Grupo Parlamentario Senado MORENA, LXIV Legislatura

José Luis Pech se pronuncia por asegurar la competitividad de los mercados fronterizos

  • Exhorta a la Secretaría de Economía para expedir un nuevo decreto que permita la continuidad del intercambio de mercancías y la capacidad adquisitiva de las y los mexicanos

El senador José Luis Pech Várguez, del Grupo Parlamentario Morena, exhorta a la Secretaría de Economía, para que expida un nuevo decreto por el que se establece el Impuesto General de Importación para la Región Fronteriza y la Franja Fronteriza Norte.

Esto, con la finalidad de asegurar la continuidad de beneficios arancelarios y sus efectos positivos en la economía nacional, favoreciendo el intercambio comercial y la competitividad de los mercados fronterizos.

Desde el año 2007, la Región Fronteriza que comprende los estados de Baja California, Baja California Sur, Oaxaca, Sonora, Tabasco, Chiapas y Quintana Roo, cuenta con beneficios arancelarios y no arancelarios, derivados de la Ley de los Impuestos Generales de Importación y de Exportación, en la que se establece la tarifa aplicable a las mercancías que entran y salen del territorio nacional.

Acompañado en esta proposición por Gustavo Madero Muñoz, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, el legislador morenista señala que esta Ley se ha ido renovando a través de decretos presidenciales, siendo la última modificación el 5 de octubre de 2017 con el Decreto por el que se establece el Impuesto General de Importación para la Región Fronteriza y la Franja Fronteriza Norte.

Este decreto contempla los conceptos de Empresa de la frontera, Franja fronteriza norte, Franja fronteriza sur colindante con Guatemala, Región fronteriza y Región parcial del Estado de Sonora.

Además, incluye aproximadamente tres mil 200 fracciones arancelarias, clasificando diversos productos, como: textiles desde la materia prima hasta prendas de vestir; productos comestibles de origen animal y vegetal. Sin tomar en cuenta los cigarros, el vino y la cerveza.

Pech Várguez indica que existen beneficios no arancelarios aplicables a las empresas que realizan sus importaciones en el marco de este decreto, mismos que no aplican a las empresas que no están ubicadas en estas zonas o no están inscritas como empresas de la frontera.

“Tener una tasa impositiva del 0% o 5% para la importación de mercancías, beneficia directamente a los consumidores locales pues gozan de precios accesibles, toda vez que, las mercancías y productos se encarecen al ser trasladados de otras regiones hacia las fronteras, además de hacer competitivos los productos y servicios ante los visitantes y turistas de los países vecinos”, asegura.

Sin embargo, el legislador informa que este mecanismo dejará de ser válido el próximo 31 de diciembre de 2019 y corre el riesgo de perjudicar el intercambio de mercancías y productos, la capacidad adquisitiva de las y los mexicanos, así como la competitividad en las seis entidades que son beneficiadas en sus actividades de comercio, restaurantes, hoteles y ciertos servicios.

Por ello, José Luis Pech considera de relevancia exhortar a la dependencia federal encargada de la materia, para que emita un nuevo mecanismo legal que asegure la continuidad de estos beneficios arancelarios y sus efectos positivos en la economía nacional y regional.

Senado de la República
Senado de la República

Tus propuestas son muy valiosas para nosotros

Queremos escucharte y entender tus necesidades. Envíanos tus propuestas para que juntos trabajemos en ellas.
Enviar propuesta