Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

La senadora Margarita Valdez promueve las reparaciones carreteras para comunicar a más de tres mil indígenas de Durango

  • Exhortó a las autoridades a que atiendan la incomunicación y reparen la zona de derrumbe de la carretera Durango-Tepic en el tramo Mezquital-Huazamota
La senadora Lilia Margarita Valdez Martínez, del Grupo Parlamentario de Morena, exhortó a los Titulares de las Secretarías de Comunicaciones y Transportes y de Comunicaciones y Obras Públicas del Estado de Durango a que atienda la reparación de la Carretera Durango-Tepic en el tramo Mezquital-Huazamota.
Así como a la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas del Gobierno del Estado de Durango para enviar cuadrillas a la zona de derrumbes en dicho del tramo carretero a fin de atender la incomunicación que enfrentan más de tres mil indígenas tepehuanos del municipio de El Mezquital, Durango.
Señaló que estas personas que viven en uno de los municipios más pobres del país “se encuentran en una situación terrible”, aislados tras los derrumbes y rupturas que sufrió la carretera, con las consecuencias que ello implica para el abasto de víveres y el desarrollo de sus actividades cotidianas, como el acceso de los maestros y el desplazamiento de personas enfermas.
Los derrumbes y la ruptura de la carpeta asfáltica en ese camino se registraron el 28 de agosto y el 5 de septiembre de este año, el más grave de los mismos en el tramo de Temoaya. Valdez Martínez aseguró que los siniestros sobre el mencionado paso “son consecuencia no solo de las lluvias, sino también de la mala calidad de la obra”.
“El reclamo de los más de 30 mil tepehuanos que habitan en esas comunidades de la demarcación serrana, es que desde hace tres años en temporada de lluvia se presentan afectaciones en esa rúa a la altura de Bajada del Mezquital a Temoaya, entre Temoaya y Puente Guamúchil”, expresó.
“Desde hace año y medio o dos, que tengo la oportunidad de alzar la voz, he dicho una y otra vez que las carreteras del estado están en una situación de abandono, de olvido; las de El Mezquital lo han estado más aún”.
La senadora por el estado de Durango mencionó que hay derrumbes prácticamente en toda la carretera, el único tramo transitable es de Candelaria a Llano Grande. Y las comunidades alejadas, muchas de menos de 450 habitantes, quedan aisladas cada temporada de lluvias.
Aseguró que hace un año se generó en la carretera un deslave y un socavón que a la fecha no ha sido atendido.
“No podemos estar tentando a la naturaleza, a que año tras año se nos cae un pedazo de carretera. No pongamos en riesgo la vida de los habitantes, con un sola que perdamos por no ponerle atención al asunto, nunca nos vamos a recuperar”, aseguró.
Las localidades afectadas en este momento son: San Pedro de Xícoras, San Francisco de Ocotán, Santiago Teneraca, todas ellas con sus respectivos anexos; Santa María de Ocotán, La Guajolota, Candelaría, Llano Grande, Muruata, Huazamota, Bancos, entre otras.