Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

Versión estenográfica de la conferencia de prensa del senador Martí Batres Guadarrama, del Grupo Parlamentario de Morena en el Senado de la República

SENADOR MARTÍ BATRES: Muy buen día, amigas y amigos de los medios de comunicación.​
Estamos aquí con ustedes el senador José Luis Pech y un servidor, Martí Batres, para exponer una iniciativa que vamos a presentar, relacionada con el tema del salario mínimo.​
El tema del salario mínimo se ha convertido en un gran tema, porque por primera vez en 36 años, el año pasado se dio un aumento salarial significativamente por arriba del índice inflacionario y que recuperó parte del poder adquisitivo perdido a lo largo de décadas.​
La acción realizada hace un año por el Gobierno de la República y por la nueva Comisión Nacional de Salarios Mínimos, ya renovada, y en acuerdo con trabajadores y empresarios, fue fructífera e histórica y un punto de referencia para aumentar el salario no sólo mínimo, sino el salario general.​
Es interesante que algunos de los analistas importantes del país en temas económicos han resaltado la recuperación del salario y con la recuperación del salario el repunte de las ventas, el repunte del consumo y eso ha sido producto de varias entradas, de varias afluentes; una de ellas son las remesas, otros son los programas sociales de transferencias económicas masivas y el otro es el salario.​
En relación con el tema del salario, sin embargo, consideramos que todavía queda un trecho grande para recuperar el poder adquisitivo del mismo.​
El punto más alto que llegó a tener el salario mínimo en México se dio en el año de 1976. De entonces a la fecha, el salario mínimo perdió, bueno, vamos a poner un lapso de 40 años, mejor dicho, de 1976 al 2016, en un periodo de 40 años, el salario mínimo perdió más del 70 por ciento de su poder adquisitivo. Esto quiere decir que será largo el proceso para recuperar el poder adquisitivo que se tenía entonces.​
Pero hay otros referentes importantes para hacer la comparación: si el salario mínimo representa hoy en día no más del 30 por ciento de lo que representaba en 1976, lo cual quiere decir que cuando menos se debe triplicar esa cresta que tuvo en algún momento histórico, cosa que no se logra de un año a otro, sino de manera paulatina y gradual, existen otros puntos comparativos que nos hacen pensar y reflexionar sobre el enorme atraso que tiene el salario mínimo en México.​
Hace unos días, el Presidente de la República se refirió al monto del salario mínimo en países centroamericanos, muchos más pobres que México y que tienen salarios mínimos más altos que en nuestro país, pero si nos comparamos con países que tienen un desarrollo parecido a México, el contraste es aún mayor.​
Quiero poner algunos ejemplos para poder hacer una comparación: convertimos la moneda nacional de cada país en dólares, en el equivalente en dólares.​
En el caso de México, el salario mínimo mensual equivale a 159 dólares; 159 dólares al mes es el salario mínimo en México, pero en El Salvador, que es uno de los ejemplos que ponía el Presidente, es de 203 dólares, el equivalente a 203 dólares.​
Y en República Dominicana es el equivalente a 206 dólares. Pero en Brasil es el equivalente a 240 dólares al mes; en Colombia a 241; en Panamá a 265; en Argentina 273; Perú 276; Bolivia, que es mucho más pobre que México, tiene un salario mínimo que equivale a 307 dólares al mes; Paraguay 343; Honduras 383; Guatemala 387; Ecuador 394; Uruguay 408; Chile 414 y Costa Rica 530 dólares al mes, que es el salario mínimo más alto de Latinoamérica.​
México sólo está por arriba de países como Nicaragua y Haití, es decir que está casi hasta abajo siendo socio comercial de Estados Unidos y de Canadá.​
Realmente es una vergüenza el tamaño miserable que llegó a tener el salario mínimo en México y es un gran acierto que se esté buscando, por parte del Gobierno Federal, elevar el salario mínimo. Próximamente vendrá una nueva revisión.​
No obstante, a lo largo de la historia siempre hay muchos vaivenes en las políticas de gobierno. Si bien este Gobierno busca recuperar con solidez, gradualidad, productividad, el salario mínimo, otros gobiernos tuvieron como política, en años pasados, contener el salario, que no creciera, con el supuesto pretexto de atraer las inversiones extranjeras, lo cual fue muy relativo.​
Lo cierto es que es una urgencia que el salario mínimo se recupere y en esta iniciativa que presentamos, estamos planteando una modificación al artículo 90 de la Ley Federal del Trabajo, con el objeto de que quede plasmado el siguiente texto:​
“El incremento del salario mínimo vigente en el país nunca estará por debajo de la proyección inflacionaria del año que inicie, emitida por el Banco de México.​
Se trata de establecer un límite hacia abajo, es decir, el salario mínimo puede aumentar por arriba de la inflación, pero no puede estar por debajo de la inflación.​
La idea es que esto se quede en la ley para que, gobierne quien gobierne, quede protegido el salario mínimo.​
Esa es la iniciativa que estamos presentando, además de firmarla un servidor, también, por lo pronto, la están suscribiendo la maestra Ifigenia Martínez, el senador José Luis Pech, los senadores Américo Villarreal, Antares Vázquez, Ana Lilia Rivera, Guadalupe Covarrubias, María Merced González, Martha Guerrero, Nestora Salgado y también el doctor Miguel Ángel Navarro y vamos a seguir sumando adhesiones y firmas a lo largo de estos días, para la presentación en el Pleno del Senado.​
Esta es la iniciativa que estamos presentando.​
Senador José Luis Pech, adelante.​
SENADOR JOSÉ LUIS PECH VÁRGUEZ: Muy breve.​
Esta iniciativa únicamente pretende, que es una iniciativa que encabeza el licenciado Martí, es una iniciativa que pretende dejar en ley lo que hoy el Gobierno realiza, para que en el futuro así sea siempre para la gente trabajadora del país.​
De manera que es una decisión, una acción que compromete a los gobiernos futuros o esperamos que comprometa a los gobiernos futuros, para que el salario de los trabajadores no se rezague.​
Es una medida que, tal como se ha implementado hasta ahora, ha sido benéfica, porque a pesar de lo mucho que se pueda decir, este incremento que se tuvo arriba del 12 por ciento, sin embargo, no fue inflacionario, curiosamente.​
O sea, de manera tal que, y ahí estamos de acuerdo yo creo que el Gobierno y la iniciativa privada, en que es la importancia de que mejore el salario de la gente trabajadora, para que aumente la masa económica y para que aumente también la actividad económica del país.​
De manera que aquí lo que sí queremos dejar explícito y dejado en ley, es que esta ya sea una obligatoriedad futura de los otros gobiernos y que, a partir de ahora, los salarios de los trabajadores nunca se rezaguen y queden retrasados con respecto a la inflación.​
REPORTERO: ¿Se puede de otro tema?​
SENADOR MARTÍ BATRES: Si hay alguna pregunta sobre este tema, comenzamos con ella y luego seguimos con otros temas, con todo gusto.​
REPORTERO: (Inaudible, sin micrófono)​
SENADOR MARTÍ BATRES: La propia dinámica económica indica que el salario debería de ser mucho más alto. México es la quinceava economía del mundo, cómo va a ser posible que tengamos salarios tan bajos.​
México es la quinceava economía del mundo, es, junto con Brasil, la economía más fuerte de América Latina.​
Es la única economía de América Latina que está engarzada en un Tratado de Libre Comercio con el país económicamente más poderoso del mundo, que es Estados Unidos.​
Nada justifica que el salario sea tan bajo, más bien al revés, por Decreto se disminuyó el salario mínimo.​
Hemos vivido 40 años de decretazos contra el salario, porque finalmente es una Comisión Nacional de Salario Mínimo la que establece el monto del salario.​
¿Cuáles son las razones para que el salario tenga estas características? La Constitución dice algo sobre el salario mínimo, dice la Constitución, la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, dice:​
“Los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia en el orden material, social y cultural y para proveer a la educación obligatoria de los hijos”. Esto no sucede.​
Entonces, hay un ordenamiento constitucional que ha sido violado por Decreto sistemáticamente.​
Y, económicamente, es factible que crezca el salario por las razones que apunté, pero hay otra razón más, que es el margen que tiene el salario mínimo respecto de la propia economía nacional.​
El aumento, como decía el senador José Luis Pech, el aumento que se tuvo hace un año, no tuvo impacto inflacionario, lo cual nos habla del margen que tenemos.​
Hay otros indicadores importantes, hay grupos empresariales que han planteado que el salario mínimo crezca más porque a medida que haya un salario mínimo mayor, habrá, también, más capacidad de compra, más mercado interno, más consumo interno, entonces esta es una parte también importante.​
Hay una razón económica, también, que no dependamos tanto de las ventas a Estados Unidos. Nuestra economía depende en un 80 por ciento de las exportaciones que son a Estados Unidos.​
En cambio, si tuviéramos un mercado interno más fuerte no nos preocuparían tanto las vicisitudes que esté sufriendo el Tratado Comercial con Estados Unidos, pero como no hay mercado interno, entonces hay una parte muy importante de nuestra producción que se compra en el exterior.​
Entonces sí hay razones económicas para que el salario mínimo crezca en armonía, sin efecto inflacionario, sin afectar la economía, al contrario, beneficiando a la economía. Adelante Mayolo.​
REPORTERO: Gracias. El mensaje de ayer, de Trump, “estamos usando a México”, ¿qué respuesta le merece?​
Y, segundo, ¿cómo debiera responder el Senado, en el entendido de que lleva la política exterior?​
SENADOR MARTÍ BATRES: Son inadmisibles las declaraciones del presidente Trump, el presidente de los Estados Unidos.​
México es un país soberano y realiza, por decisión propia, sus políticas económicas, migratorias, de seguridad y otras.​
Y la política migratoria que hemos seguido, es de acuerdo a principios de derechos humanos, es una política migratoria muy diferente a la política migratoria de los Estados Unidos, o a la política migratoria que lleva a cabo Estados Unidos.​
Si bien tenemos una relación intensa con los Estados Unidos y queremos seguir manteniendo una relación de amistad, de colaboración y de socios comerciales, no obstante, también, nosotros vamos a mantener nuestra soberanía sobre nuestras políticas, sólo le corresponde a México decidir sus políticas migratorias.​
Lo que ha dicho el presidente Trump, no es acertado, no es cierto, no es verdad, y, por otro lado, nosotros vamos a realizar soberanamente nuestras políticas migratorias, exteriores en todas las políticas que correspondan a México.​
REPORTERO: El Senado de la República, ¿cómo debiera responder?​
SENADOR MARTÍ BATRES: En este sentido, desde mi punto de vista, el Senado de la República debe de manifestarse en este sentido con diplomacia, con amistad, pero también con firmeza.​
REPORTERO: ¿Una manifestación de repudio?​
SENADOR MARTÍ BATRES: Pues de rechazo y de discrepancia este tipo de declaraciones. Adelante mi estimado Arvizu.​
REPORTERO: (Fuera de micrófono)…​
SENADOR MARTÍ BATRES: Yo diría, en primer lugar, que este citatorio del INE al Presidente de la República es muy extraño. Llama mucho la atención que el INE, a lo largo de su historia, vio pasar frente a sí verdaderas irregularidades y no hizo nada, fraudes electorales, históricos fraudes electorales y no hizo nada.​
Y ahora que tenemos el primer Presidente de la República que respeta el voto, el INE se pone muy bravo. Sí llama la atención.​
Yo quiero refrendar, desde aquí, nuestra confianza en el Presidente de la República, como hombre honesto, que respeta la Ley y que respeta la voluntad popular.​
REPORTERO: (Fuera de micrófono)…​
SENADOR MARTÍ BATRES: Me parece bien, yo creo que hace bien el Presidente en contestar por escrito.​
REPORTERO: (Fuera de micrófono)…​
SENADOR MARTÍ BATRES: El Presidente es un hombre honesto y el Gobierno, es un Gobierno honesto.​
REPORTERA: (Fuera de micrófono)​
SENADOR MARTÍ BATRES: Hay una gran diferencia con otras experiencias y eso es lo que contrasta en la conducta del INE.​
Probablemente estén enojados en el INE por las políticas de austeridad y la pérdida de privilegios, ya ven que en varios de estos órganos autónomos no se han molestado cuando ha habido violaciones a la materia de su trabajo, pero cuando les han tocado sus privilegios, ahí han saltado.​
El senador Pech, quiere agregar.​
SENADOR JOSÉ LUIS PECH VÁRGUEZ: Como decía precisamente el licenciado Martí, yo creo que llama profundamente la atención el comportamiento del INE, y que vio pasar demasiadas cosas, pero yo lo que creo es que lo que no se vale es que precisamente ahora sí vean cosas y además lo hagan contra el Presidente de la República.​
Pero yo digo que es una mala política de ellos hacia el pueblo de México, primero, porque el pueblo de México no es tonto, el pueblo de México sabe que ellos nunca le han llamado la atención a ningún Presidente de la República.​
Y el pueblo de México sabe que, si donde se gasta muchísimo dinero en la política, en los partidos, en los sueldos, en los privilegios que tiene el INE y que finalmente ahora, al reducirse sus salarios, o pretender reducir sus salarios y afectar sus privilegios, pues evidentemente tienen una reacción que la gente también entiende.​
Yo creo que deberían ser más cautos, deberían ser, ahí sí, calladitos se ven más bonitos, y que hagan su trabajo bien. Yo creo que tienen bastante buenos salarios y deberían de estar con la gente muy agradecidos y con el pueblo de México.​
SENADOR MARTÍ BATRES: Y de todas maneras vamos a seguirle, porque esta idea de la austeridad no sólo es del Presidente de la República, es una visión global.​
Y vamos a insistir en que baje el presupuesto del INE, que se eliminen los privilegios de los consejeros del INE, que bajen los altos sueldos de los consejeros del INE y que disminuyan las prerrogativas de los partidos políticos. En eso vamos a insistir, son cambios que se tienen que dar.​
SENADOR JOSÉ LUIS PECH VÁRGUEZ: Aunque duela.​
SENADOR MARTÍ BATRES: ¿Quieres agregar algo más?​
SENADOR JOSÉ LUIS PECH VÁRGUEZ: No, está bien.​
SENADOR MARTÍ BATRES: Muchas gracias, bonito día.​
Muchas gracias, buen provecho.​