de las empresas, que haya un registro y control de cada una, y que sean certificadas estas empresas que se dedican a estas actividades. Y no que lo hagan como ahora, de repente, de la noche a la mañana surgen cientos o miles de empresas que evaden todas estas responsabilidades.​

Entonces, creo que es un paso adelante en ese sentido.​

Y los que han estado criticando en contra, me parece que desconocen el contenido y el alcance de estas reformas o realmente pretenden ignorarlo para no salir de su estado de conformidad en el que han estado durante muchos años beneficiándose, evadiendo fiscalmente sus obligaciones y los derechos, su responsabilidad frente a los derechos de los trabajadores y hacia las instituciones de seguridad social.​

PREGUNTA: Senador, ¿entonces esta reforma tiene, digamos, el beneplácito del Presidente, de la Secretaria del Trabajo, de la Secretaria de gobernación, en fin? ¿Hay un consenso ahí?​

RESPUESTA: Están todos enterados de esta iniciativa, de esta reforma.​

​Y yo creo que también hubo una muestra clara de que fue bien recibida es que ayer que la presenté en el Senado de la República fue avalada y se sumaron a esta iniciativa la mayoría de los senadores de MORENA, casi todos, e incluso de los partidos de oposición: del PAN, de Movimiento Ciudadano, del Partido Encuentro Social y de otros partidos políticos. ​

Hay una conciencia de la necesidad de regular ese tipo de actividades. ​

PREGUNTA: Senador, ¿estaría dispuesto a recibir a los empresarios, COPARMEX y otros grupos?​

PREGUNTA: ¿Va a haber algún parlamento con ellos antes de que se dictamine el asunto?​

RESPUESTA: No se ha hablado de un parlamento todavía. Pero sí de reunirse, sí, claro.​

Cuando sean las condiciones necesarias o cuando lo soliciten. Si ellos quieren aclarar algunos puntos de vista sobre los alcances de esta reforma, con mucho gusto nos podemos reunir con ellos.​

Yo creo que también debe de haber una conciencia social y una responsabilidad social de toda la clase empresarial en México de que el país no puede avanzar sobre estas condiciones, porque, además, estarían arriesgando la estabilidad laboral del país.​

Y yo lo he dicho en una sola frase: No puede haber paz laboral si no hay justicia salarial, y creo que esto refleja claramente que tenemos que corregir y cambiar todos, y avanzar en este nuevo México moderno, de transformación.​

No se pueden aferrar ni las organizaciones empresariales, ni sindicales, ni nadie nos podemos sustraer de esta gran transformación que el país tiene. ​

Al contrario, yo los invito a que sumen ellos y todos los demás a estos cambios para beneficio de México. ​

PREGUNTA: ¿Cuántos trabajadores son aproximadamente en el outsourcing?​

RESPUESTA: Se habla de alrededor de siete y medio millones de trabajadores que están bajo estas condiciones, una cantidad enorme. Y es una práctica que ha ido creciendo todos los años. Entonces ya es momento de regularlo. ​

​Y además yo se lo he dicho a algunos empresarios con los que he conversado, la verdad es que ellos no se dan cuenta, a lo mejor su afán de mantener sus privilegios en este tipo de relaciones laborales, no se dan cuenta que los trabajadores cuando hacen estas prácticas pierden el sentido de pertenencia y de orgullo de pertenecer a una gran empresa.​

Porque no es igual decir: pertenezco a esta gran corporación, trabajo ahí, tengo la camiseta de ellos, sobre todo si los tratan bien y les pagan con justicia y dignidad; a ser de una empresa “X” que nadie conoce y que fue registrada. Y es importante para las empresas que los trabajadores se sientan identificados con sus compañías. ​

Creo que los viejos empresarios que iniciaron el desarrollo en México, en Monterrey, en Estado de México, en la Ciudad de México, en Guadalajara, en Jalisco, hacían más este tipo de filosofía, de ayudar realmente a las comunidades y por eso les permitió generar y crear muchos sindicatos blancos e independientes que eran a favor de las empresas. ​

Pero yo creo que los nuevos empresarios, muchos, no digo que todos, no puedo generalizar, ¿verdad?, se han olvidado de esos principios básicos de responsabilidad social hacia sus trabajadores, hacia su personal, hacia las comunidades donde operan, hacia el medio ambiente y ya casi ha sido como una lucha por la avaricia y la ambición de generar más y más utilidades al costo que sea. ​

PREGUNTA: Senador, ¿va a salir esta reforma antes de que concluya el Periodo Ordinario de Sesiones en diciembre?​

RESPUESTA: Esa es la intención, que pueda salir en este mismo periodo, es lo que estamos tratando de lograr. ​

Ayer se turnó ya la Comisión respectiva, la de Trabajo y Previsión Social, probablemente también la Comisión de Estudios Legislativos o alguna otra va a participar, ¿verdad?​

INTERVENCIÓN: Estudios Legislativos Segunda. ​

RESPUESTA: Es la que generalmente utilizan, la Comisión de Estudios Legislativo Segunda y ya una vez que se haya discutido y aprobado, entonces se regresa al Pleno del Senado de la República. ​

Esperamos que, claro, en este mismo periodo se apruebe y ya comenzar a trabajar a partir del año próximo, junto con toda la reforma laboral y todos los cambios que se están haciendo, ya en una nueva relación productiva laboral, empresarial, sobre otras bases, como decía, mayor responsabilidad social, mayor cumplimiento de las obligaciones de todos. ​

PREGUNTA: Incluido esto que decía de la justicia laboral y también de la conciliación, que ya también va a llegar ya la minuta de Diputados, ¿no?​

RESPUESTA: Así es, también, exactamente, porque ya fue aprobada en la Cámara de Diputados la creación de este nuevo Centro de Conciliación y Registro de Sindicatos, que es parte del proceso de la reforma laboral en el término de la justicia laboral. ​

Ahora hay un periodo de transición, las Juntas Locales y Federal de Conciliación y Arbitraje, van a desaparecer, lo van a sustituir jueces de lo laboral y desde luego e incluso para llegar hasta juicios orales más expeditos, con mayor objetividad, que una Junta donde hay influencia tripartita de otros sectores. ​

Y además yo creo que con esto podemos avanzar mucho más a que ya haya mayor respeto en estas relaciones hacia los derechos de los trabajadores y a las obligaciones también, pero ya regidas por un sistema judicial en materia laboral especializado. ​

Y entonces esto va de la mano también con este registro, porque el año próximo deben de desaparecer también y comenzar a entrar en funcionamiento los primeros tribunales de justicia. ​

Tengo entendido que el programa es que entren en 10 estados de la República el año próximo, con jueces federales y laborales, y jueces locales, 10 el siguiente año, el 21 y el resto de los estados de la República en el 2022. ​

Entonces son parte de los cambios que hay que consolidar y aquí creo que es una responsabilidad de todos. ​

Así que esperemos que se aclare cualquier dudas o comentarios en contra de estas propuestas, pero definitivamente esto nos acerca más al Tratado de Libre Comercio y esto es algo que forma parte de todo el proyecto de transformación y de justicia laboral para el país. ​

PREGUNTA: Senador, ¿considera que los outsourcing son (inaudible) económicas y sociales?​

RESPUESTA: Hay dos tipos de subcontratación, hay uno que le llaman outsourcing y otro de insourcing. ​

​El outsourcing es el de las empresas que se crean de fuera y son contratadas por una empresa mayor o central. ​

El insourcing son empresas creadas por las propias empresas grandes, administradas y creadas por ellos para hacer la misma función de pasarlos a los trabajadores a pertenecer a una empresa en lugar de a la matriz principal. ​

Entonces estas empresas obviamente no reportan utilidades, o si las reportan son mínimas, no hay derecho al reparto de utilidades. ​

PREGUNTA: Ninguna de las dos figuras. ​

RESPUESTA: Prácticamente no, hay algunos que reportan un peso, a ese grado se ha llegado. ​

Entonces es una forma de evadir esa responsabilidad ante la ley. El PTU es una obligación ante la ley del 10 por ciento, el reparto de utilidades, pero sobre los resultados reales de las empresas centrales. ​

Y por eso esta figura que han usado como insourcing o de empresas de ellos mismos, u outsourcing, empresas de fuera que se crean para este propósito son las que se tienen que ahora pasar a certificar, regular y que este centro también considere si se debe crear en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, quizá en coordinación con la Secretaría de Economía, pueda ser donde se registren, se certifiquen y que puedan operar aquellas que sí hacen un outsourcing legal, los que son necesidades reales de la producción y de la operación de las grandes empresas. ​

PREGUNTA: Senador, ¿pero tendrían un impacto en la seguridad y en las pensiones…?​

RESPUESTA: Sí, claro, pero tendrían un impacto en beneficio de los trabajadores. ​

PREGUNTA: ¿Pero con costo para el Estado…?​

RESPUESTA: No, para el patrón más bien, porque es el que no paga lo que le correspondería por tenerlos registrados y es el que tendría que pagar. ​

INTERVENCIÓN: Y el SAT va a recaudar. ​

RESPUESTA: Exacto, y le daría muchos más recursos al Seguro Social, lo capitalizaría, porque entonces sí pagaría lo que verdaderamente corresponde, que ahora ha sido disfrazado y no se paga por este sistema de outsourcing o de subcontratación que ha prevalecido y crecido en México. ​

PREGUNTA: Senador, muchas gracias. ​

RESPUESTA: Pues muchísimas gracias a ustedes y gracias por aceptar este desayuno. ​