Grupo Parlamentario MORENA, LXV Legislatura

México, uno de los países con los salarios más bajos de América Latina

  • Se mantendrán las políticas de austeridad, y de reducción a los grandes salarios: Batres Guadarrama​
El salario mínimo debe recibir un aumento anual superior a la inflación, sólo de esa manera podrá compensar su bajo poder adquisitivo; destacó el senador Martí Batres Guadarrama, de Morena, al anunciar que presentará una iniciativa para reformar el artículo 90 de la Ley Federal del Trabajo.​
En conferencia de prensa, destacó que México, es uno de los tres países con los salarios mínimos más bajos en toda América Latina. Se coloca sólo por encima de Nicaragua y Haití.​
En un análisis comparativo de los países que integran el continente, al ser convertidos en su equivalencia a dólares, el salario mínimo que se paga en México es 159 dólares mensuales, cifra muy por debajo del salario más alto que es de 530 dólares y corresponde a Costa Rica.​
El legislador acusó que en los últimos 40 años esas retribuciones perdieron hasta 70 por ciento de su poder adquisitivo, debido a que los gobiernos nacionales ejercieron mucha presión para que no fueran más elevados.​
Acompañado del senador José Luis Pech, también de Morena, aseguró que la reforma legal que propone beneficiará al mercado interior y reactivará la economía, misma que en estos momentos depende en gran medida de las exportaciones, y las remesas extranjeras.​
Explicó que al mantener el salario mínimo por encima de la inflación anual, no se desencadenará un efecto inflacionario.​
Ambos senadores se refirieron al citatorio del Instituto Nacional Electoral al presidente Andrés Manuel López Obrador. Lo consideran muy extraño, sobre todo porque acusan que el INE dejó pasar muchas irregularidades y fraudes electorales durante años, sin hacer nada al respecto.​
“Es por demás extraño, sobre todo porque tenemos un Presidente que respeta el voto y la voluntad popular, por lo que desde aquí, refrendamos la confianza en nuestro Presidente”, dijo Batres Guadarrama.​
Expuso que los integrantes del INE, seguramente están molestos por el recorte a sus privilegios. Reiteró que se mantendrán las políticas de austeridad, y de reducción a los grandes salarios.​
Por su parte el senador José Luis Pech, dijo que la gente no es tonta. “Calladitos se ven más bonitos”, sentenció.​
En otro orden de ideas,  Martí Batres Guadarrama,  remarcó su respaldo a la política migratoria del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, la cual se desarrolla, dijo, con total soberanía, de manera autónoma y en absoluto respeto a los derechos humanos.​
Rechazó las expresiones hechas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en torno a esa labor del gobierno mexicano.​
Dijo que tales expresiones no tienen ningún sentido. Se pronunció por mantener la relación de amistad y respeto entre ambos gobiernos.  ​
Opinó que el Senado de la República debe manifestarse al respecto, de manera diplomática, con amistad pero a la vez con firmeza.​