Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

Senadora de Morena defiende el derecho de normalistas a unas instalaciones abiertas y dignas

  • Blanca Piña pide a las autoridades competentes resolver las demandas de estudiantes de la Escuela Normal Indígena Intercultural Bilingüe “Jacinto Canek” de Chiapas

La senadora por Morena, Blanca Estela Piña Gudiño, solicitó al presidente Municipal de Zinacantán, Chiapas; al gobernador del Estado y a la Secretaría de Educación Pública, resolver de forma inmediata las demandas de la comunidad normalistas de la Escuela Normal Indígena Intercultural Bilingüe “Jacinto Canek” y garantizar el derecho constitucional de las y los estudiantes normalistas a contar con las instalaciones educativas necesarias para recibir la educación superior Indígena Intercultural Bilingüe, ya sea en las instalaciones en Zinacantán o su reubicación a San Cristóbal de las Casas.

Asimismo, pidió que se realice una auditoría sobre los recursos destinados en 2018 y 2019, después de varios pronunciamientos de irregularidades ante el uso del presupuesto.

Pues señaló que desde hace años la Normal “Jacinto Canek” ha enfrentado un acoso permanente que ha mermado seriamente su funcionamiento. Estuvo cerrada por siete meses, desde el 27 de septiembre de 2018 hasta el día 11 de abril del año en curso, fecha en la cual, se logró su reapertura, pero sin los recursos suficientes para su funcionamiento. Las y los estudiantes han denunciado la escasa plantilla docente, ya que les asignaron 6 profesores para cubrir a 357 alumnos y alumnas. A lo anterior, se suma la falta de recursos para la operación de la escuela.

Piña Gudiño dijo que el Gobierno del Estado redujo la matrícula de nuevo ingreso pasando de 90 a 80 estudiantes, argumentando la falta de recursos, originada porque no se ha comprobado el destino de 1.5 millones de pesos que fueron destinados a la Normal, los cuales, debieron aplicarse en becas y mantenimiento de la escuela.

Los estudiantes, por su parte, afirman que el recurso nunca llegó, que su institución se encuentra “sin puertas, sin llaves, sin ventanas”, y exigen una auditoria profunda a la dirección de la Normal y al Departamento de Normales Federalizadas del Gobierno de Chiapas. La situación se agravó cuando el pasado 26 de agosto, el Ayuntamiento de Zinacantán determinó el cierre definitivo de la Escuela. Violando el derecho constitucional de recibir educación a 357 jóvenes.

La senadora subrayó que esta Escuela Normal Indígena, es una de las tres normales indígenas del país, y la única en el Estado de Chiapas. Esta, imparte dos licenciaturas, Educación Preescolar y Educación Primaria, ambas con la especialidad en educación indígena intercultural, donde se estudian nueve de las 12 lenguas que se hablan en el Estado de Chiapas.

Señaló que, a lo largo de 19 años, la escuela ha formado a jóvenes manteniendo las raíces de los pueblos originarios a través de la pedagogía crítica, reflexiva y poniendo en el centro el rescate la cultura de los pueblos originarios.

“Recientemente aprobamos la reforma al artículo 3º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que en su espíritu impulsa la atención prioritaria a escuelas normales y a instituciones de formación docente y la impartición de educación plurilingüe e intercultural en pueblos y comunidades indígenas, las y los jóvenes, no pueden quedarse sin su derecho a recibir educación. Parafraseando al presidente Andrés Manuel López Obrador “¡Normalistas si, sicarios no!”, concluyó.

Senado de la República
Senado de la República

Tus propuestas son muy valiosas para nosotros

Queremos escucharte y entender tus necesidades. Envíanos tus propuestas para que juntos trabajemos en ellas.
Enviar propuesta