Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

Migrantes, una crisis humanitaria

La migración de seres humanos es tan antigua como la aparición del hombre en el planeta. El tema nos remonta a episodios ligados con la evolución de las especies, políticos, económicos y religiosos, entre otros.

El acuerdo binacional con los Estados Unidos debe pasar de las cartas compromiso a las inversiones comprometidas que deben emplearse en proyectos destinados a realizar acciones tanto en México, como en los países desde los cuales llegan las caravanas de migrantes.

Si bien tanto la Secretaría de Relaciones Exteriores como la Secretaría de Gobernación llevan acciones relacionadas con el tema y la posición del gobierno mexicano es la de rechazar el ser “tercer país seguro”, también debemos reconocer que existe una situación por atender en el caso de los migrantes que exigen se les brinde el libre tránsito para cruzar nuestro país con rumbo a los Estados Unidos.

En las últimas semanas, la mayor parte de los migrantes que se encuentran en la estación migratoria Siglo XXI de Tapachula, Chiapas, son africanos provenientes de 13 países, e insisten en que se les otorguen los permisos para transitar por México, y en no aceptar otras propuestas de las autoridades.

El trato a los migrantes debe atender el respeto a sus derechos humanos y no debe haber por parte de los elementos de la policía federal o de cualquier ciudadano ningún viso de racismo y de discriminación.

Marcelo Ebrard Casaubón, secretario de Relaciones Exteriores, sostuvo una reunión el pasado 30 de agosto con los senadores de Morena, en la cual externó la situación con respecto al acuerdo para evitar aranceles; sabemos de la capacidad de negociación del canciller, pero puse sobre la mesa el que se refuercen las medidas de parte del cuerpo diplomático para evitar que los niños y niñas migrantes no sean separados de sus familias y “colocados, puestos” (no encuentro la palabra que describa tan brutal acción), en jaulas, lugares indignos, sin infraestructura donde se enferman tanto por las condiciones insalubres como por la tristeza y desamparo que invaden a los pequeños, como ocurrió de forma reciente en Dilley, Texas, ya que frecuentemente se han presentaron diarreas y enfermedades respiratorias en los menores por falta de atención de parte de las autoridades estadounidenses que están a cargo de su custodia.

Si bien el tema es complejo y el plazo establecido por el gobierno de Donald Trump, quien se comprometió a no subir aranceles, si México atendía la situación y ofreció 926 millones de dólares para que a través de nuestro país se atienda la crisis migratoria, esos recursos ya deben ser entregados al gobierno mexicano para pasar de la carta de buenas intenciones a los hechos, ya que el periodo de evaluación del acuerdo bilateral venció el pasado 10 de septiembre.

Es necesario que para dar seguimiento a las acciones que se desarrollan para la atención de la crisis migratoria, la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados tenga un rol relevante en la atención y seguimiento de las medidas adoptadas para ello.

Estoy segura que programas como el de Sembrando Vida que permiten brindar empleos, fomentar un sentido de pertenencia y el rescate de las comunidades, deben seguir aplicándose en otros países centroamericanos. El compartir la esperanza y el bienestar con los pueblos Centroamericanos, hacen de nuestra nación un ejemplo de solidaridad a seguir en el mundo.

Opinión por la Senadora Margarita Valdez.

Senado de la República
Senado de la República

Tus propuestas son muy valiosas para nosotros

Queremos escucharte y entender tus necesidades. Envíanos tus propuestas para que juntos trabajemos en ellas.
Enviar propuesta